“Nunca me voy a pensionar”

por Nataly Olarte

Esta es la creencia más común que hoy prevalece entre los jóvenes, porque consideran que lograr una mesada una vez lleguen a viejos, será un objetivo muy difícil de lograr en el sistema pensional colombiano.

123 RF 123 RF

Esta creencia de “nunca me voy a pensionar” es cada vez más común entre la generación de los Millennials, quienes por una u otra razón han visto cómo sus familiares han tenido inconvenientes para lograr la pensión, mientras que también prevén reformas que buscan aumentar la edad y modificar las condiciones para el retiro.

Y aunque actualmente hay 383.788 jóvenes menores de 30 años afiliados a Colpensiones y otros 5,2 millones en fondos privados; pareciera que esta generación no tiene la información –ni la formación- sobre cómo pensionarse, ni cuáles son las condiciones o requisitos para lograrlo lo que, a futuro, se convertirá en su propio problema. Es así como lo básico sería comprender que:

El problema real

En sí, existen dos situaciones que han llevado tanto a que las personas no logren pensionarse, como que también haya una dificultad para que el sistema sea sostenible.Por un lado, como usted sabe, las personas cuando trabajan tienen que pagar por su salud y por su pensión (aportes a seguridad social), para que le puedan pagar el salario (aunque también están quienes trabajan sin hacer esa cotización o informales). Pero esto, para las empresas, puede significar también unos impuestos.

“La verdad es que el gran problema no sólo de Colombia, sino que también de América latina es poder formalizar: hacer que la vivienda y el trabajo esté dentro de un sistema, que pague impuestos y cotice, porque ahí está un gran problema y es que sólo sea un 25% que sea el que logre pensionarse”, explica Mauricio Rojas, ex parlamentario de Suecia, profesor adjunto de Historia Económica en la Universidad de Lund, Suecia.

Es así como muchas personas pasan toda su vida sin hacer esos pagos que es lo que le asegura un futuro pensional porque, si no aporta, no va a tener dinero para su vejez. En el caso colombiano, como explica Mauricio Olivera, presidente de Colpensiones, hay actualmente 21 millones de trabajadores, de los cuales sólo siete millones hacen aportes a seguridad social y de quienes se estima que solamente dos millones alcancen pensión.

FP le recomienda "¿Dónde debería cotizar pensiones un joven adulto?".

Pero por otro lado, la otra situación, es el incremento de la esperanza de vida, es decir, gracias al mejoramiento de las condiciones hoy se estima que las personas morirán después de los 77 años para 2050 y esto se convierte en un problema, como lo explica Thomas Sargent, Premio Nobel de economía 2011, a Finanzas Personales: “Los jóvenes se van a jubilar más tarde que lo que hoy lo hacen las personas. Y hay dos partes de la ecuación allí: una es la probabilidad que tienen de vivir más años, la otra, la demografía que está cambiando y va a haber menos jóvenes y más gente mayor. Y la única forma en que la gente se pueda pensionar es que haya personas jóvenes que estén trabajando y estén contribuyendo con sus recursos”.

Y el efecto es, entonces, aumentar la edad de pensión que, como explica el presidente de Asofondos (Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías), Santiago Montenegro, “si la edad de pensión está subiendo en todo el mundo, como es lo que está sucediendo, es porque la gente está viviendo cada vez más, precisamente por eso. Entonces por esa misma razón hay que cotizar para jubilarse”.

¿Qué tan cierto es?

Pero más allá de la problemática, gran parte de la responsabilidad de pensionarse recae en la persona misma y hay dos graves errores que se cometen que evitarán que alguien logre su mesada cuando llegue a viejo:

  1. La historia que se olvida: “cuando llega la persona a pedir su pensión y resulta que en su vida nunca ha revisado su insumo principal que es la historia laboral; ahí la persona descubre que, por ejemplo,que hace 30 o 40 años un empleador no le cotizó y ahora ese empleador está quebrado, esa empresa ya no existe y es ahí donde empiezan los problemas”, relata Olivera.

En sí, lo que significa esto, es que muchos de los casos que se ven hoy en día de personas que toda su vida trabajaron y que no han logrado pensionarse es porque no estuvieron pendientes de que la empresa para la que trabajaron les hiciera el aporte a su pensión (contabilidad de semanas trabajadas).

Así, según Olivera, “lo más importante es estar revisando la historia laboral, que es como una cuenta de ahorros: ¿cada cuánto la revisamos? Es así como también deberíamos revisarla”.

Lea también "¿A dónde van mis aportes a pensión?".

  1. El dejar todo para después: ¿qué quiere decir esto? Simplemente no cotizar, es decir, no hacer los aportes correspondientes a pensión y seguir en sector informal, le aumentará las probabilidades de no pensionarse.

Es por eso que es importante que, sin importar qué tipo de contrato tenga o salario, usted desde que empieza a trabajar debe hacer los aportes correspondientes así sea por semanas o con contribuciones mínimas que le ayuden a hacer crecer ese ahorro en el futuro. Entre más temprano empiece y más seguido haga esos aportes, más opciones tendrá de pensionarse.

Las opciones

Evidentemente cotizar a un sistema de pensiones es la forma más efectiva de tener asegurada una mesada pensional en el futuro. Pero lo que pocos conocen es que hay más alternativas para lograrlo.

Para eso, según el presidente de Colpensiones, “lo primero es ser consciente que vamos a llegar a viejos. Existe un ahorro adicional que es la pensión voluntaria, que es un ahorro adicional que hace la persona. Pero también para los bajos ingresos o la inestabilidad laboral existen los Beneficios Económicos Periódicos (BEP’s), entre otras alternativas para lograr ingreso digno en la vejez”. También está la posibilidad de cotizar solamente por semanas, si se trata de un empleo en el que trabaja solamente dos veces a la semana, por ejemplo, lo que le ofrece unas mejores condiciones en montos.

Ahora, “los dos grandes ahorros que hace la gente en la vida son la casa y la pensión. Y uno tercero que puede llegar a ser la educación”, señala el presidente de Asofondos. Es así como la inversión inmobiliaria puede aparecer como una forma de asegurar el futuro, mientras que la educación permite mejorar las condiciones de empleo.

No se pierda "La mala decisión que puede dañar por completo su futuro".

Incluso, también existen seguros de pensión, que le pueden asegurar una mesada de otro tipo, como explica Francisco García, asociado internacional de Cica Life en Colombia, en el que una persona desde joven empieza a hacer un ahorro y aporte para que, al llegar a una edad, reciba ese dinero y sus rendimientos: consiste en contratar una póliza de vida por una suma nominal determinada en dólares estadounidenses bajo unos parámetros básicos de asegurabilidad. Entonces, se pacta un plan de pagos y ese dinero se va acumulando, siendo invertido en bonos del Tesoro. Luego, al cumplir los 65 años se entrega ese dinero en su totalidad o en una renta vitalicia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.