Terapia de fin de semana para decirle adiós al estrés

Las jornadas laborales, la presión por obtener resultados, el fin de mes y las deudas pueden hacer que los dolores de cabeza y musculares se hayan convertido en una situación constante para usted. Pero tranquilo, este fin de semana puede recuperarse.

Terapia de fin de semana para decirle adiós al estrés Terapia de fin de semana para decirle adiós al estrés
En realidad son muchas las causas que se relacionan para que en el cuerpo se produzca unas condiciones en las que los músculos se tensionan, haya una falta o un aumento de apetito y la fatiga y el cansancio predominen en cualquier momento del día, a pesar de que haya dormido bien o esté tomando vitaminas.

Lo cierto es que a medida que las empresas les piden a las personas que sean más productivas y que asuman más responsabilidades, las condiciones se tornan más presionantes y es por eso que hoy, según estudios científicos, más de la mitad de la población del mundo sufre de estrés.

Y mientras hay personas que logran manejar las condiciones y separar el trabajo de la vida personal, mediante actividades distintas o simplemente con límites mentales; para otras personas puede resultar un poco más complicado hacerlo, ya que siempre suele aparecerse esa “vocecita” que le recuerda los pendientes que tiene o quizás la preocupación por la contabilidad que aún no le cuadra.

Le sugerimos leer “Signos del síndrome de Burn-out, ¿usted los sufre?”.

Así, si este fin de semana quiere darse la oportunidad de reducir un poco sus niveles de estrés sin tener que gastar dinero ni hacer mayores esfuerzos o estrategias reforzadas, pruebe con la siguiente lista que FP pone a su consideración:

• Actividad física


No se preocupe, no es necesario que corra cinco kilómetros aunque, si lo hiciera, sería bastante útil, ya que la circulación sanguínea que se produce durante esta actividad pueden ayudarle a combatir los efectos, de acuerdo con los resultados un estudio de la Universidad de Arizona –incluso, con sólo 10 minutos basta.

Pero si no es amigo del ejercicio, pruebe haciendo estiramiento, algo tranquilo y sencillo que lo puede hacer en el sofá de su casa: lo único que tiene que hacer es estirar cada una de sus extremidades, empezando desde los pies y contando hasta 20 segundos. Una vez termine, se dará cuenta que la tensión se ha reducido un poco.

Aproveche también los videojuegos que tenga de Xbox o Wii, aquellos que quizá sólo jugó una vez porque estaba con sus amigos porque le implica bailar o hacer movimientos ridículos, pero ésos, también le pueden ayudar bastante.

• Ría y bostece

Ambos ejercicios le permitirán liberar endorfinas, que lo que hace es producir una situación de bienestar y que no en vano éstas se conocen como "opiáceos naturales". Además, también puede estimular la producción de dopamina, que se trata de otro neurotransmisor que aumenta la sensación de calma y tranquilidad en el cuerpo.

El ejercicio es fácil, más si está con alguien: inicie una de las dos cosas (ríase o bostece) sin tener que hacerlo de forma original. La otra persona lo verá y, por algún motivo, también sentirá la necesidad de hacerlo. Así, todo se vuelve un juego, hasta que la risa o el bostezo terminan siendo reales. Y si está solo, también es fácil: sólo imagine a alguien haciéndolo. Automáticamente usted sentirá la sensación de sonreír –al menos- o de bostezar.

También le recomendamos leer “Siete maneras de liberar su estrés por andar pensando en dinero”.

• Pruebe su creatividad

Tanto escribir, como pintar o crear música son actividades que activan el lado artístico de su cerebro generando una mayor cantidad de dopamina y oxitocina. Incluso, recientemente investigaciones han determinado que colorear es una de las actividades más relajantes para el cerebro y que activa ambos hemisferios pero de una forma particular.

“La relajación es proporcionada por la actividad de la amígdala, una parte básica de nuestro cerebro implicadas en el control de la emoción que se ve afectada por el estrés “, según explica la investigación publicada en Huffington Post.

• Duerma, duerma y duerma


Esto depende de su personalidad y de qué tanto placer encuentre en no tener que hacer nada de nada. Pero si siete horas son suficientes para estar listo y preparado para una jornada de trabajo, entre 8 y 9 lo ayudarán a reponerse de ese cansancio y fatiga y, además, le generarán una sensación de felicidad.

Investigaciones señalan que un sueño profundo a veces puede requerir de este tiempo para que el cerebro entre en una verdadera etapa de descanso en la que se produzca una relajación así como la creación y reparación de las células neuronales que han sido “maltratadas” a causa del estrés.


• El amor

Y si cuenta con la fortuna de tener pareja, en cualquier estilo o forma de vida, aproveche los beneficios que el amor le brinda. Por un lado, la actividad sexual es una de las principales formas de liberación de oxitocina y de relajación de los músculos, pero también las hormonas que se producen al estar con la persona con la que se quiere hacen que el cuerpo esté en una situación de relajación, tranquilidad y felicidad que da prioridad a otras emociones y minimiza casi que por completo la tensión y la depresión.

Lea también “Meditar en la oficina: una solución al estrés”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.