Correo institucional: Lo que no se debe hacer

Al integrar una compañía, está claro que una de las primeras cosas que se recibe es una casilla de correo. Bueno, aunque esté a su nombre, debe saber que no es personal y que representa también a la empresa.

No sólo tienes que dejar afuera a su jefe de sus emails, sus compañeros de trabajo tampoco son motivo de discusión virtual. No sólo tienes que dejar afuera a su jefe de sus emails, sus compañeros de trabajo tampoco son motivo de discusión virtual.
Evocando el caso que involucró a Alexandre Jose Casanova, director comercial de Pernod Ricard en Portugal, quien comentó soezmente un blog que criticaba la mala atención de un afamado restaurante en Cali, motivado por ser el esposo de una de las hijas de los propietarios; pero que tuvo el infortunio de hacer su registro con el mail de la empresa para la que trabaja, abriendo el debate de qué hacer y qué no, con las herramientas de trabajo.

Aquí el registro:



Es por esto que si no quiere perder cierto o todo el respeto y la buena imagen que pueda tener en la compañía y el público asociado, tenga en cuenta estas recomendaciones que hacen los expertos para manejar adecuadamente su e-mail corporativo:

1. Hablar de su jefe:
Si tienes algo para decirle a tu superior es mejor que lo enfrentes cara a cara y no a sus espaldas a través de un correo. Recuerde que su mensaje quedará archivado y podrá ser usado en su contra en alguna oportunidad.

2. Hacer chistes de mal gusto:
No todo el mundo tiene el mismo sentido del humor y algunas bromas pueden resultar ofensivas para muchos. Por esto, es mejor que reserve su lado gracioso para el ámbito privado.

3. Hablar de sus compañeros:
No sólo tienes que dejar afuera a su jefe de sus emails, sus compañeros de trabajo tampoco son motivo de discusión virtual. Además este tipo de mails sirven para provocar chismes y mal ambiente laboral. Usted no sabe realmente, en qué manos puedan terminar este tipo de correos.

4. Comentar su romance:
Si mantiene una relación de tipo amorosa con alguno de sus colegas, intente mantenerla lo más alejada posible del ámbito laboral y no intercambie emails por el correo del trabajo. Recuerde que todo queda registrado.

5. Peleas o discusiones con sus colegas:

Cuando surja algún problema con alguno de sus compañeros de trabajo, enfréntalo cara a cara y no recurra a discusiones vía email que afecten el trabajo de los demás. Mucho menos involucre, con correos masivos, a sus otros colegas.

6. Planificar fiestas:
Aunque no haya nada malo en juntarse con sus compañeros a tomar unas copas, es preferible que no use su correo institucional para planificar fiestas o reuniones informales. No olvide que esta herramienta tiene un propósito… y es meramente laboral.

7. Compras:
No uses su mail profesional para comprar artículos online. Pues este queda registrado y esto lo hará lucir distraído y poco profesional.

8. Activar alertas de las redes sociales:
Mantenga su vida social en línea y su trabajo totalmente separados. Deje que las actualizaciones de estado de sus amigos lleguen a su Smartphone y no a la casilla que le asignó tu compañía. Esto también aplica para las inscripciones en blogs y foros, pues quedará su opinión registrada como si fuera en representación de la empresa para la que trabaja.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.