Colombianos, los menos comprometidos con sus empresas

Dentro de un estudio que evaluó a los empleados en más de 164 países, los trabajadores colombianos son unos de los que menos comprometidos están con las entidades para las que trabajan, ¿por qué?

Colombianos, los menos comprometidos con sus empresas Colombianos, los menos comprometidos con sus empresas
Se trata de un informe elaborado por Aon Hewitt, empresa dedicada a brindar soluciones de recursos humanos, en el que se determinó que solamente el 62% de los empleados a nivel mundial se siente comprometido con su empresa, destacándose el caso de Latinoamérica, ya que el porcentaje total de compromiso fue de un 71%, uno de los índices más altos a nivel global durante los últimos años.

Sin embargo, países como Colombia, Chile y Perú que muestran tendencias negativas lo cual indica la falta de orientación y entrenamiento con aquellos empleados que están tratando de mantener el ritmo laboral. Específicamente, en el caso de Colombia, el nivel de compromiso se encuentra en el 68%, lo que se traduce en una reducción de 11 puntos frente al 2014.

Y es que a partir del análisis de este informe, se puede establecer que existe una relación directa entre los altos niveles de compromiso de los empleados y los resultados financieros exitosos, es decir, personas que aman su empresa, generan que ésta tenga un mejor desempeño de su actividad.

¿Qué es lo que buscan los empleados?


Según el mismo estudio, las oportunidades de carrera, la capacitación y el desarrollo personal y profesional de los empleados, son las principales motivaciones que impactan los niveles actuales de compromiso, es decir, si los empleados no encuentran que su empresa les facilite estas condiciones, se sienten menos identificados con la compañía.

“La empresa no puede hablar solamente del salario, sino todo los demás factores que se engranan para reconocer el trabajo del empleado. El salario debe ser equitativo y competitivo pero adicionalmente las empresas deben dar un valor adicional para promover y reconocer la milla extra que dan los empleados. Esto se verá reflejado positivamente en los resultados del negocio”, aseguró María del Pilar Manzanera, Líder Regional de Compensación, Talento y Retiro para Aon América Latina.

Le puede interesar leer también “Los beneficios extra que más brindan las empresas”.

Por supuesto, estos factores tienen un alto nivel de influencia, ya que permiten que una persona se sienta “en deuda” o agradecida con su empleador y, por lo tanto, su nivel de productividad puede ser mayor al tener el incentivo de “querer devolver esa atención” que le han dado.

Lo que debe hacer como jefe

Aunque la mayoría de los factores que buscan los empleados deberían ser prestaciones ofrecidas por la compañía, como tal, en ocasiones éstas no cuentan con los medios para hacerlo. Por eso, muchas veces la tarea de crear e incentivar ese compromiso en los empleados, recae en los jefes de cada una de las áreas que si bien no se trata de un salario económico, puede traducirse en un salario emocional.

Para ello, puede considerar las siguientes estrategias:

• Diga “gracias”: es una de las expresiones más sencillas y que se pueden constituir en un principal motor para hacer el trabajo, ya que esto implica el reconocimiento de una buena labor. De acuerdo con Entrepreneur, esta simple práctica genera una construcción de la confianza mucho más alta y permite energizar las relaciones en el lugar de trabajo. Según las cifras que expone, las probabilidades de que las personas se queden, con esta simple práctica, aumentan 1,3 veces.

• Sea flexible: una de las principales quejas de los empleados está relacionada con el tiempo y la permanencia en la oficina. Claro, muchas compañías buscan que se cumplan la cantidad de horas establecidas en el contrato. Pero los empleados productivos lo que quieren es que se les reconozca su habilidad en realizar y cumplir con sus tareas, logradas en un tiempo menor. Entonces, si tiene la opción, permítales a sus empleados salir unos minutos antes de la hora establecida.

• Recompensas:
el reconocimiento y las distinciones generan un factor especial en la motivación de las personas. No tienen que traducirse necesariamente en cosas materiales, porque el simple hecho de enunciar la buena labor de alguien frente a los demás, genera en sí una sensación de gratificación. Según los expertos de Michael Page, esto simplemente requiere de tomarse el tiempo para hablar con la persona y destacar su buena labor. Incluso, la estrategia de muchos jefes involucran pequeños detalles como dulces, para demostrar ese reconocimiento.

• Ambiente laboral agradable: puede ser una de las principales motivaciones de muchas personas para renunciar. Las bases para que se pueda tener un buen clima es el respeto y el diálogo; ya que lo ideal es generar el espacio para que las personas se sientan libres y sin miedo de expresarse. Una publicación de Huffington Post, al respecto, sugiere que además de los factores físicos, como una oficina con una buena iluminación y temperatura; las actividades sociales que permiten trabajar en equipo y conocer las fortalezas y debilidades de los demás, también son importantes.

Quizás le interese también "Paso a paso para re-enamorarse de su trabajo".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.