Cómo volverse irremplazable en la oficina

Para que su futuro dentro de la empresa esté asegurado y su nombre no salga en cuestión cuando se hagan reducciones de personal, usted tiene que convencer a sus empleadores de su valor y de los beneficios que tiene la empresa al contar con usted.

Ser indispensable dentro de la oficina significa que usted se adapta, aprende y crece a medida en que la compañía cambia y evoluciona. Estos son algunos consejos para volverse en la persona de mayor valor posible para sus empleadores.

Nunca tome atajos
¿Conoce alguna persona exitosa que sea perezosa? Para que usted realmente se vuelva irremplazable, tiene que trabajar duro. No debe tomar ningún tipo de atajo y esperar que tenga un valioso respeto de su lado.

Adáptese, no sea rígido

En una era en la que la tecnología, el ambiente laboral y las técnicas de estrategias están en un cambio constante, lo peor que puede hacer es no aceptarlo. Es necesario que usted se adapte y esté dispuesto a abrazar cualquier tipo de cambio. Si no está dispuesto a dejar atrás algo del pasado, puede estar firmando su salida de la oficina.

Ser un perfeccionista será contraproducente
Muchos piensan que el ser un perfeccionista es lo que se necesita para ser exitoso, cuando en realidad lo previene. Es necesario caerse para poder levantarse y es cuando uno aprende de sus errores cuando más cambia y entiende el panorama. Si usted espera a tener éxito antes de siquiera tomar acciones, no llegará a ningún lado y quizás esa perfecta decisión y ese perfecto plan, nunca ocurra.

Esté al servicio de otros sin esperar nada en retorno
La mayoría solo hace algo si recibe otra cosa pero un empleado que sea realmente irremplazable es una persona que toma decisiones y soluciona problemas para el bien comunal de su equipo y de otras áreas o departamentos dentro de la compañía. Cuando usted se preocupa e interactúa con los demás demuestra características de confianza y liderazgo.

Establezca propósitos y no solo objetivos

En el trabajo usted tendrá ciertos objetivos que debe cumplir pero algunos de ellos no tienen un propósito claramente establecido. Y como la mayoría de personas dentro de la oficina están demasiado ocupadas para preocuparse por cosas que no tenga que ver con sus labores diarias, no se cometen ningún tipo de esfuerzos para producir cambios verdaderos. No se estrese por no cumplir ciertos objetivos, sino que más bien tenga claros sus propósitos dentro de la compañía.

Hágase sentir
En ocasiones su presencia debe notarse así que olvídese de quedarse callado y cuando pueda tome mando y no tenga miedo a hablar o explicar su punto de vista en reuniones o en toma de decisiones importantes.

Aprenda a perdonar de manera rápida

En la vida, como en el trabajo, se cometen errores. La cuestión es la capacidad de superarlos y arreglarlos. La manera en la que usted maneje estos asuntos delicados y logre aceptar diferencias todo a la vez de brindar las mejores soluciones posibles, demuestran qué tan preparado está usted para convertirse en alguien irremplazable dentro de la oficina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.