¿Cómo identificar a una persona que aparenta ser “muy inteligente”?

Aunque la inteligencia sigue siendo un concepto relativo dependiendo de la teoría y de las personas, es posible identificar a alguien que busca simular tener habilidades intelectuales y que no las tiene por estas simples prácticas. ¿Usted las comete por error? Elimínelas.

¿Cómo identificar a una persona que aparenta ser “muy inteligente”? ¿Cómo identificar a una persona que aparenta ser “muy inteligente”?
La inteligencia es una cualidad que puede representar tener habilidades intelectuales para encontrar soluciones a situaciones complicadas que se presentan o problemas, así como la eficiencia y eficacia a la hora de analizar situaciones y usar distintos recursos. Pero también implica aplicar los conocimientos obtenidos en la vida y en la academia, cuando corresponda.

El tema es que las personas con este tipo de habilidades suelen desempeñarse mejor en las pruebas técnicas en procesos de contratación laboral y, además, pueden constituir grandes aportes a compañías en crecimiento. Además, según la red de Quora, se trata de personas que son adaptables, tienen una curiosidad insaciable, hacen buenas preguntas, son sensibles sobre otras personas y son de mente abierta.

Y aunque inteligencias hay de varios tipos, éstas características hacen que las personas con habilidades intelectuales sean más tendientes a ser sujetos agradables, contar con mejores oportunidades y ser más requeridos. Y es, por esta misma razón, que a veces personas quieran demostrar que tienen estas cualidades, cuando en realidad, no sucede así.

FP le recomienda leer “Las insospechadas desventajas de ser muy inteligente”.

Además, porque hay ciertos campos en los que las personas no tienen dominio y, en su intento de mostrarse ‘inteligentes’ terminan siendo todo lo contrario. Así, aquí le presentamos algunas estrategias según Business Insider:

• Usan un lenguaje sofisticado: hay una falsa percepción que indica que entre más palabras complicadas se usen y entre menos las entienda su interlocutor, más “educado” se muestra. El problema es que las personas inteligentes saben con qué personas usar este tipo de términos y bajo qué contextos. Aquellos que sólo aparentan saberlo, los usan con personas que no tienen el conocimiento y que van a quedar “totalmente perdidos”. Con esto, lo que se logra es una sensación de superioridad, más no de mayor nivel intelectual.

• Opinan sobre todo: quienes son inteligentes, saben que lo son en ciertos campos y en los otros, reconocen sus limitaciones, por lo que suelen decir “la verdad, no tengo mucho conocimiento al respecto”. En tanto, quienes aparentan, se apoyan en un lenguaje extraño y respuestas como “es que eso depende” o “eso es relativo”, para sustentar sus posiciones respecto a lo que no tienen conocimiento.

Lea también “Los 8 errores que hacen las personas inteligentes para sabotear su éxito”.


• No dicen nada: quizá un poco en contraposición de lo anterior, también están quienes se escudan bajo la teoría que señala que “entre menos se habla, es porque más se piensa” y pretende denotar que el silencio es causado porque “se están analizando los factores y los hechos para emitir un juicio de valor” y aunque las personas con habilidades intelectuales suelen ser tranquilas y hablar dependiendo del tema, no son quienes se la pasan analizándolo todo para hacer un “aporte inteligente”.

• Muchos libros: ya sea en la oficina o en la casa. Entre más se acumule y más desordenado se vea, mejor, pues las personas que son inteligentes suelen tener amplios conocimientos en distintos temas y sus libros son la mejor fuente. El tema es que tener todos estos textos no significa que se han leído por completo o que sean todos de total interés.

Las personas con habilidades intelectuales tienen sus libros, pero pueden ser selectivos, con temas específicos y suelen recordar muy bien los detalles de aquellos que han leído en su totalidad y a los que siempre suelen hacer referencia. Así, si piensa que alguien “se las está dando de inteligente”, puede tomar uno de sus textos y preguntarle por él.

• Fingen acento extranjero: un poco relacionado también con aquellos que han estado y vivido en otros países, porque quieren demostrar que se apropiaron muy bien de otras culturas y que llegaron a influir bastante en su perspectiva de vida. Además, porque en la mayoría de países latinoamericanos se tiene la percepción de que todos aquellos que vienen del exterior, suelen ser más inteligentes.

• Usan cifras y estadísticas: para sustentar todo lo que dicen. El tema es que lo hacen citando estudios que pueden llegar a sonar un poco reforzados y extraños, para contextos que realmente no necesitan ser "demostrados". Aquí hay una gran diferencia con las personas que son amantes de los números y tienen grandes habilidades mentales y es que ellas prefieren dar ejemplos dando cifras, pero convirtiendo esas cifras casi que de forma inmediata: fracciones o porcentajes específicos

Quizás le interese también “Los 5 hábitos que disminuyen su inteligencia”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.