Las seis decisiones financieras que debe tomar cuando se queda desempleado

Si quiere sobrevivir por unos meses y evitar las deudas mientras que consigue un nuevo trabajo o una forma de obtener ingresos, le recomendamos que practique estas cosas.

123RF - Vadim Guzhva 123RF - Vadim Guzhva

Quedarse sin trabajo es difícil, más cuando toca responder por una familia o por diferentes obligaciones como el arriendo y los servicios que no dan espera mes a mes, tan estresante puede ser que hay personas que sufren cuando hay rumores de despido de personal en su empresa.

Es natural que surjan preocupaciones sobre la estabilidad de su trabajo, sin embargo, este no puede ser un obstáculo a la hora de tomar una decisión como abandonarlo, porque no se siente agusto o porque está pasando por una situación de acoso laboral. Usted siempre debe recordar que primero está su salud, su integridad y su felicidad.

Lo que si es cierto es que usted no puede quedarse en la zozobra sobre un posible despido o una posible situación de desempleo, más bien debe estar preparado y sobre todo trabajar en la habilidad de la resiliencia, pues no será ni el primer problema, ni el primer obstáculo que se le presente en la vida. De alguna forma se va a parar y va a salir adelante con lo que tiene.

No espere a que las cosas o mejor las soluciones le lleguen ‘caídas del cielo’, busque las oportunidades y las formas en las que puede generar nuevos ingresos para cubrir gastos y si puede administre un ahorro que le ayude a mantenerse:

Mire estos 4 tips fundamentales para ganar dinero extra

Lo ideal es que antes de que esto suceda usted se prepare con un fondo de emergencias o un fondo de ahorro de por lo menos tres meses de salario completo, así no le dará duro los días de desempleo sin un solo peso. Además recuerde que en caso de que se quede sin trabajo puede acceder al subsidio de las cajas de compensación o al retiro de sus cesantías.

De todas maneras, si es su caso o siente que va a quedar desempleado dentro de poco tiempo, le dejamos algunos consejos financieros citados por Financial Diet que puede comenzar a preparar antes de que entre en pánico y sus finanzas se afecten:

#1 Haga un balance de su patrimonio: lo primero que debe hacer es ubicarse financieramente, la pregunta es ¿qué tiene? y ¿en dónde lo tiene? Su tarea: tomar un lápiz y un papel o si es muy digital abrir una hoja de excel y hacer un cuadro de  tres columnas, una para liquidez en efectivo, la otra para la jubilación y la última para las deudas.

De manera muy juiciosa empiece a anotar cada uno de los productos o cosas que tiene: la cuenta de ahorros, la cuenta corriente, el CDT, las acciones, las casas o locales, la cuenta del fondo de pensiones, la cuenta de cesantías y la billetera o el colchón donde tiene parte del dinero guardado.

Después de anotar los productos asocie a cada uno la cantidad de dinero que le corresponde, para ello es necesario que revise saldos y que pida extractos y certificaciones. Al final sabrá exactamente qué es lo que tiene, si realmente puede estar tranquilo y por cuánto tiempo.

Le puede servir para hacer un presupuesto: Plantillas en excel para llevar el control de gastos e ingresos

#2 Aproveche la tarjeta de crédito: ¡Pilas! no vaya a confundir el mensaje, porque con esto no le estamos diciendo que raye su tarjeta con avances o con compras a 36 cuotas. No, lo primero que debe hacer es cancelar las que no usa o menos usa para disminuir gastos. Cuando le decimos que la aproveche, nos referimos a los puntos o millas que ha acumulado desde que la tiene o desde que redimió el último viaje, pues con esos puntos puede ahorrar en cosas que necesite e incluso en alimentación, ya que muchas tienen puntos de lealtad para cambiarlos en restaurantes.

#3 Cancele sus membresías: cuando estaba trabajando y estaba recibiendo un salario fijo mensual, usted se daba uno que otro lujo, claro usted no los ve así porque estos se volvieron parte de su día a día, en pocas palabras se convirtieron en un gasto más que se debe pagar pero que quizá es innecesario y se puede eliminar porque  no le va a causar graves problemas como por ejemplo, el pago de Netflix, de Amazon o el del gimnasio.

De hecho, si usted se queda sin empleo estas son unas de las primeras cosas que usted tendría que cancelar para ahorrar dinero. Piénselo, no es tan terrible como cree, pues en vez de ir al gimnasio puede salir a trotar 20 minutos al parque o hacer una rutina de ejercicio todas las mañanas en su casa.

#4 Use los bonos o cupones de regalo: ¿Se acuerda del bono de dotación que le dieron en la empresa hace tres meses o la tarjeta de regalo que le dio su tia el mes pasado? Bueno, es hora de revolcar su apartamento y buscar todos aquellos regalos de este tipo que había dejado en el olvido o que alguna vez dijo “lo dejo para después” ya que estos bonos lo pueden sacar de apuros como el mercado o la ropa para su hijo.

#5 Controle el dinero de su alimentación: ya no puede seguir comiendo por fuera como antes, ni siquiera un “corrientazo” pues ese es dinero que puede utilizar para otros gastos importantes. No gaste en el diario, mejor haga un presupuesto para el mes, es decir, compre en cantidad y bájele a la compra de alimentos de marcas costosas, las marcas blancas también son buenas y son más económicas. Es más usted puede comer muy saludable sin necesidad de gastar en tantas especias o salsas para acompañar.

#6 Solicite el subsidio de desempleo: no le de pena acceder a un beneficio que tienen todos como ciudadanos, como le mencionamos anteriormente, es normal que alguien se quede desempleado y usted no puede dejar pasar una ayuda económica por vergüenza.

En Colombia el subsidio de desempleo se toma por la caja de compensación los beneficios y los requisitos son:

Beneficios

  • Pago de seguridad social (salud y pensión) durante seis meses
  • Bono de alimentación, salario mínimo y medio dividido en seis meses ($1.106.575)
  • Subsidio familiar durante seis meses
  • Capacitación laboral

Requisitos

  • Estar desempleado
  • Haber estado en los últimos tres años por lo menos un año afiliado en una caja de compensación.
  • No ser ni titular ni beneficiario de la EPS

Lea también: Ahorró $1 millón de dólares en 5 años ¿cómo lo hizo?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.