Tips para negociar su sueldo

El salario es uno de los ítems determinantes a la hora de hablar de condiciones laborales, por lo que se debe aprender a negociarlo, tanto al inicio, como en el transcurso de su carrera en una empresa.

Usted debe recordar que negociar el sueldo junta una serie de requerimientos que se deben trabajar constantemente. Usted debe recordar que negociar el sueldo junta una serie de requerimientos que se deben trabajar constantemente.
Cómo es un tema delicado, usted debe recordar que negociar el sueldo junta una serie de requerimientos que se deben trabajar constantemente.

A continuación varios consejos que le pueden ayudar a atravesar ese delicado trance laboral:

Haga la tarea:

Antes de presentarse a un trabajo y negociar un posible sueldo, investigue la empresa para conocer los niveles de compensación y beneficios que tiene con sus empleados, así sabrá de cuánto están dispuestos a pagarle y hasta cuánto usted puede pedir. Sin embargo, si usted ya está en una empresa, lo más importante debe ser revisar los logros que ha obtenido hasta el momento y revisar el momento por el que pasa la empresa, puesto que si están en crisis, negociar un posible aumento casi siempre puede ser una pérdida de tiempo.

Usted vale, ¡demuéstrelo!:
No deje de venderse en ningún un momento, más aún si se está hablando de dinero. Mientras más lo valore su empleador más alto será el sueldo ofrecido. Demuestre que es una elemento valioso para la empresa, que tiene ideas, iniciativa y está dispuesto a asumir nuevos retos. Por lo cual, si piensa en pedir un aumento de sueldo, empiece una estrategia para promoverse con un par de meses de anticipación. Esto no le garantiza el aumento, pero lo acercará a este.

Otras ofertas:
No es amenazar, pero cuando está negociando tenga en cuenta las demás ofertas de trabajo que posiblemente haya recibido, y evalúe si realmente su empresa la está dando el lugar que usted quiere. Además al conocer otras condiciones laborales y recibir otras ofertas usted tiene más información y tranquilidad para negociar.
Si puede, deje saber, por medio de otras personas que no sean su jefe directo, que ha recibido otras ofertas. Créame, si usted es bueno en su trabajo y su jefe llega a saber que quieren llevárselo, abogará por una mejor remuneración para usted.

No todo es dinero:
Cuando se negocia un sueldo, el dinero no es lo único que está en juego, debe dejar claro puntos como sus vacaciones, las cesantías, su lugar de trabajo (el tamaño o comodidad de su oficina o centro de labores), parqueaderos, horarios etc. A veces el reconocimiento de su trabajo no puede venir solo de su sueldo, también puede venir de mejores condiciones o beneficios.

Personalmente:
La cara del santo, hace el milagro, dicen. Bueno, cuando se negocia en persona, hay más obligación con el contratado. Nunca deje este punto para hacerlo mediante una llamada telefónica u otros medios, que sea siempre en persona.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.