Las 6 señales de que está a punto de tomar una mala decisión

En todos los ámbitos de la vida llega el momento en el que hay que hacer una selección entre dos o más opciones: desde el hecho de escoger la profesión, hasta un posible cambio de trabajo o alguna oportunidad financiera. ¿Cómo saber si lo está haciendo bien?

Flickr Steve wilson Flickr Steve wilson
El proceso de toma de decisiones es algo en lo que todos los seres humanos se enfrentan a lo largo de su vida, solo que, con el paso del tiempo, las opciones que eligen tienen consecuencias más importantes y con un mayor impacto.

Alrededor de esto existen varios factores que pueden influenciar: la presión del tiempo, las otras personas, las expectativas a futuro, lo que se puede ganar o perder; entre un montón de situaciones más y, por eso mismo, en ocasiones se pueden tomar malas decisiones sobre las que, lo único que se puede hacer, es asumir.

Es por eso que hay que pensar varias veces y hacer una evaluación “concienzuda” cuando sea el momento de elegir un camino a tomar, considerar las verdaderas razones y motivaciones, así como hacer un intento de proyectar qué puede suceder.

Algunos expertos sicólogos y especialistas, han intentado ofrecer algunas pautas para que las personas tengan herramientas y sepan hacer buenas selecciones. El experto en liderazgo Mike Myatt, escribió en Forbes que existen unas pautas para tener en cuenta y que le permiten hacer algunos filtros: el instinto, los datos, la información y el conocimiento.

Pero hay otras alertas que debe tener en cuenta al momento de hacerlo. Por ejemplo, cuando usted justifica una de esas decisiones con alguna de estas frases:

1. “Merezco ser feliz”

Según Amy Morin, una psicoterapeuta y oradora, señala que muchos de los grandes cambios en la vida de una persona tienen esta justificación. Esto no signifique que sea algo inapropiado o incorrecto, pero también puede implicar

Y está bien, pero a menudo cuando se dice lo que realmente se está haciendo es sabotear las posibilidades de lograr la felicidad a largo plazo. Si dice esto, piense dos veces si lo que está buscando son “pequeñas dosis de felicidad” y no la felicidad completa en la que se incluyen las metas y sus valores.

Esto puede aplicarse a cualquier oportunidad laboral o de crecimiento personal, en el que sabe que hay algo particular que le genera satisfacción, pero muy en el fondo usted sabe que esa sensación no durará mucho.

Le recomendamos leer “10 decisiones laborales de las que se puede arrepentir a futuro”.

2. “Lo hago por…”

Una cosa es vivir su vida y otra muy distinta vivirla por los demás. Esta excusa suele ser bastante común cuando se habla pensando en la pareja o en la familia. Y esto suele tener también un trasfondo en el que muchas de sus formas de actuar o de pensar están sustentadas en la felicidad o satisfacción de alguien más.

Según Marc Chernoff, experto en desarrollo de carrera, escribe que si esta frase aparece en el momento en que va a hacer alguna decisión debe reconsiderar la forma en la que está viviendo su vida y empezar a vivir por su propia cuenta.

3. “No cambiará nada”

Si no va a haber una transformación en algo, entonces, ¿por qué sería útil esa decisión? Según Ron Edmonson, experto en temas de liderazgo, señala que el cambio es una de las partes fundamentales que se tiene que analizar durante la toma de decisiones ya que si se está pensando en considerar distintos caminos es porque el actual no está funcionando o no está dando los resultados que debería.

Le sugerimos leer “¿Tomó una mala decisión profesional? Corrija su rumbo”.

4. “No me importa lo que piensen los demás”

Morin destaca que aunque no siempre es saludable complacer a todos, tampoco se debe ir al otro extremo de no preocuparse por lo que las demás personas (especialmente los involucrados en su decisión) piensen.

De hecho, esto involucra el respeto y el nivel de socialización que usted puede tener en cualquier entorno. Y aunque es usted quien finalmente toma la decisión, escuchar a alguien que esté en contra o a favor, con sus respectivos argumentos, también es bueno para pensar.

5. “Sólo por esta vez"

Es también una ligera modificación de “sólo se vive una vez”. Carl Richards, planificador financiero y escritor, señala que esta justificación probablemente aparezca en su cabeza más de una vez porque realmente lo que es, es una excusa para actuar de una manera particular.

Esto, en el tema financiero, cuando usted está de compras, puede significarle una forma de argumentar algo que realmente no necesita o para ignorar situaciones de alerta que le dicen, muy en el fondo “no es conveniente”.

Lea también “Nueve señales que le indican que usted va a ser muy exitoso en su vida”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.