10 tips para vivir y estudiar en Australia, sin fracasar en el intento

por Nathalie Niño Suárez

El país oceánico es referente de formación y aventura para muchos colombianos que desean irse al extranjero.

123RF 123RF

Desde el otro lado del mundo, Australia recibe con agrado a aquellos inmigrantes que desean invertir en educación. Italianos, coreanos, chinos, japoneses, venezolanos, mexicanos, chilenos y colombianos, entre otros, se encuentran en el grupo de personas que llegan a vivir su aventura de conocer una cultura cosmopolita, estudiar y trabajar. Por ejemplo, Melbourne es una de las ciudades más apetecidas del país y con una importante oferta educativa.

La meta inicial de la mayoría de los estudiantes colombianos es aprender inglés y trabajar “en lo que salga”, las horas permitidas para solventar sus gastos. Desde mi experiencia personal, y otras de paisanos que he conocido, aquí van diez pasos que le ayudarán a planear e iniciar su aventura como estudiante en este país:

 FP le recomienda: Las posibilidades para estudiar en Australia 

  1. Piénselo bien, saque cuentas y antójese: Es tal vez el paso más difícil; lanzarse al ruedo y decir “me atrevería”. Para eso hay que contar con tres cosas fundamentales: tiempo, dinero y ganas. El presupuesto inicial está por encima de $20 millones colombianos, más los fondos financieros que debe demostrar de acuerdo con el tiempo de permanencia en el país. 
  1. ¿Solo o acompañado? Si emprende su aventura con alguien más, va a tener un cómplice y un apoyo en un camino con innumerables retos (un amigo, familiar o la pareja). Si viaja solo, el desafío es mayor, pero todo tiene su recompensa. Si va con su pareja, las condiciones de trabajo y estudio son compartidas. 
  1. Busque asesoría y asistencia: Consulte en una agencia especializada el programa de estudios que más se ajusta a sus intereses y a su nivel de inglés (si “se defiende” con el idioma, podría aplicar a una maestría o a un “diploma”). Ellos le pueden apoyar en los trámites ante la embajada (Visa) y los institutos educativos en Australia, así en como la compra de los tiquetes aéreos. 
  1. Tome la decisión y establezca la fecha: En sus cuentas, no solo incluya el costo inicial de los trámites (Visa, costo del programa y tiquetes aéreos), sino la manutención de los meses que vaya a requerir, mientras consigue un trabajo que le ayude a solventar sus gastos. Hay personas que consiguen trabajo dos semanas después de haber llegado y otras pueden demorarse hasta tres meses; es una cuestión de suerte. Por ejemplo, para vivir un mes en Melbourne, una persona puede necesitar alrededor de $2 millones, que le ayudarán a pagar arriendo, alimentación, transporte y gastos personales. 

También le puede interesar: Estudie becado en Australia el próximo año 

  1. Busque el sitio donde va a vivir: Existen varias páginas en Facebook, como “Comunidad de Colombianos en Melbourne”, o aplicaciones digitales como Gumtree, en las que se publican ofertas de habitaciones individuales o compartidas. Trate de separarla desde Colombia, para que tenga un sitio a donde llegar. Si llega a Melbourne, puede elegir entre el centro de la ciudad (la “city”) o los suburbios. En el centro de la ciudad es más costoso (más de $600 dólares australianos mensuales en habitación compartida), pero le puede quedar más cerca del instituto educativo elegido. En los suburbios, es más tranquilo y económico (unos de $600 dólares australianos por habitación individual o la mitad si es compartida). Importante: vivir con personas que no hablen español, para que tenga oportunidad de practicar el idioma en su residencia. 
  1. Aliste la maleta: Recuerde que Australia tiene estaciones y va necesitar ropa para clima frío y caliente. Trate de ser práctico y austero en las prendas que va a llevar, de manera que no vaya a tener que invertir en ropa al llegar a Australia. En la maleta de bodega puede incluso llevar algunos alimentos que podría extrañar como: café, masa para arepas, chocolate en pastillas y panela. 
  1. Diga adiós y tome el avión: Al estar tan lejos y en un sitio tan diferente, la “tierrita” y la familia se extrañan más; así que no subestime el momento de la despedida. Luego, prepárese para un largo tiempo de viaje, que puede incluir una o más escalas. Las más comunes pasan por Estados Unidos o por Chile. El último vuelo es el más largo; por ejemplo, el que va de Los Ángeles (EE.UU.) a Melbourne dura aproximadamente 15 horas. 
  1. Al llegar: Va a necesitar una tarjeta de acceso al transporte público. En Melbourne se llama Myki y le permite moverse por todo el sistema (bus, tren y tram). Es aconsejable cargarla mensualmente ($131 moneda local por 28 días). 
  1. ¡A trabajar!: Un estudiante puede laborar medio tiempo legalmente (20 horas a la semana). Existen diferentes opciones de trabajo; algunas de ellas en limpieza (oficinas, colegios, entre otros) y hospitalidad (meseros, baristas, auxiliares de cocina y bebidas). Todo depende del nivel de inglés y de la experiencia que se tenga. En un trabajo en limpieza, se podrían devengar aproximadamente $20-22 dólares australianos por hora (depende del contratante y de los impuestos descontados).
  1. Acostumbrarse a la rutina y ahorrar para viajar: Es una nueva vida y es necesario acostumbrarse a los nuevos compromisos adquiridos y buscar planes de entretenimiento. Poco a poco, podrá equilibrar su flujo de caja personal, su tiempo de ocio y, también, hacer planes para conocer los países más cercanos a Australia.

Si le gustó este tema, lea: Los 6 estudios de posgrado que valen la pena la deuda

*Periodista-magíster en Mercadeo Universidad de los Andes. Vive en Australia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.