A lo que debería decir “NO” en su trabajo

Todas las empresas esperan encontrar empleados incondicionales que siempre asuman nuevos retos o responsabilidades que ayuden al progreso de la empresa. No obstante, siempre hay un límite para las situaciones.

A lo que debería decir “NO” en su trabajo A lo que debería decir “NO” en su trabajo
Cada trabajo y cargo creado en una compañía, suele tener unas cargas específicas así como tareas ritmos de trabajo distintos a los demás. Incluso, maneja unas formas de relacionamiento social particulares, pues mientras unas personas necesitan contactar a diario a clientes o a otros empleados, hay otros que son bastante independientes.

Pero sea cual sea su situación, seguramente a lo largo de su carrera profesional o del ejercicio de su función, se le habrán presentado solicitudes o requerimientos que lo habrán puesto “contra la espada y la pared”, es decir, en un dilema bien grande porque su respuesta puede desencadenar varias reacciones.

Por ejemplo, el simple hecho de decir “no” y saber cómo hacerlo, se convierte en un reto grande por sí mismo, tanto en la vida laboral como en la vida personal. Esto representa en analizar los pro y los contra de hacerlo, así como proyectar la posible reacción de la persona si recibe la respuesta que no esperaba.

FP le sugiere leer “Doce cosas que no debe revelar ni decir nunca en el trabajo”.

Lo cierto es que no debe decir “sí” a todo, en el trabajo. Tanto por las consecuencias que eso puede traerle a futuro, como cargas laborales nuevas o riesgos que quedarán asumidos por usted (y que pueden convertirse en errores que quedarán con su firma), así como por su bienestar propio o reputación.

Los pasos previos


Aunque a veces puede ser tan difícil negarse a decir o hacer algo, debe tener unas consideraciones previas para verificar el impacto de su respuesta. De acuerdo con Forbes, usted debería:

1. Tómese el tiempo para considerar la solicitud: desde el tiempo que deberá emplear para ejecutar lo que le están diciendo, hasta la carga actual que tiene y si puede representarle ventajas. Además, pida la mayor cantidad de detalles posibles para poder analizar bien la situación.

2. Pregúntese: ¿es una responsabilidad que debería asumir usted o que le corresponde a sus funciones? ¿Es algo que debería hacer alguien más? ¿Por qué no puede la otra persona? En el proceso, ¿estaría involucrado usted si no lo hace?

3. Considere las consecuencias: Forbes explica que es necesario sopesar los riesgos y las ventajas que le puede traer decir “si” o “no”, tanto a nivel personal como profesional. Y qué tanto puede afectarle una negativa a esa solicitud: ¿le cerrará opciones de crecimiento? ¿podrán tratarlo de poco productivo o colaborativo?

4. Pida prioridades: sea sincero, esto puede valer mucho cuando se trate de hacer respetar sus cargas y sus tiempos. Explique el dilema en el que se encuentra y que ha considerado las alternativas porque, por ejemplo, si usted debe responder por algo urgente o que representa mayor prioridad.

5. Ofrezca alternativas: si definitivamente considera que su respuesta debe ser “no”, trate de ayudar a la persona con otras opciones o con pequeñas ayudas que estén a su alcance y no lo perjudiquen.

6. Diga "no", personalmente: la educación y cortesía ante todo. Si le hicieron la solicitud, es porque lo consideraron por X o Y motivo y que, al fin y al cabo, hizo que lo tuvieran en cuenta. Así, un correo electrónico o un mensaje de texto pueden ser malinterpretados o leídos con el tono que no correspondía.

7. La explicación: debe ser lo más breve y sencilla que pueda. No se concentre en detalles o pormenores que lo que harán es ver que se está excusando lo que más pueda.

8. Valore: el hecho de que lo hayan tenido en cuenta o presente para esa solicitud. Quizás, incluso, se la hicieron con un poco de “flores” o adulación inicial, explicando por qué es usted la persona a la que le encargarían la tarea. Agradezca la intención, antes de decir que no.

Le sugerimos leer también “Las frases que no debe decir en el trabajo”.


Para pensar dos veces


Cuando ya haya analizado las situaciones, las ventajas y desventajas, considere las siguientes situaciones, ya que a veces puede tratarse de cosas que usted no vea importantes pero que, una negativa, tenga un fuerte impacto en su carrera.

Así, FP le trae una lista de esas cosas a las que está bien decir “no”, sencillamente, según The Muse, Fast Company y Careerealism:

• Cuando le delegan funciones que no le han correspondido en lo que lleva en su trabajo y que, por lo general, correspondían al trabajo de otra persona, porque “usted hace todo más rápido”.

• Cuando le piden mentir. Sea una mentira “blanca” o buena, para beneficiar a alguien o alguna situación particular. Recuerde que, como dice el dicho, “cae más rápido un mentiroso que un cojo”.

• Cuando comprometan su tiempo libre sin previo aviso, sea por turnos extra o durante los fines de semana.

• Cuando lo inviten a eventos o momentos sociales y usted no se sienta bien o simplemente no corresponda a algo que a usted le agrade o disfrute.

• Cuando anteriormente usted ya había asumido cargas adicionales y, luego de un tiempo, no le dijeron nada al respecto, ya sea por un “agradecimiento” o porque nunca valió la pena hacerlo o no se tuvo en cuenta.

• Cuando sepa que una vez asuma esa solicitud, responsabilidad o carga; realmente no va a tener un mayor impacto o, incluso, la ve como algo sin utilidad o banal.

• Cuando comprometa su ética profesional, ataque un principio, alguna persona o la empresa misma.

• Cuando no corresponda a su profesión, a su campo o aquello que vaya en contravía de lo que usted quiere ser reconocido.

Quizás le interese también “¿Se le puede decir no al jefe?”

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.