El secreto para encontrar las mejores pasantías

por BBC Mundo

La práctica es uno de los grandes desafíos antes de entrar de lleno al mundo laboral y puede ser determinante como primera experiencia en la hoja de vida.

123 RF 123 RF
;
BBC

Para cuando Rory Molleda terminó la universidad en 2013, ya había completado dos pasantías en dos compañías diferentes. Pero eso no fue todo. Tras graduarse en administración deportiva, obtuvo una beca en la empresa de sus sueños: el club de fútbol profesional DC United, en Washington DC (EE.UU.), donde estuvo tres meses antes de obtener su primer empleo a tiempo completo en otra firma.

Medio año después, cuando el puesto de coordinador de equipo se quedó libre en el DC United, Molleda fue uno de los primeros en recibir una llamada para postular. Y obtuvo el trabajo. Según el informe de la consultora Accenture Strategy "2016 US College Graduate Employment Study" (sobre el empleo de los estudiantes universitarios en Estados Unidos), el 43% de los graduados universitarios que hicieron pasantías entre 2014 y 2015 dicen que les condujeron a un puesto de trabajo.

"Encontrar oportunidades de pasantías en la empresa en la que le gustaría trabajar puede ser una forma efectiva de abrirse paso al mundo laboral", dice Matt Stewart, cofundador de College Works Painting, una organización que proporciona experiencias empresariales para estudiantes universitarios.

FP recomienda: ¿Qué tanto pesa un título de maestría para definir el salario?

"Ahora más que nunca los empleadores buscan contratar candidatos con experiencia real demostrable en su campo". Y la mayoría de los estudiantes hacen pasantías en algún momento de su carrera. El 61% de los graduados universitarios en Estados Unidos de este año participó en una beca o pasantía durante sus años en la facultad, dice el análisis de Accenture. Pero, en algunos casos, las pasantías pueden llegar a ser muy competitivas, sean o no remuneradas. Y obtenerlas requiere un esfuerzo adicional y saber cómo hacerlo.

Fije objetivos

Aunque hay algunos afortunados capaces de obtener una pasantía muy cotizada gracias a conexiones familiares, el resto de nosotros tenemos mucho camino por recorrer. Puede parecer desalentador, pero el primer paso es ponerse una meta y saber cuál es la experiencia que quiere ganar.

“El secreto para conseguir una buena pasantía es saber qué quiere obtener gracias a ella y buscar la oportunidad adecuada”, dice Heather Huhman, fundadora y presidenta de Come Recommended, una consultoría en Washington DC para la búsqueda de empleo en compañías tecnológicas.

"Piense en el tipo de experiencia que quieres ganar de una entrevista y en lo que puede ofrecer. Piense en qué tipos de oportunidades son compatibles con sus habilidades y con su personalidad". También tiene que tener en cuenta cómo sus intereses pueden vincularse a una industria en concreto.

Analice los cursos y actividades que hizo en la universidad y qué fue lo más importante para usted. "A lo mejor hay alguna causa que llama especialmente la atención o algo en su experiencia que pueda llevarlo hacia una dirección determinada", dice la asesora laboral Allison Cheston, quien trabaja en Nueva York (EE.UU.).

"Cuanto más específico sea, mejor", añade Cheston. Si puede, pídale a sus familiares y amigos que lo pongan en contacto con alguien que conozcan en ese campo para aprender más sobre cómo funciona el trabajo.

Siga leyendo: Las carreras que más ingresos generan ¿cuánto le cuesta estudiarlas?

Después, tendrá que contactar con los empleadores. "Céntrese en aquellos para quienes realmente le gustaría trabajar e investigue sobre su compañía", dice Huhman. “Eso ayudará a hacer buenos contactos en la empresa y a escribir una excelente carta de postulación".

La tarea de los contactos

Seguramente ya lo habrá escuchado, pero tiene que mantenerse activo. Entre en contacto con gente de la que le gustaría aprender en sitios de internet orientados al mundo laboral, como LinkedIn o Xing, y participe en conversaciones de Twitter, sugiere Huhman.

Pero no deje de perseverar ni abandone su perfil. "Únase a grupos y obtenga recomendaciones de sus jefes anteriores. Conecte con todas las personas que conozca y que conozcan sus padres", dice Cheston.

La asesora recomienda pagar por una cuenta "Premium", si se lo puede permitir, pues así podrá entrar en contacto directamente con otras personas, sin intermediarios. Asegúrese de que lee bien la página web de la empresa y su blog, y sigue a la compañía en sus redes sociales. También es buena idea estar al tanto de sus últimos eventos y logros", señala Heather Huhman, experta en recursos humanos.

Y asista a eventos; "ofrecen una gran oportunidad para conocer profesionales en persona y poder hablar sobre su búsqueda de pasantía", dice Huhnam.

Escriba sobre lo que sabe hacer

"La mayoría de la gente —de todos los niveles de experiencia— escribe cartas de presentación muy malas", dice Cheston. "Evite decir cosas como: ‘Estoy seguro de que puedo ser una valiosa contribución para su empresa‘. De hecho, no sabe aún si ése es el caso y, puesto que aún está empezando, lo más probable es que no lo sea".

En lugar de eso, piense en tres habilidades que pueda ofrecer y use puntos de enumeración separados de los párrafos principales para facilitar la lectura. "Si puede escribir una carta que se centre en lo que puede hacer por la empresa, en lugar de lo que ella puede hacer por usted, destacará automáticamente", explica Cheston.

Prepárese para la entrevista

Sólo porque haya logrado pasar a la entrevista no significa que el puesto sea suyo. Trata la entrevista como un trabajo a tiempo completo. En otras palabras, prepárese buscando información sobre su potencial empleador.

Asegúrese de que lee bien la página web de la empresa y su blog, y siga a la compañía en sus redes sociales. También es buena idea estar al tanto de sus últimos eventos y logros”, recomienda Huhman.

Y prepare preguntas para el entrevistador. "Esas preguntas le mostrarán que usted dedicó tiempo a preparar la entrevista y que está verdaderamente interesado en obtener la pasantía", agrega.

Haga la diferencia

Las tres pasantías que hizo Molleda probaron la diferencia entre tener la experiencia necesaria y ser otro graduado universitario más. "Siempre tuve la actitud como becario —y todavía ahora como empleado a tiempo completo— de saber que necesitaba hacer todo lo posible para tener éxito y hacer cualquier cosa que pudiera necesitar el equipo", dice Molleda.

"Como pasante, eso significaba llegar antes de tiempo, quedarme hasta más tarde para ayudar en otros departamentos y ofrecerme voluntario en tantas oportunidades como fuera posible", concluye.

También le puede interesar: ¡Pilas! Su hoja de vida puede ser descartada en solo 8 segundos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.