Tres errores de los jóvenes que hacen hoy y que les pasará factura a futuro

Aunque las nuevas generaciones vienen con un chip tecnológico incluido, tienen una perspectiva distinta del mundo y cuentan con una percepción distinta del manejo del dinero que les permite ser más eficientes en sus cuentas, están cometiendo un grave error al no pensar en el futuro.

Tres errores de los jóvenes que hacen hoy y que les pasará factura a futuro Tres errores de los jóvenes que hacen hoy y que les pasará factura a futuro
Tanto la generación de los Millenials, que son los jóvenes entre los 20 y 34 años, como la generación Z que son quienes tienen entre 5 y 19 años; han vivido experiencias distintas, con otro tipo de comodidades tecnológicas y tienen una percepción distinta del mundo y cómo vivir en el día a día.

Incluso, varias universidades han establecido unas características particulares de estas generaciones y han establecido que tienen una noción de inmediatez muy fuerte, así como de vivir y disfrutar el presente al máximo, como lo menciona Feex, que a la vez explica que existe una mentalidad de disfrutar el dinero sin pensar en las posibilidades del mañana, a obtener una gratificación inmediata.

Pero, por supuesto, esto tiene su costo a futuro. Cuando el dinero se considera como un fin, más no como un medio para lograr objetivos, se está cometiendo el principal grave error y es por eso que el ahorro suele ser uno de los hábitos más difíciles de adquirir desde temprana edad. Así, por más estrategias que lea, que le enseñen o que se le sugieran, los jóvenes saben que hay un dinero disponible que pueden usar y que, “al siguiente mes”, lo podrán reponer.

Las consecuencias

Y es que de ese mal hábito hay una consecuencia particular que se ve gravemente afectada: la vejez. ¿Por qué? Porque no es una prioridad. Dada su forma de pensar, la vejez se ve algo tan lejano que realmente creen que no deben pensar en eso a su corta edad. Entonces, cuando llegan a los 40 años, se dan cuenta que, de haber pensado antes, no tendrían que sacrificar tanto sus ingresos para ahorrar para la pensión.

FP le recomienda leer “El problema que los Millenials enfrentarán al llegar a viejos”.

Entonces, ahí viene el segundo error: no pensar en hacer aportes ni la importancia de cotizar a pensiones. De acuerdo con Omar Rueda, Vicepresidente de Inversión de Protección, “una persona joven tiene que pensar desde ya en futuro, esto implica que apenas empiece a trabajar debe cotizar en fondo de pensiones, entre más rápido lo hagan, ellos van a poder tener tasa de reemplazo”.

Esto, porque pensar en la pensión se traduce en hacer un ahorro. Recordemos que actualmente en Colombia existen dos formas para pensionarse: ahorrando a través de una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) o a través del régimen de Prima Media, que es el administrado por el Estado, a través de Colpensiones.

Pero teniendo en cuenta la situación de un joven y las condiciones del Régimen de Prima Media, lo más adecuado es que cotice y haga su propio ahorro individual, a través de una AFP. Así, entre más temprano empiece un joven a hacer sus respectivos aportes, más tiempo y más opciones tendrá a futuro para estar más tranquilo con respecto a sus ahorros para su pensión.

Al respecto, Andrés Herrera, gerente de portafolio de Colpensiones, señala que “la cultura en Colombia no se da para que la gente se prepare desde temprana a edad a pensar su plan de pensiones. Generalmente cuando se sale a trabajar, no se piensa en vejez ni futuro sino simplemente tener trabajo y ya. Sin embargo ese ahorro, que debería empezar desde el día uno, no se planea”.

¿Y la tercera?

Una vez entendido el panorama anterior, a la cadena se le suma un tercer error importante: no cotizar en un fondo de mayor riesgo. ¿Esto qué traduce? Hace algunos años se definió una “cosa” que se llama multifondos y que, dependiendo de las condiciones de la persona, puede escoger para tener mayores ganancias en sus inversiones de pensiones.

Lea también “El ABC de los multifondos”.

Lo que sucede es que sus ahorros para la jubilación, cuando están en una AFP, se invierten en varias cosas para que le pueda generar ganancias. Entonces, entre esas opciones de inversión, existen las acciones, los títulos de deuda, entre otros activos. Pero para que no se complique la vida con esos términos, la cuestión es que existen tres fondos en los que usted puede invertir sus aportes: de mayor riesgo, de moderado y conservador.

El tema es que los jóvenes, teóricamente, deberían estar en el fondo de mayor riesgo, que significa que invierte sus aportes en acciones que se negocian en la bolsa de valores. El experto Rueda explica que si una persona, por ejemplo, empieza su vida laboral a los 22 años y se pensiona a los 62, tiene 40 años lo que le permite tomar riesgos durante toda la vida de acumulación. “Entonces, una persona joven si quiere tener tasas de reemplazo buena, la única forma de lograrlo es tratarlo de hacer durante toda esa época de acumulación y cotizando permanentemente en fondo de mayor riesgo”.

Y lo que pasa es que los otros fondos no tienen tantas ganancias como sí las genera este fondo de mayor riesgo. El error está en que apenas usted empieza a hacer aportes, si usted no pide que lo ubiquen en el fondo de mayor riesgo, será ubicado en el de riesgo moderado y eso, le implica grandes pérdidas de dinero.

“Para hablar de rentabilidad, el fondo de mayor riesgo desde su creación tiene tasas por encima del 10% y 11% anual, el fondo moderado llega a tasas del 7% o del 8% y contando 20 años, eso se trata de mucho dinero”, añade Herrera.

Claro, es un riesgo mucho mayor de pérdida, pero a la vez, también es una oportunidad mayor para ganar más. Y eso, con el paso de los años, significa que usted tendrá más plata para cuando llegue a viejo.

Quizás le interese también “De Colpensiones a un fondo privado, ¿qué tener en cuenta?”.

Tome decisiones

“Lo que pasa es que cuando a la persona le dan la opción de hacer algo, no lo hace. Cuando por defecto, usted queda en el fondo moderado, la gente se le olvida que tiene una plata ahí o como que no es lo más importante, entonces no toman la decisión de decir “venga me paso al de mayor riesgo”, comenta el experto Rueda, de Protección.

Entonces, aún está a tiempo, no se preocupe. Si usted ve en su extracto que cotiza para un fondo moderado, está cometiendo un error de ahorro, pero lo puede corregir. Lo único que tiene que hacer es dirigirse a una de las oficinas de su fondo, explicar su situación y llenar unos formularios correspondientes. No es más.

Incluso, de acuerdo con el Superintendente Financiero, Jorge Castaño Gutiérrez, recientemente “salió un artículo que dice que ya no lleve su dinero a fondo moderado, usted sigue decidiendo, pero el que no decida, la AFP decide por usted. Está efectivo desde julio de 2015, en el Plan Nacional de Desarrollo. ¿Qué es lo que está pendiente? Que tienen que informar a la persona. Esa regulación ya está”.

Así, sea inteligente con su futuro y haga esos pequeños movimientos inteligentes que, a futuro, le pueden representar una mejor calidad de vida. La pensión “se ve como si fuera un impuesto, como si fuera algo que me quitan. Pero es necesario pensar que ese tipo de cosas son las que se tienen que planear desde un comienzo. Eso y con la complementación de un ahorro voluntario, puede ser bastante importante”, concluye el experto de Colfondos, Herrera.

Lea también “¿Dónde debería cotizar pensiones un joven adulto?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.