¿Cómo conseguir trabajadores más responsables?

Si en su negocio, la falta de compromiso de sus empleados es una constante quizá debería hacer unos ajustes en el proceso de reclutamiento.

123RF 123RF

Tener trabajadores más comprometidos y responsables es la ideal de cualquier empresa o negocio. No más hace algunos años, no estamos hablando de 100 o 200 sino hace solo tres o dos décadas se hablaba que un empleado antiguo tenía al menos 15 o 20 años de trabajo en la misma empresa. Eso dejaba ver un alto compromiso.

La generación ‘millennial’ ha enviado otro mensaje. No están listos para durar más de algunos años en un mismo puesto. De acuerdo a un informe de Hult International Business School, el compromiso de los empleados con su empresa se medía en función de los años dentro de la compañía, esperando que a cambio se les reconocieran bonos, incentivos, ascensos, etc.

Según el documento que analizó la cultura laboral de los millennials y cómo las empresas deben adaptarse, las relaciones con los empleados ya no son igual que en años anteriores, y esto ha provocado que las compañías se encuentren en un proceso de transformación, especialmente a la hora de desarrollar acuerdos y contratos. “¿Por qué? En parte se debe a la nueva fuerza laboral que se une a sus instalaciones, que viene con nuevos conceptos y formas de trabajar que, en consecuencia, traen consigo una redefinición de lo que significa tener un empleo, una carrera y cómo la empresa a la que pertenecen los debe remunerar”, dice el análisis.

La nueva fuerza laboral, los millennials, serán el 50% de los empleados en 2020 y pasarán de 18-24 meses en la misma posición; lo que nos obliga a pensar en ciclos de años y no décadas. En este sentido, también traen con ellos nuevos conceptos como la transparencia de los grupos gerenciales, oportunidades de aprendizaje continuas y acuerdos laborales basados en una relación de confianza con su empleador. De igual forma, esta generación buscan que su empleo les genere satisfacción y los estimule para encontrar un balance entre su vida personal y laboral. En otras palabras, un empleo es un proyecto y como tal si es poco gratificante, lo cambiarán.

Errores de los empleadores

Entender que esta es otra cultura para la cual muchos emprendedores no están preparados es todo un desafío. Es más, a los jóvenes no les asusta la amenaza de los más ‘viejitos’, esa frase tan común que se repetía como un credo de ‘es que detrás de su puesto hay miles de trabajadores más’.

Siga leyendo Por qué ignoramos cada vez más el verdadero valor de la responsabilidad

Si esa manera de ejercer presión la usa para generar compromiso, está en un error, señala Sofía Petrucci en su artículo ‘Empleados comprometidos con tu empresa’ publicado en el portal de Entrepreneur.com. Si ha cometido esa equivocación le contamos algunos consejos para tener trabajadores más responsables y confiables:

  • Hacerlos sentir importantes: en el campo laboral el compromiso se caracteriza por unificar los objetivos de cada empleado con la organización, señala Daniel Goleman, autor de ‘La inteligencia emocional en la empresa’. “Quienes valoran el objetivo de la empresa y lo adoptan no sólo están dispuestos a hacer por ella un esfuerzo supremo, sino también a efectuar sacrificios personales cuando sea necesario. Son los que deciden trabajar hasta entrada la noche o durante un fin de semana con tal de terminar un proyecto a tiempo; son los gerentes dispuestos a partir de viaje de un momento a otro cuando se presenta un asunto urgente”, señala el escritor.
  • Cambiar los paradigmas: lejos de un buen sueldo, los empleados más responsables se sienten a gustos en compañías que se alejan de los estándares tradicionales. Y el ejemplo de eso es el equipo de baloncesto de 1992 de Estados Unidos llamado el ‘Dream Team’. Pese a que no era el juego perfecto sí era la suma de muchos talentos individuales y cada uno sabía que su trabajo era importante para el equipo. Ese debe ser el objetivo de toda empresa.

Aprenda a tener personal responsable

Si bien, no todos los trabajadores son iguales, es preocupante tener alguien muy irresponsable dentro del equipo. Por ello, un líder tiene que ponerse al frente de la situación y evitar mitigar los daños de una persona que no es dedicada en su actividad y cuyo sentido de responsabilidad (y corresponsabilidad, que también es muy importante) sea demasiado bajo.

Le ofrecemos ¿Empezó como jefe en 2017? Estos tips le ayudarán a ganar la confianza de su equipo

"Uno de los problemas más comunes en las empresas a todo nivel es la baja responsabilidad del personal, esto afecta la productividad del equipo de trabajo y por ende la economía de la organización. Existen diversos factores a tomar en cuenta que permiten lograr un cambio de actitud en los empleados, y disminuir la justificación generalizada”, manifestó Jairo Pinilla, director de Performia Colombia.

La responsabilidad es más que ‘cumplir con las obligaciones’. Para este experto, la palabra se deriva de los vocablos Response + habilidad. Osea que se trata de la habilidad de responder. Pero aún así mucha gente lo asocia con la habilidad de "responder con palabras”, o sea, de responder con explicaciones, excusas y justificaciones. Y esto es en realidad un indicador de muy baja responsabilidad.

Los siguientes son algunos consejos de Performia para fomentar la responsabilidad en aquellos empleados que se caracterizan por su rapidez para desviar la atención en las justificaciones:

  • El concepto de responsabilidad que usted debe promover es la habilidad de responder con acciones, de "hacer algo al respecto”.  Y en esto fallan a menudo los ejecutivos, ya que la responsabilidad se confunde con la culpa, y empezamos a buscar al "responsable” de esto y de aquello para castigarlo. Pero la responsabilidad no es culpa. Es la habilidad de vernos a nosotros mismos como la única causa de todo lo que nos pasa.  
  • O sea que cumplir con los acuerdos y obligaciones adquiridas no es ser responsable, aunque sí tiene que ver con la responsabilidad, pero esto no define el concepto. Ser responsable  es "hacer algo al respecto” cuando se ha cometido un error. Y castigar a quien ha fallado no resuelve el problema, pero tomar acciones para mejorar o cambiar sí.
  • Según Pinilla, el empleado promedio maneja una ecuación curiosa con respecto a sus obligaciones que la mayoría de ejecutivos aceptan o permiten, aunque maldigan de ella: Hacer el Trabajo = No hacer el Trabajo + Una Justificación. La solución está en el mismo ejecutivo. En no tolerar justificaciones y siempre pedir acciones en vez de explicaciones. Si usted es lo suficientemente consecuente con esta actitud, las justificaciones disminuirán paulatinamente hasta desaparecer casi por completo.
  • Es muy importante que las personas conozcan este concepto, para que entiendan que su labor en la organización implica responsabilidades directa e indirectamente, y que deben ser parte de la solución y no del problema. De esta forma es más fácil construir equipos productivos que sean capaces de asumir las responsabilidades que tienen, sin necesidad de supervisión o presión externa constante.

Por último, cuando un empleado no cumple con sus obligaciones y empieza a justificar, no está asumiendo que él es la causa de sus acciones. "En Performia ni siquiera preguntamos ¿por qué lo hizo o por qué no los hizo? eso no nos interesa, lo que sí preguntamos es: ¿Y usted qué va a hacer al respecto? Dé una solución, un plan con fechas de realización; eso es hacer responsable a una persona de sus actos”, afirmó el experto.

Si le interesó, le recomendamos Las responsabilidades en su trabajo por las que nunca le agradecerán

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.