Cinco conductas en la entrevista que influyen para ser contratado

Una buena hoja de vida es importante, ya que abre las puertas, pero una buena entrevista es el inicio de su carrera laboral en cualquier empresa.

Es importante tener en cuenta qué comportamientos pueden ayudar a reforzar o debilitar su imagen, para que pueda ser contratado. Es importante tener en cuenta qué comportamientos pueden ayudar a reforzar o debilitar su imagen, para que pueda ser contratado.
Es por esto que es importante tener en cuenta qué comportamientos pueden ayudar a reforzar o debilitar su imagen, para que pueda ser contratado.

Una recopilación entre especialistas de recursos humanos da cuenta de las conductas que más cuentan para los reclutadores a la hora de contratar o no:

1. Su autoestima:
El humor con el que se lleve la entrevista es un elemento determinante en cómo le irá, debido a que puede dilucidarse a través de la mirada, la expresión corporal y nuestras respuestas, si usted es una persona positiva, segura de sí misma y sus conocimientos. Trate de tener una buena mañana o escuchar la música que lo hace feliz antes de entrar a la entrevista.

2. Lo social que es:
Si en la sala de espera se encuentran otras personas que esperan a ser entrevistadas, le recomendamos ser lo más cordial posible. Al parecer, el relacionamiento que se tenga con los pares es también evaluado por los entrevistadores.

3. Su presentación:

Según un estudio realizado por el portal CareerBuilder, la presentación es indispensable en estos procesos. Bien dicen que todo entra por los ojos, pero sobretodo cuenta el color de la ropa, por lo que el más recomendado es el negro y el azul, debido a que son considerados tonalidades conservadoras.
Vestir otro tipo de color, como por ejemplo el rojo y el naranja, es poco recomendable ya que pueden llamar demasiado la atención y evitar que el reclutador se concentre en otro tipo de logros. Sin embargo, estos colores pueden ser positivos si aplica a un cargo de diseñador o creativo. Todo depende de los valores de la empresa y la manera de trabajar. Analice entonces qué color usar.

4. Modales:

No es sólo saludar. Una forma de mostrar respeto hacia el entrevistador es esperar a que él tome asiento para luego hacerlo usted. Acompañar el movimiento con la palabra “permiso” es lo más recomendable para dar la impresión de alguien medido y profesional.

5. Responsabilidad:

Si está empleado, mencionar que puede empezar su nuevo trabajo al día siguiente es un grave error. A sus potenciales superiores no les gustará escuchar que usted es esa clase de persona que prima sus intereses ante los de la compañía. Pedir unas semanas para organizar el trabajo y dar tiempo a su empresa para que busquen otra persona es la mejor opción en este caso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.