Cinco señales para no aceptar un empleo

Todos buscamos la superación profesional y es indiscutible que cualquier oferta que llegue creará emoción. ¡Pero ojo!, no se deje cegar por esta y esté atento a las señales que le indican que ese trabajo puede ser indeseable.

¿cómo saber si estamos ante una propuesta laboral indeseable? ¿cómo saber si estamos ante una propuesta laboral indeseable?
Existen trabajos que en definitiva no son para uno, pero también es cierto que existen empresas y administraciones en algunas compañías que por lo general hacen de la experiencia laboral todo un infierno, sumando no sólo una mala experiencia en su vida, sino, y en muchos casos una mala referencia en su hoja de vida.

Pero, ¿cómo saber si se está ante una propuesta laboral indeseable? A continuación te presentamos las 5 señales que le ayudarán a saber cuándo no debe aceptar un trabajo:

1. La entrevista es sumamente impuntual
Los responsables de recursos humanos de las grandes empresas saben que no respetar el tiempo de los demás es pésimo para los negocios. Si la propuesta es seria, el reclutador agendará la entrevista con el tiempo suficiente como para que se prepare, y llegará en hora a la cita.

2. Hablan mal de la persona que reemplazará
Sea precavido cuando el entrevistador habla mal del profesional que reemplazará, alguien que renunció, otro colega o hasta su propio jefe. Esta actitud denota un mal ambiente laboral.

3. No leyeron su currículum
Cualquier proceso de selección serio incluye una lectura detenida del currículum de los potenciales contratados. Por lo tanto, cuando asista a la entrevista le deberían hacer preguntas específicas sobre sus habilidades y experiencias. Si el reclutador no tiene idea de quién es usted, probablemente se trate de una pésima oferta laboral.

4. No le explican claramente su rol
Si bien la entrevista se basará mayormente en aspectos que tengan que ver con su perfil profesional, también es la instancia en la que su potencial jefe deberá explicarle qué lugar ocupará dentro de la organización, cuáles serán sus tareas, qué remuneración recibirá, etc.

5. Percibe un mal ambiente de trabajo
Si observas caras largas en la oficina, mala predisposición para atenderlo, pocas conversaciones y menos sonrisas, probablemente haya caído en un ambiente del que no quiere formar parte. Recuerde que siempre es conveniente mantener las esperanzas y seguir buscando, en lugar de conformarse con lo primero que llega y terminar renunciando en un abrir y cerrar de ojos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.