¿Cómo hacer un plan de 5 pasos para jubilarse a los 50 años? 

Cualquier persona joven que piense en la pensión desearía disfrutar del retiro cuando todavía goce de buena salud y con buena energía. Esto aconsejan los expertos para tener el capital necesario para el retiro. 

123RF 123RF

Pocos son los jóvenes que a los 25 años están pensando en cómo obtener el dinero necesario para disfrutar del retiro laboral. Y no les falta la razón. Consideran que el sistema no responde a sus expectativas, creen que se necesita de una edad mínima para pensionarse y muchos creen que ese dinero es mejor gastarlo en viajes, en salidas a comer, en diversión, entre otros fines. Lo cierto es que la edad no viene sola y cuando llegan los 40, los 50, incluso los 60 años ahí sí es cuando comienzan a preocuparse y se preguntan ¿cómo hago ahora, de qué voy a vivir, me tocará seguir trabajando? 

Esas son dudas que llegan demasiado tarde. Y para eso hay una solución, según Jeff Rose, autor del artículo “Un planeador financiero explica cómo prepararse para retirarse a los 50 años, en 7 pasos”, publicado en el portal Business Insider. Según el experto, hay diferentes edades en las cuales las personas desean retirarse y si a la gente le preguntaran por el tema, tal vez responderían “quiero hacerlo lo más pronto posible”. Por eso, lo primero que tiene que hacer es pensar en su futuro y ponerse una meta. Vamos a hacer el siguiente plan para alguien que desea vivir de un ingreso producto de sus ahorros después de los 50 años. 

  1. Ahorre desde temprana edad 

Si usted tiene 25 años hoy, entonces debería estar ahorrando desde ya para poder tener los recursos suficientes para llegar a los 50. Hay que insistir en que Colombia tiene dos regímenes, el de prima media (RPM) administrado con recursos públicos y que maneja Colpensiones y el de Ahorro Individual Solidario (RAIS) donde el afiliado hace sus aportes y con su capital más los rendimiento de ese ahorro obtiene los recursos para su mesada pensional. 

Cabe señalar que la legislación vigente establece la edad mínima para pensionarse en 62 años para los hombres y 57 años para las mujeres. En el régimen público existe una condición de 1.300 semanas de cotización para lograr la pensión y si cumple la edad requerida. En el sistema privado manejado por las AFP (donde están Colfondos, Protección, Porvenir y Old Mutual) la condición es tener un capital superior de 110% el salario mínimo vigente (esa suma llega a $81.149.000 en 2017) o tener al menos 1.150 semanas de cotización (unos 21 años de aportes). 

Es decir, que si a los 21 años comienza a ahorrar para su pensión en el régimen privado, así gane poco, a los 43 años ya tendrá las 1.150 semanas. El resto es reunir el capital suficiente por medio de los aportes, pero también invirtiendo en productos que al menos le renten un 7%. Por ejemplo, usted empieza a ahorrar a los 30 años y necesita acumular al menos $81 millones para poder retirarse a los 50, con un retorno de efectivo anual de 7%, necesitará ahorrar cada año un promedio de $23 millones y sus ingresos mínimos mensuales deberían ser mínimo de $12 millones en promedio por esos 20 años de ahorro. 

En cambio, si empieza a ahorrar a los 21 años, al cabo de 23 años logrará tener más de $85 millones, eso sí, siempre y cuando ahorre en promedio unos $19.200.000 anuales con una rentabilidad de 7% efectiva anual. Estos son solo ejemplos para que se oriente porque sabemos que no todos pueden tener ingresos mensuales entre los $10 y $12 millones para lograr esas cifras, por eso hablamos de promedios porque en su vida laboral puede empezar con ingresos bajos, pero conforme vaya escalando, estos pueden aumentar y si hace las jugadas correctas, ese ahorro se puede cumplir aprovechando las alternativas de inversión. 

Aproveche las calculadoras de Colpensiones, Colfondos, Protección y otras plataformas que le ayudan a proyectar el monto que debe acumular para el retiro o los ingresos mensuales que debe destinar a la pensión. 

  1. Ahorre más que cualquiera 

Es común escuchar que la gente se retira ahorrando el 10% o 15% de sus ingresos mensuales. Lo recomendable, según Rose, es ponerse una meta más alta. Recuerde que en Colombia las personas que declaran renta y pagan este impuesto pueden destinar hasta el 40% de su salario para el ahorro voluntario en pensiones y así se reduce la base gravable para liquidar este tributo. Así tiene dos fuentes de fondeo para su pensión, los aportes obligatorios y el complemento del ahorro voluntario.

 

  1. No cometa el error de pensar que la meta está lejos 

A los 21 o los 25 años es común creer que le falta demasiado para protegerse con un ingreso que le permita sostenerse en el futuro. Entonces es fácil gastar el dinero en otras cosas, como la comida, el vestuario y las salidas. Según el portal preahorro.com, la mayoría de personas les gustaría jubilarse entre los 56 y los 60 años y para retirarse antes de tiempo se necesita tener más libertad financiera de la que se piensa. Por eso, hay que prepararse con antelación porque si se quiere llegar con ingresos suficientes, deberá trabajar con más tesón para llegar a esa meta durante la etapa productiva. De lo contrario, llegará más viejo y cansado, sin los suficientes ingresos y le tocará incluso trabajar más que cuando joven para poder tener la mesada pensional que le permita mantener unas condiciones de vida dignas. 

  1. Elija bien el sistema que más le conviene 

En el país los dos regímenes pensionales cohabitan y usted puede trasladarse entre ellos, según su situación particular. Para que no cometa el error del 80% de colombianos que se trasladaron mal de fondo de pensiones en 2016, se inventó el esquema de la doble asesoría. La edad máxima para cambiarse de régimen es de 46 años en el caso de las mujeres y de 51 años para los hombres, pero para tomar la decisión con base en información de su caso particular debe recibir dos asesorías. Una por parte del sistema de pensiones público y la otra, por parte del privado. Despúes, y si la edad lo permite, se puede trasladar. 

  1. Aprenda de la matemática financiera 

De acuerdo con Thomas Smale, autor de un blog en el portal Entrepreneur.com, existe la creencia que para retirarse se necesita un enorme ahorro y una fuente de ingresos que por lo menos, equipare el salario que se recibía. Según este autor, en 2012 el investigador Aon Hewitt descubrió que el empleado promedio “necesita un “guardadito” de hasta 11 veces su salario actual para poder dejar de trabajar cómodamente”.

Eso equivale a que los ingresos de la persona que quiere retirar deben ser un 85% mayor a su salario actual. El problema con estos números es que no toman en cuenta que las personas retiradas, TODAVÍA gastan. Por eso, los jóvenes que dejan de trabajar entienden que el “número mágico” no está en los ingresos, sino en la tasa de ahorro como porcentaje de su salario.  La clave está en buscar las calculadoras. No importa si alguien se gana $500.000 o sólo $50.000. Si logra ahorrar al año el 50% de los ingresos puede jubilarse en 17 años. Pero si logra acumular al año un 75% de lo que percibe (suponiendo que con el 25% logra sobrevivir) entonces se podrá pensionar en solo 7 años, dice este experto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.