Conozca el nuevo manual para “vestirse bien”

Bajo el slogan de "una imagen limpia, formal y profesional", el Fondo Nacional de Garantías implementó un “manual del buen vestir” para proyectar una imagen limpia, formal y profesional.

Evidentemente ésta no es la forma de ir vestido a la oficina. Foto. Corbis. Evidentemente ésta no es la forma de ir vestido a la oficina. Foto. Corbis.
La moda se ha encargado de combinar lo formal e informal en un solo traje para ir a la oficina, sin embargo, vestirse para ir a la oficina es ahora todo un manual.

El código que desarrolló el Fondo Nacional de Garantías para conservar su imagen corporativa, justifica su razón de ser con la transmisión de una imagen sólida a los clientes en términos de confianza, seriedad y sentido de respeto a la norma social y de negocios.

Tome nota y revise que le falta o le sobre en su closet:

En el caso de las mujeres…

Solo tacón. Deberá usar zapatos cerrados y con tacón, el cual puede variar entre los 2 cm y 8 cm. No es permitido llevar a la oficina sandalias, zapatos abiertos, zapatos deportivos y/o baletas.

De la cadera hacia abajo. El largo de la falda se considera correcto a la altura de la rodilla como mínimo y siempre debe usarla con medias veladas.

En el caso de los pantalones debe evitar llevarlos demasiado ajustados o cortos, el corte del mismo debe ser a la cadera y hay que evitar que la cintura quede descubierta.

Es inadecuado que asista a su trabajo con faldas demasiado cortas, sueltas, largas, o con motivos coloridos; o en su defecto que vista shorts con o sin medias debajo.

De la cintura hasta el cuello. En cuanto a las camisas y blusas, es inadecuado que use escotes pronunciados y telas brillantes con demasiadas aplicaciones propias; así como los tirantes, strapless, camisetas tipo “tops” o demasiado cortas de la cintura.

Todos los colores son permitidos en el ambiente laboral, pero según el Fondo Nacional de Garantías, si su intención es transmitir una imagen más seria, los tonos conservadores como el azul marino, café, beige, gris y negro son la mejor opción.

En cuanto a texturas, deben evitarse las transparencias, tonos metálicos, con brillo o aplicaciones.

Cabello. Éste siempre lo debe llevar limpio, bien peinado y nunca recogido con caimanes. ¡Ojo! resulta de mal gusto que se presente con el pelo húmedo al trabajo.

Preste atención a las raíces del cabello, si ha decidido aplicar tinte y no use colores escandalosos.

Uñas. Las manos son la principal herramienta de trabajo; manténgalas siempre arregladas, el largo de la uñas debe ser discreto, no las decore y no deje que el esmalte de sus uñas luzca deteriorado.

Maquillaje. Úselo de manea discreta y acorde con su tipo de piel… “Las bases oscuras lucen demasiado artificiales y, además, dan más años de los que se tienen por ello, no queda nada bien para el “look” formal de la oficina. Las sombras muy fuertes no reflejan seriedad y profesionalismo, por ello no son aptos para el maquillaje de oficina (…) No es apropiado usar labiales llamativos, ya que restan seriedad”.

En el caso de los hombres…

Zapatos. Las normas para los hombres tal vez suelen ser menos rigurosas. Sin embargo, debe seguir algunas normas para transmitir seriedad… En el caso de los zapatos, siempre deben usarse cerrados y con medias, las cuales deben ir a tono con el pantalón o con el calzado.

Traje. Es casi que obligatorio usar saco y corbata, de colores poco llamativos y neutros. Los pantalones recomendados son los de paño, gabardina o paño con lycra cuando se quiere dar una impresión de profesionalismo. No están permitidos los jeans.

Cabello.
El cabello debe usarlo corto, si es ondulado manténgalo arreglado, evite el uso de gel (reemplácelo por cera moldeadora para dar un aspecto más natural).

No lleve barba ni bigote a la oficina, y si quiere ir a su oficina de este modo, procure que se bien cortos y cuidados.

Por ningún motivo se le ocurra llevar peinados poco convencionales, como crestas, cabello largo, figuras marcadas, etc.

Adicionales.
Sus manos deben ser arregladas semanalmente, sin que estas noten el esmalte transparente.

Por último, pero no menos importante, la fragancia (perfume o loción) no debe ser de fondo (muy fuerte) ya que sus aromas perduran mucho y podrían no gustar a nuestro cliente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.