¿Dos, tres, cuatro, cinco o más meses sin trabajo?

Si eso le está pasando en la actualidad debe tomar medidas urgentes como empezar a revisar si está procediendo bien o mal en la búsqueda del nuevo puesto.

¿Dos, tres, cuatro, cinco o más meses sin trabajo? ¿Dos, tres, cuatro, cinco o más meses sin trabajo?
Puede ser que usted escuche entre la gente expresiones que indican que algún conocido o familiar está desde hace varios meses tratando de ubicarse laboralmente.

La situación es más angustiosa cuando el que busca empleo tiene hijos u otro tipo de personas que dependen de él económicamente.

Para aquellos que lleven más de un mes o un semestre buscando empleo los siguientes consejos les pueden servir.

Cambie las maneras

Abigail Rojo, experta en planificación financiera y consultora de asuntos económicos y laborales, cree que una de las causas por las que algunos tardan en ubicarse laboralmente radica en la forma que buscan el nuevo empleo.

La recomendación es que tiene el método de entregar hojas de vida personalmente es mejor que lo haga temprano, no espere hasta después del medio día, a esa hora muchas empresas o las compañías reclutadoras ya han tomado decisiones respecto a potenciales personas que quieren entrevistar para un cargo.

Si su método es buscar empleo por internet tampoco es aconsejable enviar emails en la tarde y menos en la noche, porque su mensaje quedará perdido en medio de los correos que llegan temprano. Adicionalmente se recomienda ser exacto en el asunto, nunca escriba “hoja de vida” a secas, ponga “hoja de vida para el cargo de ingeniero de sistemas”.

Haga una hoja de vida impecable

Si cuenta con varios años de experiencia laboral no pierda la oportunidad de lucirse en su hoja de vida, no haga una lista de los nombres de las empresas, ni de los cargos y el tiempo que duró, diga qué logró durante su paso por la compañía, los retos que debió superar y el tiempo en que logró los resultados que se le solicitaron.

No se le ocurra escribir en la hoja de vida que es un líder y que cuenta con la capacidad suficiente para trabajar en equipo, porque las compañías asumen que como usted tiene experiencia laboral tiene esas dos cualidades. Hacer demasiado énfasis en ello puede ser considerado como inseguridad, mejor concéntrese en mostrar lo mejor de usted.

Si han pasado muchos años desde que elaboró su última hoja de vida contacte a alguien que lo asesore para escribirla.

Sea coherente

Aunque hayan pasado un par de meses desde cuando perdió su último empleo no pierda el norte, tenga claro que es lo que quiere conseguir y en qué sector. Recuerde que a diferencia de los recién graduados el que tiene experiencia cuenta con la teoría y la práctica y tarde o temprano será contratado.
Si mantiene claro hacía donde quiere llegar ahuyentará situaciones depresivas y momentos negativos.

Ojo con las redes sociales

Mucho cuidado con lo que ha puesto en su perfil o blogs, según Rojo actualmente muchas compañías antes de contratar a un empleado analizan sus comentarios en las redes o los buscan en Google para percatarse de lo que han publicado ahí.

En este punto también es importante resaltar que si aspira a ingresar a una empresa donde trabaja un conocido es mejor que omita decirlo durante el proceso de selección, ya que pueden indagarle a él sobre su vida personal y este puede contar más de la cuenta y cometer una imprudencia.

Revise si el problema es de la economía

Si la búsqueda de trabajo se demora más de la cuenta y alcanza cifras desesperantes como ocho meses o más el problema tal vez ya la culpa no la tenga usted sino las condiciones económicas del país.
Para Stefano Farné, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad Externado a veces la gente cree que porque tienen un título y la experiencia conseguirán trabajo prontamente y la verdad es que eso no siempre se cumple.

Hay que revisar cifras como aquella del Ministerio de Educación que dice entre los años 1960 y 2000 egresaron un poco más de un millón de profesionales, mientras que entre 2001 y 2007 lo hicieron cerca de 600 mil, eso quiere decir que ahora hay más profesionales y menos cargos, en ese caso hay que buscar otras alternativas como la del emprendimiento, poner a prueba la creatividad o aceptar cualquier trabajo, esta última opción sobre todo para aquellos que ya pasan los 35 años de edad o más y tienen una familia que mantener.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.