Ingenio y creatividad, las habilidades que más podrían ganar dinero

Entre las carreras del futuro, se abren paso aquellas que están ligadas al desarrollo de tecnologías que hacen de todo lo digital un arte del entretenimiento y la interacción. ¿Vale la pena estudiar algo de esto?

Ingenio y creatividad, las habilidades que más podrían ganar dinero Ingenio y creatividad, las habilidades que más podrían ganar dinero
Todo aquello que tenga que ver con la aplicación de avances tecnológicos, actualmente, se está abriendo una oportunidad en el mundo laboral. Tanto en negocios de emprendimiento, como el surgimiento y especialización de profesiones que responden a las necesidades que surgen día a día con estas tecnologías de la información y de la comunicación conocidas como TIC’s.

De acuerdo con cifras del MinTIC’s, en tres años se espera que hayan más de 3.600 empresas desarrolladoras de software que generen más de 350 mil empleos en el campo.

Y según información de la Cámara de Comercio de Bogotá, Colombia ocupa el puesto 20 entre 141 naciones que hacen exportación de servicios creativos, siendo el cuarto mayor productor de cine en Latinoamérica y entre los 10 más grandes en exportación de videojuegos entre las economías en desarrollo, según The Global Innovation Index 2012.

“Es un sector que está creciendo gracias a las políticas de gobierno y a la creatividad de los colombianos. Vemos que continuamente se crean nuevas empresas en este sector y que ya se empiezan a ver emprendimientos exitosos. Bogotá y Medellín se destacan como productores de contenidos pero sabemos que en el resto del país hay potenciales enormes de crecimiento”, señaló Ramiro Dangond, director de Extensión de la Universidad Central de Colombia.

Lo destacado

Y en este campo hay un ámbito que, especialmente, se ha posicionado en Colombia: la animación digital, los videojuegos y las aplicaciones interactivas. “La industria de postproducción, video juegos y aplicaciones se empieza a destacar en el continente y creemos que los requerimientos de mano de obra calificada van a aumentar aún más”, añadió el académico Dangond.

Sin embargo, en Colombia las instituciones universitarias poco a poco se preparan para poder ofrecer programas académicos que puedan desarrollar las habilidades de quienes estén interesados: universidades como la Javeriana, la Central, Konrad Lorenz y otros institutos están incursionando al respecto.

Y es que quienes están interesados en este campo por lo general tienen una pasión particular por el conocimiento y funcionamiento de las tecnologías que permiten elaborar animaciones e interacciones, deben ser bastante receptivos y pragmáticos.

Según el docente Dangond, “para desarrollar aplicaciones o video juegos es necesaria una comprensión de los conceptos de lógica y matemática, pero estas competencias se desarrollan durante los procesos de aprendizaje, lo demás viene del espíritu creativo de las personas, mientras que en el sector de artes digitales lo que prima la inspiración y dedicación de las personas”.

El trabajo

Los espacios de trabajo, aunque incipientes en el país, tienen una gran perspectiva de crecimiento: los medios de comunicación, productores de contenidos, empresas de ingeniería informática y hasta compañías del sector real, saben que estos profesionales pueden dar un aporte significativo dependiendo de sus públicos o clientes.

Según datos de algunas bolsas de empleo, en Colombia el sueldo de un animador recién egresado pero con un portafolio ya desarrollado, puede empezar ganando desde $1’500.000. Conforme avanza su experiencia, grandes multinacionales pueden llegar a pagar hasta US$32.000 al año.

Mientras, los ingenieros de software pueden tener un salario inicial desde los $2’000.000 hasta de US$53.000 anuales, o los diseñadores gráficos pueden iniciar con un sueldo de $1’200.000 hasta lograr uno de cerca de US$26.000 al año (también en empresas multinacionales).

En cuanto a la posibilidad de emprendimiento en el sector, Ramiro Dangond recuerda que gracias a planes como “Vive Digital” y otras iniciativas privadas, “estamos viendo que cada vez más los jóvenes se arriesgan a hacer empresa. Un grupo de personas puede hoy en día desarrollar una aplicación móvil exitosa sin grande requerimientos de hardware y software. El problema radica en abrirles el camino para que puedan presentar sus ideas a inversionistas o en las ferias internacionales”.

“El sector del diseño en Colombia también está poco explorado por lo que vemos oportunidades de crecimiento si apoyamos a los emprendedores para que tengan las herramientas suficientes para desarrollar sus competencias y para favorecer sus planes de negocio”, añadió.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.