Así, sus cesantías pueden salvarlo

Este dinero, del que están a cargo los empleadores o empresas para los que trabaja, es una prestación social a la que usted tiene derecho. Pero, ¿qué es lo que usted recibirá en febrero?

Así, sus cesantías pueden salvarlo Así, sus cesantías pueden salvarlo

Cuando usted tiene el beneficio de contar con un contrato laboral directo con una empresa, gozará de una serie de ventajas y, entre ellas, está la posibilidad de tener cesantías y recibir los intereses de éstas. Se trata de un dinero que se consigan en su cuenta de “cesantías” (muchas veces puede ser el mismo fondo de pensiones) y que corresponde a un salario mensual por cada año de trabajo y deben ser consignadas a más tardar el 14 de febrero.

FP le recomienda leer “El ABC sobre las cesantías”.

Pero si, por ejemplo, usted aún no cumple un año en su empresa, el cálculo deberá hacerlo de la siguiente forma:

Cesantías = (Salario mensual) x días trabajados /360

Esto lo podrá verificar en el respectivo extracto que su fondo le enviará. Ahora, si bien es un dinero suyo, es una forma de ahorro “obligatorio” que las personas tienen y que se puede usar solamente para determinados casos: vivienda, educación o desempleo. Si usted usa estos recursos con otros fines, ya estará bajo su responsabilidad; pero debe tener claro que el destino principal de este dinero es ayudarle a mejorar su calidad de vida.

"El trabajador debe recordar que las cesantías son su gran aliado para el ahorro y también su mecanismo de protección en momentos de dificultad laboral, sobre todo en la actual coyuntura que puede traer consigo alta inestabilidad en el mercado laboral.", aseguró el presidente de Asociación Colombiana de Fondos de Pensiones y Cesantías, Asofondos, Santiago Montenegro.

Incluso, según el último informe proporcionado esta asociación, en el que se analizó el uso que los más de 6 millones de trabajadores colombianos, afiliados a los fondos privados, se encontró que del total de $3,92 billones utilizados, el 35,7%, es decir $1,4 billones, se destinó como seguro de desempleo, lo que significa que dicha prestación brindó protección a trabajadores desvinculados de sus empleos.

En tanto, el uso de las cesantías orientadas al mejoramiento de vivienda pesó en un 26,5% ($1,04 billones), seguido por compra de vivienda con un 25% ($980.566 mil millones). Mientras que con el interés de financiar estudios del afiliado o su familia, se encontró que se usaron $365.360 mil millones (9,3%); mientras el 3.6% restante se destinó a otros retiros autorizados por el empleador.

Lea también “Cómo solicitar el seguro de desempleo”.

¿Cómo se solicitan?

Deberá dirigirse directamente al fondo en el cual tenga sus cesantías. Para cada situación y destino de sus cesantías, deberá hacer un proceso distinto aunque, aclaramos, podrá depender de su fondo:

  • Desempleo

Para usar las cesantías como seguro de desempleo, deberá presentar su documento de identidad original, una fotocopia y una prueba de que su contrato fue terminado (puede ser carta laboral, liquidación, comunicación de la empresa), original. Si la empresa fue liquidada, deberá presentar carta del liquidador con copia del certificado de Cámara y Comercio.

  • Vivienda

Para usar las cesantías como vivienda, deberá presentar su documento de identidad original y una fotocopia, con una carta de la empresa para la que trabaja en la que dice que el dinero será usado para comprar, mejorar o liberar bienes raíces.

  • Educación

Deberá llevar una copia del recibo de pago, certificado de estudio y, si es del ICETEX, adjuntar un estado de cuenta. En caso de que sea para un familiar, deberá adjuntar registro civil (hijos) o registro del matrimonio (cónyuge).

La tarea que usted no ha hecho

Según voceros de Porvenir, usted tiene la opción de elegir para qué quiere sus cesantías. Eso sí, tenga en cuenta que esto depende del perfil de inversión y de la expectativa de ahorro de cada persona. Es así como existen dos tipos de portafolios que permiten al afiliado distribuir sus recursos de cesantías: Corto o Largo Plazo.

Entonces, usted puede elegir uno u otro en cualquier momento, eso sí, respetando una serie de términos. Tenga en cuenta que si desea ahorrar el dinero en el  portafolio de Corto Plazo, es porque desea disponer del mismo en un período menor a 12 meses, y si elige el de Largo Plazo, es porque quiere ahorrarlo durante un año o más.

“Si su objetivo es guardar las cesantías como un seguro de desempleo o para proyectos de vivienda o de educación de mediano y largo plazo, la mejor opción es el portafolio de Largo Plazo porque busca procurar una mayor rentabilidad en un mayor horizonte de tiempo”, señalan los voceros de Porvenir.

No obstante, si desea utilizar las cesantías para realizar mejoras en su vivienda o para proyectos de educación inmediatos y necesita retirar sus cesantías en un período inferior a un año, el portafolio que más le conviene es el de Corto Plazo porque si bien puede generar menor rentabilidad, está diseñado para inversiones a corto plazo.

Lea más sobre “Cómo mejorar la rentabilidad de sus cesantías”.

Lo que sí le llegará en su nómina

Tenga en cuenta que aunque usted no pueda disponer de sus cesantías para lo que quiera, en febrero sí le serán consignados a su cuenta los intereses de las cesantías:

Intereses sobre cesantías = Cesantías x días trabajados x 0,12 / 360

Por ejemplo, si usted ya lleva un año en su trabajo, sus cesantías corresponderán a un salario, digamos, de $1’200.000. Entonces la cuenta sería:

Intereses= ((1’200.000*360*0,12)/360)

Intereses= 144.000

Así, adicional a su salario, usted recibirá $144.000 de más. En tanto, si usted aún no lleva un año, debe hacer el cálculo de sus cesantías, para luego calcular sus intereses, como le enseñamos al inicio de esta nota.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.