Esto es lo que debería pasar para que los millennials se puedan pensionar algún día

por Katherinn Cuervo

Además de ahorrar e invertir  para tener un sustento en la vejez, hay otras cosas que se podrían hacer para que más personas reciban una mesada en su vejez. Le contamos algunas opciones.

123RF 123RF

¿Es posible que los jóvenes de hoy se alcancen a pensionar en su vejez? Seguro usted ya tiene una respuesta antes de que nosotros le demos algunas razones por las que podría creer o no en ello, y es que usted es de los que asegura que “nunca se va a pensionar”, porque cada vez aumentan más la edad, no hay buenos salarios o trabajos estables, o simplemente porque cree que el sistema es muy malo y no hay forma de alcanzar a tener unos buenos ingresos en la vejez.

Pero bueno, a pesar de que el panorama no se vea tan favorable y que muchas personas afirman que la pensión jamás la van a ver, hay estudios que muestran que los colombianos sí están ahorrando, que lo hacen por encima del promedio de latinoamericanos y que la finalidad del ahorro es la jubilación.

Estos datos son el resultado de una encuesta elaborada por BlackRock (firma que gestiona inversiones) a cerca de 1.000 personas entre 25 y 74 años, quienes son los principales tomadores de decisiones financieras en su hogar, de ellos el 50% son hombres y el 50% son mujeres.

Lea también: ¿Cómo asegurar un dinero extra con su pareja cuando lleguen a la vejez?

En esta encuesta, se encontró que frente a países como México, Chile, Brasil y en general el promedio de latinoamérica, el 76% de los colombianos se está preparando para sus pensiones con sus ahorros y de ellos, el 39% creen que van por un buen camino y el 35% aseguran que van bien.

Por otro lado, las personas que más ahorran son aquellas entre los 55 y 64 años. Y el 69% de los encuestados aseguraron que contribuyen más del aporte obligatorio para su vejez, es decir, que es posible que tengan algún tipo de inversión o que tengan ahorros en fondos voluntarios, cuentas AFC, corrientes o de ahorro.

Además, una de las razones más fuertes por la que los colombianos se preparan para la jubilación, es porque se dieron cuenta de que la pensión estatal no va a ser suficiente, por eso el 45% afirmó ahorrar su efectivo, el 28% tener un plan de pensiones privado y el 24% obtener ingresos de la inversión en finca raíz.

Las personas que dicen no prepararse para tener un ingreso fijo en su vejez se excusan en obstáculos para lograrlo como que tienen otras prioridades financieras más inmediatas, que no disponen de los suficientes ingresos para ahorrar, que viven del día a día o que no tienen mucha idea de cómo preparar un plan para la jubilación ni qué opciones tienen.

Pero ¿Cuál es el problema?

A pesar de que hay quienes consideran que el dinero para la jubilación es importante, que es necesario pagar el aporte mensual con ese fin y que sí o sí todos debemos preparar un plan económico para la vejez, evidentemente hay un problema en el sistema que está afectando desde ya y que puede tener un gran impacto a largo plazo.

Según Asofondos, de los 5,5 millones de adultos mayores de 60 años, tan solo se logran pensionar 1,3 millones y 1,5 millones tiene acceso a Colombia mayor, mientras que el restante (2,8 millones) no cuenta ni con pensión, ni con un subsidio.

Eso sin contar que la esperanza de vida al nacer ha aumentado. Mientras que en 1900 eran los 29 años, en 2015 estaba en 74 años, hoy se estima que quienes nacen en esta época llegarán a la edad de 100 a 105 años. Y el número de personas jóvenes que cotizan por cada adulto tiende a disminuir, pues en 2017 son 6,7 trabajadores por cada adulto mayor y para 2060 solo habrán dos jóvenes por cada persona en edad de pensionarse.

Le puede interesar: ¿Cómo sacar el certificado de afiliación a pensiones?

Aunque parece que el problema apenas está empezando, la crisis podría ser peor, ya que, la pequeña población que se está pensionando lo está logrando tan solo con la pensión mínima de garantía y quienes ahorraron por un buen tiempo que no alcanzaron los requisitos están accediendo a la devolución de saldos.

Diego Mora, Country Manager de Black Rock asegura que las personas que ahorran no alcanzan lo suficiente para la pensión, porque están guardando el dinero para apenas siete años cuando el requisito es de 25 años.

De otro lado, para Asofondos, en el régimen de ahorro individual cerca del 70% de las personas piden la devolución de saldos y el otro 30% se pensiona por el sistema de pensión de garantía mínima, mientras que en el régimen de prima media tan solo el 10% se logra pensionar y el 90% piden devolución de saldos, a lo que se le llama la indemnización sustitutiva.

Es más, en el régimen de prima media existe inequidad en este aspecto, ya que quienes hacen parte de ese 10% que se pensionan, son las personas de mayores ingresos del país. Ahí se incluyen aquellos que reciben hasta 25 SMMLV con subsidios de $ 1.000 millones, mientras que quienes tienen ingresos de 1 SMMLV  reciben $140 millones.

¿Qué se puede hacer?

Por las  razones que ya le expusimos y por la inequidad que tiene el sistema es que varios sectores han manifestado la necesidad de hacer una reforma pensional que beneficie a los personas que en unos años se van a pensionar, aquellos jóvenes que hasta ahora están comenzando a cotizar.

Jorge Llanos, director de estudios económicos de Asofondos, considera que la forma de mejorar el sistema y que los jóvenes logren obtener una pensión es “aprovechando mejor los recursos que ya existen” por eso plantea en 12 puntos que se necesitarían para lograrlo:

  1. Debe haber un solo pilar contributivo, que se complementen los regímenes y que se eliminen los regímenes especiales.
  2. El pilar contributivo debe ser financieramente autosostenible, que no demanden recursos del Presupuesto General de la Nación, es decir, que el monto de cotización de las personas debe ser el de que recibirá de mesada, así el gobierno no tendrá que conseguir un dinero extra para completar los subsidios.
  3. Las pensiones, salvo las de salario mínimo, deben ser proporcionales a las cotizaciones realizadas, eliminando subsidios a personas con altos ingresos.
  4. El sistema, por lo tanto, debe ser de cuentas individuales y de contribución definida. El beneficio definido debe ser exclusivamente para los de más bajos ingresos. Un ejemplo de dichos beneficios es el programa Colombia mayor y BEPS.
  5. En países con altas tasas de ahorro, se recomienda cuentas individuales nacionales, (estas son cuentas ficticias virtuales administradas por el gobierno) como en Suecia o China (Peter Diamond). En países con bajas tasas de ahorro, como Colombia, las cuentas individuales deben ser fondeadas, es decir, administradas por alguna entidad.
  6. Un complemento de reparto para otorgar las pensiones mínimas es necesario. Hoy contamos con ese complemento, se denomina Fondo de Garantía de Pensión Mínima.
  7. Es necesario perfeccionar los BEPS, velar porque estos funcionen y sean para las personas más vulnerables.
  8. Debe haber un pilar solidario (pensiones no contributivas) para los más pobres: Colombia Mayor es una excelente base. En la actualidad, las personas que ganan entre 4 y 2 5SMMLV deben aportar al fondo de solidaridad y al fondo de solidaridad adicional.
  9. Se debe estimular el pilar voluntario para quien quiera mejorar su futura pensión. Que las personas ahorren en cuentas voluntarias, por ejemplo el fondo de pensiones voluntarias.
  10. Toda reforma pensional debe respetar los derechos adquiridos de los pensionados y las expectativas legítimas de quienes estén próximos a jubilarse.
  11. Colombia debe hacer un esfuerzo muy grande por reducir la informalidad laboral: una reforma laboral ayuda mucho a mejorar el sistema pensional. Ya que, son muchas las personas que no hacen ningún tipo de aporte a seguridad social.
  12. Se debe contar con institucionalidad, que una sola entidad pública administre el sistema.

También puede leer: ¿Para dónde se va el dinero que aporta mensualmente a  pensiones?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.