Viernes rendidores

Este es uno de los días menos productivos, pues la expectativa del fin de semana hace que se trabaje más lento. Consejos para que los viernes sean tan eficientes como un lunes.

eficiencia, productividad, cansancio eficiencia, productividad, cansancio
El cansancio de una ardua semana de trabajo, la expectativa de que en pocas horas se podrá ir a rumbear, a cine o simplemente a descansar, hacen que muchas personas rindan menos el viernes que el resto de días, pues tienen la tranquilidad de que el lunes siguiente podrán terminar las tareas que dejaron pendientes.

Sin embargo, tomarse los viernes con más calma, con la convicción de que el lunes se puede adelantar, no garantiza un inicio de semana energizado sino, más bien, con trabajo atrasado.

Para salir de ese círculo vicioso, Eva Rykrsmith, bloguera del portal The Fast Track que da consejos sobre productividad laboral, recomienda hacer una lista del trabajo que se debe completar el viernes por orden de importancia, lo que ayuda a que la mente esté más organizada y es muy útil en un día en que se está más concentrado en pensar en la vida fuera de la oficina.

Si alguna tarea toma más de unas pocas horas, divídala en mini-tareas que se puedan completar en tiempo más corto. Esto ayuda a que el trabajo no se vea tan abrumador. A continuación, encierre en un círculo las tres tareas más importantes. Así se podrá concentrar en una sola cosa a la vez, explica Rykrsmith.

También aconseja tomar pausas tras un tiempo específico de trabajo, para que el día no parezca tan largo, pues la gente está ansiosa por irse. Estar mirando el reloj hace que el tiempo pase más lento; en cambio, si usted se recompensa descansando 10 o 15 minutos tras una hora u hora y media sin levantarse de su puesto, el resultado puede ser mucho mejor.

En su blog, esta autora también sostiene que si definitivamente a una persona le queda difícil ser productiva los viernes, lo que debe hacer es imaginarse que la semana va de lunes a jueves y completar todo el trabajo en esos cuatro días, dejando para el viernes las tareas menos importantes o que requieren menos esfuerzo mental.

En suma, la clave para un viernes rendidor es no llegar diciendo ³no veo la hora de salir de la oficina para comenzar mi fin de semana², sino establecer las tres cosas que ³definitivamente tengo que terminar hoy, para arrancar bien la semana entrante². Vale la pena intentarlo.

Lunes menos pesados
1) Antes de irse el viernes, deje su lugar de trabajo ordenado. No hay nada más desagradable que llegar el lunes a un espacio desorganizado, especialmente porque al inicio de la semana es usual llegar desanimado a trabajar.

2) Evite el estrés mañanero. Deje todo preparado el domingo en la noche, desde la ropa que se va a poner y el almuerzo que lleva al trabajo, hasta asegurarse de tener el carro con suficiente gasolina.

3) Para que los lunes no sean aburridos, planee alguna actividad para después del trabajo, como ir a cine, a comer o a tomar una clase de baile.

Tener la expectativa de algo que disfrute hará que el día pase más rápido.

Las horas más productivas
Un estudio realizado en España y publicado por Eleconomista.es sostiene que la hora más productiva del día va de 10 a 11 de la mañana. Antes de esa hora muchas personas tienen una concentración baja, pues están tomando café, leyendo el periódico, hablando con los compañeros o planeando el día.

Después de las 10 arranca la ejecución.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.