¿Qué es microaprendizaje y por qué está cada vez más de moda?

por BBC Mundo

El método se acopla mucho al estilo de vida del siglo XXI y, de hecho, muchos ya lo hemos experimentado. Cuenta con el entusiasta apoyo de muchos y hasta el MIT ya está creando aplicaciones para que pueda aprovechar cada segundo para aprender. Hay quienes tienen sus dudas.

123RF (Andor Bujdoso) 123RF (Andor Bujdoso)

¿Está esperando a que se descargue un video o a que le respondan un mensaje? ¿Qué tal si puede hacer algo de provecho en esos micromomentos? ¿Tal vez aprender una lengua? Pues los expertos del Laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial (CSAIL) del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, que no parecen perder nunca el tiempo, desarrollaron una serie de aplicaciones que le va presentando pequeñas tareas para que las vaya haciendo en esos segundos.

Si es de los que se asustan con este tipo de innovaciones, recuerde todas esas ocasiones en las que le sacó de casillas esa espera que le pareció una eternidad; o acuérdese de las veces ha escuchado decir o ha dicho que no tiene tiempo para aprender nuevas cosas.

En eso pensaron los investigadores, y aprovecharon esa forma de aprendizaje tan acorde con el siglo XXI que se llama microlearning o microaprendizaje: impartir educación en fragmentos pequeños, activos y frecuentes en vez de largos monólogos.

A ver... ¿cómo funciona?

Foto: ISTOCK Mientras espera... aprende.

"Imagínese que se levanta por la mañana, abre su laptop y está esperando a que se conecte su wifi", le dice a la BBC Carrie Cai, la directora del proyecto de la app de MIT a la que llamaron Waitsuite. "WaitSuite puede detectar que está esperando y le alertará que hay una palabra que podría estar aprendiendo mientras tanto".

Aquí encontrará otras formas de aprender 4 canales de youtube para aprender sobre finanzas

"Más tarde, quizás está esperando por el ascensor para bajar a almorzar, y WaitSuite le recordará que puede seguir aprendiendo lo que empezó esa mañana y continuar desarrollando esa lección". La aplicación refleja la característica de esta estrategia de aprendizaje que le ofrece al alumno pequeñas píldoras de información para que pueda ir adquiriendo poco a poco pero rápidamente habilidades y conocimientos.

En la vida cotidiana, es posible que usted lo haya experimentado, si alguna vez ha buscado instrucciones en internet para saber cómo arreglar algo en su casa o recurrió a Google para llenar uno de sus vacíos de saber.

En la educación formal, aunque no ha sido adoptado por muchos colegios, las instituciones que lo practican dicen estar logrando muy buenos resultados. En Irlanda, los pupilos de colegios en Galway se divirtieron aprendiendo matemáticas con videos cortos, mientras que los colegios de Finlandia, redujeron el tiempo de las clases a 45 minutos y después de cada una hay un recreo de 15 minutos, lo que al parecer ha aumentado la productividad de los estudiantes.

Foto: ISTOCK El término fue introducido por J. Nielsen en 1998 y es hijo de la tecnología, así como el eLearning (aprender con ayuda del computador) y la gamificación (enseñar incorporando estrategias de juego).

Volviendo a los segundos...

Mientras los colegios experimentan con minutos, la tecnología portátil se presta para aplicaciones como la de MIT y sus creadores tuvieron en cuenta, además del contenido, la discreción.

"Una de las claves de WaitSuite fue diseñar la manera de que las tarjetas mnemotécnicas y las pequeñas tareas aparecieran de manera que fueran de muy fácil acceso pero también que fueran fáciles de ignorar", explica Cai.

Si está interesado en los idiomas, lo invitamos a leer ¿Cómo mejorar su inglés sin pagar clases?

"No queremos que su aparición en pantalla le distraiga de lo que se ocupa".

Sin embargo, ¿no desconcentra ponerse a traducir una o dos palabras mientras espera a que se cargue un documento? Uno supondría que es mejor enfocarse en lo que se está haciendo en vez de distraerse con otra tarea.

"Lo que arrojó nuestro estudio fue una interesante inversión de hechos pues el grupo de gente que estaba usando WaitSuite fue capaz de continuar con lo que estaban haciendo, mientras que los que no tenían la app tendían a irse a hacer otras cosas", señala Cai.

"Eso no sorprende pues la gente tiene una cantidad de hábitos compulsivos, como abrir Facebook, jugar Candy Crush, chequear Buzzfeed, y todo tipo de cosas", agrega.

"En el futuro, sería interesante explorar la posibilidad de que aplicaciones como WaitSuite sean una forma de combatir las conductas de multitarea, creando cortas y sencillas tareas que puedas responder mientras esperas, para que no se distraiga".

El truco es que usted no tiene que hacer nada para encontrar las oportunidades de aprendizaje, ni siquiera apretar un botón.

Sabiduría fragmentada

El método, señala la investigadora, se ajusta mejor al aprendizaje de cosas que puedan dividirse en pedazos, como palabras, desde aquellas en otros lenguajes como terminología especializada como la médica o legal, o fechas históricas.

"Cosas que sean cortas, sencillas y que necesiten relativamente poco contexto". Y es precisamente por eso que hay educadores que tienen sus reservas respecto al microaprendizaje.

Señalan que reduce el significado pleno del aprendizaje. Les parece que minimiza la importancia del hecho de que al aprender con compañeros, internalizamos las estrategias que vemos que otros utilizan. Aunque no lo desestiman como una ayuda para el aprendizaje, les preocupa que depender de ese método de instrucción puede llevar a la falta de perspectiva y síntesis.

En otras palabras, si quiere saber cómo se escribe una frase en inglés, el microaprendizaje es ideal; si quiere usar esa frase correctamente, necesita de contexto: qué significa exactamente y cómo su significado puede cambiar según la situación, por ejemplo.

Si quiere conocer más sobre aprendizaje, de seguro le va a interesar Los 23 módulos gratuitos de Google para aprender competencias digitales

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.