Esta es la historia que nunca puede permitirse olvidar

Puede que hasta ahora esté empezando realmente a vivir, pero eso no significa que no deba estar pendiente de lo que ha hecho hasta el momento o de que no deba prever su futuro.

Esta es la historia que nunca puede permitirse olvidar Esta es la historia que nunca puede permitirse olvidar

Cuando José era “joven y bello”, supo que, recién terminó su universidad a los 25 años, recuerda que su primer empleo fue en un banco que hasta ahora estaba empezando a crecer y, su título de administrador de empresas, más sus habilidades intelectuales, lo habían ayudado a ingresar allí, ocupando un cargo que parecía tener futuro.

Realizó todo el trámite y papeleo, empezó a conocer lo que era ese mundo laboral y a ganar los primeros pesos por su propia cuenta. Pero cuando llegó su primer recibo de nómina, se dio cuenta que no llegó por el valor total que le habían dicho y esto era, porque había un dinero que se destinaba para el pago de cosas como la salud o la pensión.

Entonces, empezó a comprender que todo ese mundo laboral también representaba unos costos y que tenía unas responsabilidades que asumir consigo mismo. Pero bueno, lo empezó a comprender y, con el paso del tiempo, creció profesionalmente, aprendiendo de otras situaciones como de tipos de contratos o del pago de impuestos.

El tema es que hoy, que ya tiene 50 años y está considerando qué va a hacer cuando cumpla los 62 años (edad legal para pensionarse en el régimen de prima media o Colpensiones). Entonces, se dio a la tarea de saber cuántas semanas le faltaban para pensionarse y, al acercarse a solicitar información, le dijeron que aparecía dos años en los que no trabajó, lo que significaban cerca de 104 semanas “perdidas”.

A estas alturas y, teniendo en cuenta las condiciones laborales del país, es bastante complicado saber que no aparecen registradas y puede llegar a implicar un largo trámite. Lo peor del asunto es que fue un periodo recién él empezó a trabajar y que, si se hubiera puesto las pilas revisando su historia laboral, ahora no estaría gastando dinero ni tiempo en hacer trámites, reclamos y buscar a la empresa que no le hizo el respectivo registro.

FP le recomienda “¿Por qué es importante que usted sepa cuántas semanas lleva cotizando?”.

¿Cómo saberlo?

Desde que usted empieza a trabajar, sabe que tiene que hacer unos respectivos aportes para su seguridad social que, por lo general, incluyen salud y pensión. Este es dinero que se descuenta de su salario y, dependiendo de su tipo de contrato, usted tendrá que pagar más o menos (recuerde que como independiente todo lo tiene que pagar usted).

El tema es que, para esto, usted hace unos trámites o unas afiliaciones, sea el caso, con un fondo de pensiones (régimen de ahorro individual) o con Colpensiones (régimen de prima media) y éstos recibirán mes a mes sus respectivos aportes. Entonces, usted empieza a construir un registro de esto, ya sea de forma independiente (prestación de servicios) o por parte de un empleador.

Esto le permite empezar a llevar un cálculo de semanas cotizadas y de quiénes han hecho sus respectivos aportes, información que podrá verificar en su historia laboral, a la cual usted puede acceder para verificar que estén haciendo los aportes como deben ser y que todo esté correcto.

Lea "Una estrategia para ser feliz (y tener dinero) hasta el día de su muerte".

Para verificar que ande todo en regla, debe tener en cuenta a dónde está afiliado y, dependiendo de esto, acceder a su información. Por ejemplo, en el caso de Colpensiones, las personas que antes pertenecían al Seguro Social y aquellas que escogieron este modo, pueden hacerlo con el siguiente proceso:

  1. Debe ingresar a la página principal de Colpensiones y en la parte de “secciones de interés”, encontrará un vínculo que dice “Historia laboral”, en el que deberá dar click

  1. En seguida, será llevado a otra pantalla de este estilo y encontrará un vínculo que dice “historia laboral”

  1. Allí le pedirán unos datos:

Pero si tuvo algún tipo de dificultad, también podrá dirigirse directamente a las instalaciones de Colpensiones para que le impriman e informen sobre su historia laboral.

Ahora, si usted cotiza a un fondo de pensiones, el procedimiento para ver su historia laboral es distinto y puede variar dependiendo de la entidad a la que esté afiliado. Por ejemplo, puede que éste llegue anexo con su extracto de pensiones entonces, si usted tiene sus datos actualizados como su dirección de correo o su e-mail, éste deberá llegarle directamente y así como verá cuánto tiene ahorrado en su cuenta de pensiones, al final, verá quiénes han hecho los aportes.

No se pierda "Seis movimientos básicos para ser feliz en su futuro".

Así, éstos son algunos ejemplos:

Pero si no ha sido responsable y ni siquiera sabe si le están pagando o no pensiones, al menos recuerde a qué fondo está cotizando y comuníquese con ellos para que lo puedan orientar. Hoy en día la mayoría ofrece la opción de tener esta información a través de internet, por medio de un canal transaccional, ingresando sus datos.

¿Por qué es importante?

Evítese problemas. Que su empresa no le pague ni reporte la cantidad de semanas que es o que usted no haga los aportes correspondientes, puede hacer que sea un problema a futuro para usted, ya sea porque desafortunadamente deba acceder a la pensión por invalidez, porque sus familiares no reciban pensión si usted llega a morir o por si llega a irse del país y luego regresa (o nunca regresa).

Quizás le interese "¿Dónde debería cotizar pensiones un joven adulto?".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.