Cinco tácticas para ser mejor líder

Si usted tiene una posición en la que la toma de decisiones es fundamental y la dirección de sus decisiones involucra a muchas personas en el proceso, definitivamente debe tener las cualidades de líder. Verifique si en efecto las tiene y mejore su forma de liderar.

Tener fortaleza mental para exigirse a sí mismo crea dos cosas: Moldea su cuerpo y agudiza su mente. Tener fortaleza mental para exigirse a sí mismo crea dos cosas: Moldea su cuerpo y agudiza su mente.
Tener el coraje y la audacia de entrar a un mercado desconocido, crear un producto nuevo o encontrar nuevos socios es exactamente lo que lleva al éxito empresarial. Compruebe si las cinco tácticas que lista Soyemprendedor, le permiten alcanzar a ser un gran líder.

Póngase a prueba, diario:
Los líderes necesitan retos. Deben desafiar lo desconocido y alcanzar lo inesperado. Si esto significa despertar una hora antes para ejercitarse, leer el periódico o simplemente tener tiempo personal, hágalo. El sentido de logro obtenido por sus esfuerzos tendrá un efecto de crecimiento en su eficacia personal.

Haga ejercicio (hasta sudar): Tener fortaleza mental para exigirse a sí mismo crea dos cosas: Moldea su cuerpo y agudiza su mente. Es fácil quitar el componente mental del ejercicio si no se esfuerza, especialmente si sólo va al gimnasio a socializar. Pero si lucha, respira profundamente y suda mucho (aunque no lo crea, es importante que lo haga), entonces su mente tendrá los mismos efectos y subirá su resistencia al dolor, lo que a cambio permite a su cuerpo se exija más.

La actividad consistente tiene un impacto positivo en el cerebro. El efecto final: la rutina diaria que los emprendedores deben enfrentar, necesita una mente fuerte y un organismo resistente. Lo que la mente cree, el cuerpo lo logra.

Lucha por ser mejor, no el mejor:
El punto no es ser el que más rápido nade en las aguas del océano. El punto está en que con el tiempo, la práctica y la constancia usted pueda llegar a ser el más rápido de su grupo de amigos. Dedíquese a superarse usted mismo, con parámetros que tenga en su contexto, como un reto personal. Trate de no apabullar a sus amigos, recuerde que la idea no es ser el mejor. Es mejorar.

Demuestre su C2: Su carácter lo define, competir es lo que puede hacer. La confluencia de ambos, es lo que se conoce como “C2”, es una salsa secreta que convierte a los buenos líderes en personas inolvidables, lo que los otros aspiran a ser.

Sea humilde: No sea ese sujeto que sólo le gusta hablar para mostrarle a la gente sus conocimientos. Recuerda que a nadie le importa lo mucho que sabe, hasta que saben lo mucho que le importa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.