¿Cómo y qué quieren estudiar los colombianos?

El estudio realizado por Ipsos-Napoleón Franco para Edupol dio a conocer qué desean estudiar los colombianos y cómo les gustaría hacerlo.

Sicología, contaduría, junto con la administración, son las preferidas por los estudiantes. Según las cifras, el boom por aprender sobre temas gastronómicos acabó. Sicología, contaduría, junto con la administración, son las preferidas por los estudiantes. Según las cifras, el boom por aprender sobre temas gastronómicos acabó.
El estudio realizado entre más de mil personas, de estratos 1, 2 y 3, mayores de 23 años, bachilleres, residentes de 43 municipios, con intención de llevar a cabo estudios de educación superior en el siguiente año, arrojó las tendencias de qué carreras son las más apetecidas y bajo qué sistema desean aprender los colombianos.

Sicología, administración de empresas y contaduría están liderando el ranking de las carreras más deseadas, igualmente los diplomados sobre las Normas Internacionales de Información Financiera, que deben aplicar todas las empresas en el 2015. Según los analistas, el éxito actual de estas carreras se debe a la coyuntura de las nuevas normatividades y el aumento de los impuestos y declaraciones que deben realizar las personas, lo que representa que saber de estos temas contables sea una buena alternativa laboral.

“Esta es la segunda oportunidad en la que hacemos este estudio, la primera vez fue en el 2009, y nuestro objetivo es saber qué necesita y qué quiere la población en cada región respecto a la educación superior. Esto nos ayuda a quienes brindamos oferta académica, llegar a las regiones con las carreras apropiadas y que van a ayudar a transformar las vidas de las personas en las regiones” aseguró Monica Leyva, Presidenta de EDUPOL.

Según los analistas, el boom gastronómico bajó. En comparación al 2009, los colombianos se mostraron menos interesados en carreras que antes lideraban las listas de preferencia, como por ejemplo las carreras que tenían que ver con la cocina como gastronomía, gerencia de restaurantes, cursos para meseros, y cursos libres en nuevas recetas y culinaria en general. También bajó el interés por la Ingeniería de sistemas, las personas prefieren aprender del tema pero en niveles técnicos y tecnológicos, esta tendencia tiene que ver con el mercado laboral, según los expertos en el país por cada 100 técnicos se necesita un gerente.

Llama la atención, los gustos de acuerdo a las regiones del país. En la zona central y caribe se mantiene la tendencia, mientras en zonas como la Orinoquia y Amazonas se incluye la preferencia por la carrera de derecho. En la zona Pacífica que incluye Valle, Cauca y Nariño se vio una gran tendencia hacia los estudios del área de la salud, ganando la enfermería.

En cursos libres los de mayor aceptación son los relacionados con manualidades, belleza y estética. Esto se debe a que el 66% de las personas que quieren estudiar son mujeres, por lo que sus preferencias van enfocadas a cursos que les permitan aprender un oficio para poder generar ingresos en el hogar, pero que a la vez brinden flexibilidad en el tiempo para cumplir el papel de estudiantes, trabajadoras, madres y esposas.

¿Cómo quieren estudiar los colombianos?
Flexibilidad en el horario y mayor uso de las tecnologías, parece ser la premisa para los aspirantes a la Educación Superior.

El estudio arrojó que el 67% de los entrevistados prefiere asistir a programas no presenciales principalmente por aspectos relacionados con el manejo del tiempo. La preferencia es más alta en zonas apartadas donde es difícil que haya una sede de una universidad de prestigio, por tal motivo los estudiantes buscan metodologías que les permitan acceder a la educación sin tener que desplazarse.

En la zona Oriental del país (Santanderes y Boyacá) el 83%, y en Orinoquia y Amazonas el 75% de los entrevistados, aseguró que desea estudiar por un método no presencial. “El reto es que cada día, podamos llevar educación de calidad a las zonas donde hay difícil acceso, donde las universidades no puedan poner una sede física, que por medio de la tecnología se lleven las clases hasta estos lugares, que la gente decida estudiar en sus regiones para quedarse ahí y ayudar al desarrollo económico de sus municipios”, enfatizó Monica Leyva.

El 54% de los entrevistados quiere llegar a cursar de manera virtual programas hasta de postgrado. La tendencia es que una vez que se inicia un programa no presencial se quiere continuar el proceso educativo por esa vía.

“Es realmente interesante ver como en 5 años ha cambiado el interés de los colombianos por la educación no presencial. Hace 5 años nadie creía en el modelo y ahora es la solución para las personas ocupadas que buscan horarios flexibles, a bajos costos. Este sistema también requiere mucho acompañamiento, ya que en la mayoría de los casos, las personas habían dejado de estudiar por largos periodos de tiempo o porque vienen con bases muy bajas, esto implica el reto de lograr nivelar a todos los estudiantes, finalizó Monica Leyva.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.