10 pasos para una cena de negocios exitosa

Una cena de negocios no es lo mismo que una cena formal. Por lo que tiene sus propios códigos de etiqueta. FP le enseña cómo disfrutar y lograr con éxito su cometido empresarial.

Las cenas resultan muy importantes a la hora de entablar un negocio. Las cenas resultan muy importantes a la hora de entablar un negocio.
Las cenas, aunque suponen un espacio de esparcimiento, resultan muy importantes a la hora de entablar un negocio, ya que del comportamiento que se tenga en ésta, depende la comodidad del invitado y, por ende, su predisposición a dialogar y a concertar acuerdos.

Es por esto que FP recopila los diez consejos para salir bien librado de ésta:

1. Cuide sus modales: Esto debería ser obvio, pero a veces es importante recordar no masticar con la boca abierta, no se mecerse hacia atrás en la silla y no hablar con la boca llena, por más nervioso o cómodo que esté. Además se recomienda apagar o silenciar el teléfono y guardarlo, pues dejarlo sobre la mesa puede hacer sentir al interlocutor.

2. No hay afán: Cuando el mesero vaya a la mesa para tomar pedidos, muy seguramente le pedirá a las damas que hagan sus pedidos en primer lugar. Es prudente que luego deje que los demás ordenen, a menos que usted haya tomado la vocería y haciendo una recomendación, ordene para todos. Si no es así. Espere su turno.

3. Moderación:
Si no está pagando la cuenta. No pida el artículo más caro en el menú a menos que esté en un restaurante de precios moderados.

4. Amplitud: Sin embargo, si está pagando la cuenta, deje que sus colegas sepan que está bien pedir lo más caro en el menú diciendo algo como:. "El filete se ve maravilloso, creo que voy a pedirlo. ¿Alguien más desea filete? Si quieren, deberían pedirlo. He oído que es increíble aquí".

5. ¿Alcohol?: Dependiendo de los comensales, el alcohol puede ser inadecuado, adecuado o esperado. Si es inapropiado, no lo pidas. Si es apropiado, ordena una copa con la cena. Sólo una. No es una fiesta.

6. Rompa el hielo: Inicie una conversación inofensiva para que la gente entre en calor. Puede discutir el ambiente del restaurante, el tráfico para llegar al restaurante o la situación del parqueadero.

7. Coma: El propósito de la cena es participar de una comida con colegas de algún tipo. Probablemente ellos también tengan hambre. Todos se sentirán mejor y más cómodos sin el estómago vacío.

8. Al Grano: Mantén los temas en cuestión a mano si la cena es para hablar de negocios. Sin embargo no está demás que para hacerlo relajante, pregunte a sus colegas acerca de sí mismos, ya que a la gente le encanta hablar de sí mismos, y esto los abre mucho más a realizar negocios.
Los expertos recomiendan no hablar de negocios hasta el postre.

9. Discreción: Pídale al camarero que traiga la cuenta antes de que la cena finalice, en caso que sea usted quien invita. Haz esto de manera discreta.

10. Agradecimientos: Sea usted quien invite o no. Agradezca la presencia y compañía de sus colegas en la cena y concrete un próximo encuentro más formal para cerrar los negocios debatidos en la cena.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.