Cinco maneras de seguir adelante si fracasa en la búsqueda de trabajo

No siempre es sencillo buscar empleo y las ofertas cada vez parecieran más reducidas. Y sin notarlo, esa frustración empieza a afectar su estado anímico en sus relaciones. ¿Cómo superarlo?

Cinco maneras de seguir adelante si fracasa en la búsqueda de trabajo Cinco maneras de seguir adelante si fracasa en la búsqueda de trabajo
El pensamiento constante de “´¿será que no voy a encontrar trabajo?”, puede predominar ante el fracaso en entrevistas o en la misma búsqueda que pareciera no ofrecer ninguna posibilidad que se adecúe a su profesión o a sus necesidades.

Le puede interesar “Las tres peores maneras de buscar empleo”

Sin embargo, en esta situación la paciencia y la perseverancia son claves para seguir adelante. De acuerdo con la experta Sofía Carrasco, especialista en RR.HH. de ZonaJobs: “no es el problema externo lo que nos hace sentir pánico, sino el pensar que no tenemos recursos suficientes para enfrentarnos a él”, según fue citado en esta misma página especializada en trabajo.

Le recomendamos también “Cinco errores atroces que no debe cometer al buscar trabajo”.

Lo primero y más importante es aceptar la situación, pero también encontrar la forma adecuada de enfrentarla. TheMuse cita cinco formas de poder seguir adelante no sólo con la búsqueda, sino también emocionalmente:

1. Cree una estructura

El orden y el control son características casi innatas del ser humano, por lo que la incertidumbre asociada a la búsqueda de empleo puede hacer que una persona se sienta incómoda.

La estrategia: cree un calendario y establezca fechas límite para la búsqueda de trabajo. Esto puede ayudar brindarle una sensación de control sobre su vida, que puede mantener su motivación y ayudarlo a seguir pensando positivamente.

Lea “Los pecados en las hojas de vida”.

El ejemplo que cita la publicación online es dedicar una hora cada mañana específicamente para trabajar en la actualización de su hoja de vida o fijarse la meta de asistir a tres eventos de networking al mes.

Si usa esta estrategia a diario, puede lograr pequeñas victorias al día, lo que le ayudará a promover sentimientos positivos de auto-eficacia, es decir, la sensación de que usted es capaz de encontrar un nuevo trabajo.

2. Manténgase organizado

Entre más organizado esté, menos probabilidades habrán de sentirse abrumado y de verse víctima del peor escenario. Por lo tanto, cree planes paso a paso para hacer frente a cada momento de la búsqueda de empleo, como si se tratara de una tarea del trabajo.

Por ejemplo, para una oferta que haya visto, puede necesitar encontrar información de contacto y capacitarse, luego redactar un correo electrónico para enviar.

O en otro caso, si ya lo citaron a una entrevista, su próxima tarea es investigar a la compañía, organizar sus notas y organizar su vestuario para la entrevista.

Según TheMuse, dividir la búsqueda de trabajo en tareas más pequeñas y manejables, puede ayudarle a que sienta menos abrumado.

3. Tómese una pausa

Organizar y planear muchas entrevistas en un período corto de tiempo, puede parecer una buena estrategia para conseguir trabajo rápidamente, pero cuando se siente desmotivado y “quemado”, es importante disminuir el ritmo.

Tómese un descanso, recupere su vida social (lo que también le conviene para hacer contactos) e incluso haga una introspección sobre el rumbo de su profesión. La duración de su recuperación variará según sus circunstancias pero, en general, entre más distante y apático esté al tema, más rápido podrá retomarlo.

Además, recuerde que mantenerse saludable también es una parte fundamental que le ayudará a desempeñarse mejor en su próximo trabajo.

4. Busque apoyo emocional

Procure no reprimir todas las sensaciones que le causa buscar trabajo. Una gran manera de liberarlas, es contar con un amigo o familiar que puede darle un útil recordatorio de que usted es amado, de que alguien se interesa por usted y de su valor como persona, a pesar de los desafíos que está enfrentando actualmente.

5. Conozca sus desencadenantes

¿Qué situaciones lo hacen sentir más desanimado o desencadenan su estrés? Por ejemplo, puede ser la incertidumbre de cuando no recibe una respuesta de inmediato después de una entrevista.

Si identifica esto, puede anticiparse a su reacción y crear “colchones emocionales” que le ayuden a lidiar la situación. Por ejemplo, podría pedir a su entrevistador cuándo puede esperar una respuesta sobre si fue elegido o no. O simplemente desconéctese del asunto.

Quizás le interese también “Seis razones para rechazar una oferta de trabajo”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.