¿Cómo encontrar trabajo después de los 40?

¿Se quedó sin trabajo o quiere cambiar de empresa, pero tiene más de 40 años y siente que no tiene oportunidades? No se preocupe. Siga leyendo y aprenda qué debe hacer para encontrar trabajo lo más pronto posible.

En el mercado laboral, quienes tienen más de 40 años empiezan a ser vistos como uno de los colectivos con más dificultades a la hora de encontrar trabajo. En el mercado laboral, quienes tienen más de 40 años empiezan a ser vistos como uno de los colectivos con más dificultades a la hora de encontrar trabajo.
En el mercado laboral, quienes tienen más de 40 años empiezan a ser vistos como uno de los colectivos con más dificultades a la hora de encontrar trabajo, junto a las mujeres, los recién licenciados, los parados de larga duración o las personas con alguna discapacidad, física o mental.

Es por esto que muchos ‘mayorcitos’ inician con desesperanza la búsqueda laboral. Por lo que FP recopiló algunos consejos prácticos para que aplique y clasifique en un nuevo cargo, si usted es mayor de 40:

1. Actitud: ¡Primordial! Aunque es muy fácil decirlo y difícil llevarlo a la práctica, lo primero que debe hacer es no desanimarse, ni perder la esperanza. Tener positivismo y paciencia llevan a que se logre un semblante y ánimo agradable, por lo que si llega a ser llamado a una entrevista, entrará con buena energía y esto le sumará puntos.

2. Rapidez: Empiece su búsqueda de empleo cuanto antes, pero no se cierre. Abra su abanico de posibilidades, aunque no un consiga trabajo de las mismas características que el que desempeñaba anteriormente. Lo importante en estos momentos es encontrar algo con lo que poder mantenerse, recuerde que no es una opción única y aún está a tiempo de seguir buscando otro trabajo.

3. Fortalezas: Saque provecho de sus puntos fuertes. Si bien es cierto que los jóvenes pueden tener más vitalidad y estar más actualizados, recuerde que usted cuenta con la experiencia laboral de todos los años que llevas trabajado y esto, es igual o más importante. Si la empresa busca personas competentes, con facilidad para adaptarse a diversas situaciones y cierta madurez emocional, recuérdeles que usted puede ser el candidato correcto, puesto que aunque la formación siempre es necesaria, también lo son todas estas características personales.

4. Conexiones: El mundo es de relaciones, por lo cual, no se olvide de sus contactos. Seguro que en su anterior puesto de trabajo conoció a muchas personas de su sector que pueden ayudarle o aconsejarle para algún otro puesto de trabajo.

5. Vigencia: Si, es cierto, ya no conoce de ciertas habilidades los jóvenes hoy en día, pero esto no quiere decir que no pueda aprenderlas. Manténgase actualizado, la formación continua es cada vez más importante. Busque los perfiles profesionales más demandados y encamine su formación hacia ellos. El medio ambiente, Internet, las redes sociales, el marketing online… hay muchos campos que empiezan a ser muy importantes para las profesiones del futuro.

6. Reciba ayuda: Actualmente existen los talleres de empleo. Este es un servicio para desempleados que no han podido conseguir trabajo en un largo periodo o personas de difícil inserción laboral. Se trata de capacitaciones que ofrecen tácticas de manejo y comportamiento para encontrar un empleo. Por lo general ofrecen efectividad, pero en caso que no le sea efectivo, recuerde que todo lo que aprenda le lleva a una causa más grande y es un importante elemento para cuando llegue la oportunidad.

Si no le bastan estas opciones, piense que no todo tiene que ser bajo la figura de empleado y empiece a darle rienda suelta a sus sueños y su espíritu emprendedor. Quizá, esta es una mejor opción y oportunidad para terminar la vida laboral como todo un empresario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.