La reforma que se necesita para que no se pierda la platica que guarda para un futuro

Desde el gobierno y los privados se propone modificar el esquema actual en que usted y otros colombianos están haciendo el ahorro para vivir una vejez tranquila. Le contamos algunos puntos esenciales.

Istock Istock

Cualquier persona joven, como de 20 y pico de años, tal vez esté considerando que falta muchísimo para llegar a pensionarse y que en el transcurso de su existencia habrá tantas reformas económicas que lo que gana hoy no le alcanzará para tener el dinero suficiente cuando se presente su retiro laboral.

Otros, por allá en sus 30 y pucho, tal vez hayan ahorrado un pequeño monto en su cuenta individual pero comienzan a escuchar que si se pasan hoy al régimen público podrán al menos asegurar una pensión más alta, y reciben comentarios de un amigo de un tío que le pasó, o el amigo del papá que también ‘le fue bien’ y comentarios que después lo llevan a tomar una mala decisión.

Más adelante, a los 50 ‘y algo’ es que comienzan a preguntar qué dice su extracto de pensiones y se preocupan porque lo consultan y la plata acumulada no le va a alcanzar para tener una mesada ‘decente’. A los 60 ya están muy cerca de cumplir con los requisitos de edad y de semanas cotizadas y entra en shock porque la plata no le va a alcanzar para la etapa de desacumulación.

Le tenemos: El cambio en pensiones obligatorias que busca atraer a los jóvenes

Además el sistema es complejo y cualquier persona al escuchar palabras como RPM, el RAIS, inflación y así cualquier ‘se asusta’ con el esquema y no se da por enterado de qué pasa. Y solo cuando sufre el bolsillo es que comienzan a preguntar y llevarse varias sorpresas. Eso lo sabe bien el gobierno y los fondos de pensiones que coexisten debido a que hay dos formas de pensionarse: a través de un fondo común, llamado Régimen de Prima Media (RPM, donde está Colpensiones) y el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS, donde están Protección, Porvenir, Colfondos y Old Mutual).

Por eso, el gobierno y los fondos privados están discutiendo las reformas que necesita el sistema pensional en Colombia, que fue el tema que se discutió en el Congreso de Asofondos y la Federación Internacional de Administradoras de Pensiones (FIAP). La Superintendencia Financiera planteó los puntos urgentes que debe tener la reforma, pero que primero se requiere de una Ley (tal como ocurrió en 1993 con la famosa Ley 100 que creó el régimen actual), ya que es muy difícil intervenir el que hay actualmente con decretos.

“Hay tanta rigidez en el sistema pensiones y como es tan sensible, necesitamos de una Ley para poder modificarlo, ya que es muy poco lo que podemos hacer vía decretos”, indicó Jorge Castaño, Superintendente Financiero. De acuerdo a esta entidad, hace falta modificar tres puntos principales:

#1. Tener un extracto más sencillo: las normas vigentes piden que los clientes de los fondos de pensiones tengan a la mano toda la información que, prácticamente, toca hacer un curso profundo de finanzas para pensiones para poder entenderlo. Lo que propone la SFC es tener un extracto donde la información esté completa y más clara para que el afiliado al sistema lo pueda entender sin limitantes.

Siga leyendo: ¿Cómo obtener una pensión en Colombia cuando vive en el exterior?

#2. Tener un sistema de consulta en tiempo real: hoy existe la manera de acceder a la información pero las normativas son tan rigurosas que la transmisión de información no llega en los tiempos idóneos. Se requiere de un sistema de consulta en tiempo real para que todos los intermediarios del sistema pensional puedan acceder a información completa, actualizada y entendible. También el afiliado podría entrar para saber el estado de su cuenta, pagos realizados, semanas, empleadores, etc.

#3. Fortalecer el ahorro voluntario: en algunos casos es más restrictivo que el régimen de pensiones obligatorias. No reconoce los avances que en materia de gobierno corporativo y de gestión de carteras de inversión ha tenido el sistema financiero. Restringe el acceso a cierto tipos de productos a los ahorradores de estos fondos. Genera costos adicionales en su administración.

La propuesta de los fondos privados

“Hay que dejar atrás el debate de lo público y lo privado. Aquí de lo que se trata es de pensar en un régimen pensional viable, que pueda responderles efectivamente a los trabajadores con pensiones buenas y justas, que debe ser su propósito principal”, aseguró Santiago Montenegro, presidente de Asofondos. Según Montenegro, la propuesta de Asofondos responde a los desafíos que plantean la transición demográfica que hace que haya cada vez hay menos jóvenes para pagar las pensiones de más ancianos; a la alta informalidad del trabajo -que para el caso colombiano llega al 65%-, y a los impactos que ya

está mostrando digitalización de la sociedad sobre el trabajo y la seguridad social.

“Un robot no cotiza a seguridad social, los algoritmos tampoco lo harán, por eso tenemos que pensar en el mejor sistema para garantizar una vejez digna”, según Montenegro.

La propuesta: Asofondos se ha dedicado por años al estudio del tema pensional en Colombia y gracias a ello presentó una propuesta que considera impactará positivamente la cobertura pensional, y garantizará un sistema equitativo y sostenible en el tiempo. Montenegro explicó que esta propuesta tiene los siguientes impactos:

#1. Beneficiará a trabajadores formales (será auto sostenible, y sin subsidios a pensiones altas).

#2. También contempla un complemento tipo régimen de reparto, mejor diseñado y en el que quienes hayan cotizado al menos 1.150 semanas, pero no tengan el capital suficiente, también se pensionen, como se puede hacer hoy en los fondos privados mediante el llamado Fondo de Garantía de Pensión Mínima.

#3. En adición, habrá un componente para beneficiar a aquellos trabajadores “semi-informales” y aquellos en condición de discapacidad (tipo Beps para complementar con subsidios del Estado, los aportes que ya han hecho en el pasado dichas personas).

#4. Se reforzará el pilar solidario para proteger a los más pobres con el programa Colombia Mayor cuyos recursos, según Montenegro, podrían provenir de los actuales subsidios a pensiones privilegiadas, que hoy ascienden a $41 billones y que salen del presupuesto general de la Nación.

“Vemos muchas personas que han cotizado muy poco y que hoy gozan de unas mega pensiones. Eso es injusto e intolerable en un país como Colombia”, dijo Montenegro.

FP recomienda: Así sube la mesada que reciben los pensionados en 2018

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.