Cómo fijar salarios en una empresa que recién empieza

Una vez usted se ha atrevido a tener su negocio propio hay muchas dudas en torno al tema del manejo del dinero, especialmente, sobre los sueldos. ¿Cuánto pagar y cómo definirlo?

Cómo fijar salarios en una empresa que recién empieza Cómo fijar salarios en una empresa que recién empieza
Iniciar un negocio o empresa propia, en sí mismo, es todo un reto. No sólo por la misma inversión que se debe hacer con el fin de empezar a crear los procesos de producción o de prestación de servicios necesarios, sino también porque implica llevar una contabilidad que, aunque sencilla y pequeña, puede verse un poco complicada.

Dentro de esa contabilidad, el tema de los salarios es también muy importante. Ya sea porque la persona trabaje sola, porque se haya asociado con alguien más o porque ya cuenta con un empleado o dos.

Según Rodrigo Zárate, Director del Doctorado en Gestión de la Universidad EAN, “los salarios son parte integral de todo emprendimiento y no son ni más ni menos importantes que cualquier otro egreso que tenga el emprendimiento, por lo tanto, el emprendedor debe considerar los salarios desde el momento mismo en que estructura su emprendimiento”.

Lo que sucede es que pensar en un negocio o empresa propia implica de establecer una proyección económica que, aunque al inicio puede ser complicada de concebir para obtener ganancias, es necesaria: “la iniciativa de emprendimiento debe incluir una planeación financiera que permita germinar y hacer crecer esta idea y esto se logra a través de recursos físicos, tecnológicos y humanos”, afirma Marcela Castillo, Business Manager Adecco Profesional.

Quizás, al inicio, pueda resultar algo complicado, más porque se sabe que los primeros meses son bastante difíciles y pueden requerir de esfuerzos adicionales en los que no se vean ganancias. Pero después de los primeros meses, debe considerar seriamente este punto.

FP le recomienda leer “Esto es lo que cuesta montar una empresa”.

“Si el emprendimiento no da para pagar salarios, entonces el emprendedor debe pensar en que el emprendimiento definitivamente no es rentable y entonces debería buscar maneras de mejorar la competitividad general de su negocio o pensar en otro emprendimiento que le permita cubrir todos sus costos” señala Zárate.

Es por eso que muchos expertos recomiendan que, mientras se empieza un emprendimiento, se tenga una fuente de ingresos segura, por lo menos, hasta que se alcance el punto de equilibrio en el que el negocio ya empieza a dar el dinero suficiente para sostener a sus empleados.

¿Y si trabajo solo?

Teniendo en cuenta lo anterior, la experta de Adecco señala que “cualquiera que sea el emprendimiento debe garantizar por lo menos los gastos básicos de la persona no puede sacrificar la estabilidad y calidad de vida de una persona, por lo contrario se podría pensar en que mejora muchos de esos aspectos”.

No obstante, una vez su negocio haya alcanzado el punto de equilibrio en el que empiece a recibir ganancias, el cálculo de su salario lo debe realizar basándose en las tareas que realiza y en el valor de su trabajo en el mercado: ¿cuánto pueden estar pagándole por hacer lo mismo en una empresa? Esto puede darle una clave para definir el valor y, después de esto, dejar el resto de los ingresos para inversión o pago de deudas.

Otra forma de establecer su propio sueldo es basándose en su último salario como empleado, con el que pueda cubrir sus necesidades básicas de subsistencia. Y dado el caso en que tenga la posibilidad o “amplitud” para pagarse más, puede considerar si es necesario o si puede invertir mejor ese dinero.

Lea también “Las 6 características que un negocio debe tener para no fracasar”.

¿Y cómo defino los de mis empleados?

Esto, según el académico de la EAN, “depende de la productividad de cada persona que vaya a contratar y ésta productividad, a su vez, depende de la cualificación de la persona. Además, se debe mirar la productividad del emprendimiento. Estos factores en conjunto me indican que tipo de personal puedo contratar y cuanto puedo y estoy dispuesto a pagar en salarios”.

Esto quiere decir que usted debe hacer un cálculo dependiendo de cuánto producen las personas en su empresa y del nivel de educación. Muchos emprendedores contratan, al inicio, a personas con ciertas habilidades y que, por ejemplo, pueden estar dispuestas a trabajar por un salario mínimo. Pero si requiere de personas capacitadas con estudios específicos, debe ser consciente que no puede pagar un salario por debajo del mercado, es decir, de lo que puede estar pagando cualquier otra empresa.

Para eso, “la estimación de salarios puede realizarse teniendo en cuenta el sector, tamaño de la operación, competencia directa y estar relacionado directamente con el perfil de cargo es decir los requisitos mínimos, las funciones y responsabilidades asignadas” explica Marcela Castillo.

Esto implica que usted debe reunir varia información, hacer investigaciones y consultas con otras empresas o simplemente mirar algunas ofertas por internet sobre las personas que usted va a contratar, con el fin de ofrecer sueldos que sean atractivos para sus potenciales empleados.

Castillo también señala otra serie de factores que debe tener en cuenta para definir los salarios:

• Los diferentes tipos de contratos: Obra o labor, fijo, indefinido.
• Si desea realizar la vinculación directa o a través de un tercero.
• Los tipos de salario: ordinario o integral.
• Los beneficios diferenciados de los auxilios: son las herramientas de trabajo que debe proveer.
• Las obligaciones de ley en términos de seguridad social.

Aquí, por ejemplo, puede encontrar la diferencia entre un contrato de prestación de servicios y un contrato fijo.

No olvide el tema legal

Recuerde que una de las partes más importantes de un negocio es la formalización, lo que implica adquirir unos compromisos tributarios con el fin de aportar al distrito o al gobierno, según corresponda. Por ejemplo, el profesor Zárate recuerda que “el emprendedor debe respetar y acatar todos los derechos legales que tenga el trabajador que es aproximadamente un 50% adicional al salario que devenga el trabajador. El emprendedor debe garantizar todos los derechos y deberes que tenga el trabajador”.

Lea también “Emprender o no, ¿cómo saber si está preparado?”.



A esto, debe tener en cuenta otros factores tributarios adicionales como el impuesto de renta, el CREE, el IVA, ICA y retefuente. Así que antes de hacer “cuentas alegres” saque cálculos estimados de cuánto dinero puede llegar a necesitar con el fin de pagar salarios y tener todos los documentos de su emprendimiento al día.

Si quiere adquirir más destrezas y habilidades para manejar las finanzas de su empresa, ingrese a Dinero Mentor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.