¿Ama su trabajo? Entonces podría vivir más tiempo

Hoy en día las condiciones y evolución de la tecnología y la ciencia han hecho que la expectativa de vida aumente en todos los países. Sin embargo, si usted es de quienes se apasiona por lo que hace, es probable que viva mucho tiempo más. ¿Por qué? FP le cuenta.

¿Ama su trabajo? Entonces podría vivir más tiempo ¿Ama su trabajo? Entonces podría vivir más tiempo


El deseo de ser feliz lo tiene la mayoría de los seres humanos, pero es algo que puede estar en contradicción cuando el estrés, el trabajo y las necesidades financieras se aparecen de forma constante en nuestros pensamientos. Incluso, porque hay una creencia general y es que para poder sentirse tranquilo y feliz es necesario tener dinero, dinero que sólo se obtiene de una forma: trabajando.

Entonces, con esta mentalidad, la vida se convierte en una especie de círculo vicioso, porque usted termina trabajando para obtener dinero y, cuando empieza a ver que así sucede, querrá esforzarse más para conseguir aún más y, con eso, supuestamente lograr un mejor nivel de vida. Pero, al fin y al cabo, lo que terminará haciendo es trabajar para el dinero y no hará nunca que el dinero trabaje para usted.

FP le recomienda “¿Cómo encontrarle sentido a lo que hago?”

Con todo esto, vale pensar si ese esfuerzo puede realmente valer la pena o si quizá significa quemarse para nada. Pues bien, con todo esto surgió un nuevo estudio sobre longevidad, en el que se determinó que aquellas personas que eran continuamente productivos eran más sanos y vivían más que aquellos que no.

Incluso, entre las conclusiones se determina que trabajar, en un acto como tal, hace que una persona sea feliz por el simple hecho de sentirse útil y poder hacer un aporte a algo que vea reflejado (aunque muchas veces no le sea reconocido) tanto en su hoja de vida como en los resultados de una empresa o, si es el caso, en su propia empresa.

El tema con esto es que cuando una persona se mantiene activa y siente la necesidad de mantenerse útil en algo, existe un nivel de “ejercicio mental” que se mantiene a lo largo de los años porque la persona está interesada en seguir aprendiendo y lograr aplicar y dominar esos conocimientos adquiridos a lo largo del tiempo.

Dentro del mismo estudio de Science Daily se estable que si cuenta no sólo con esa motivación, ese nivel de productividad, sino también con las siguientes características, usted podrá llegar a tener una vida más extensa:

  • Prudencia: esto implica reconocer una realidad y asumirla tal como se viene presentando, es decir, no ignorar los problemas y disfrutar al máximo las etapas de felicidad que se presentan. Esto hace que la persona se estrese menos y, por lo tanto, su salud sea mejor.
  • Persistencia: “el que persevera alcanza” y, al respecto, es importante señalar el nivel de placer y satisfacción que puede lograr una meta alcanzada, porque son personas que aprenden de la experiencia, se siguen arriesgando y cuando llega ese momento de éxito, saben prolongarlo por el resto de su vida, como un suceso memorable y de motivación personal.
  • Compromiso: cuando hay una dedicación constante, no sólo las habilidades intelectuales como la memoria y el aprendizaje, sino también habilidades físicas y emocionales empiezan a desarrollarse a lo largo de la vida.
  • Altruismo: implica reconocer al otro o a los demás. Quienes asumen este valor en su vida, junto con la pasión por su carrera o profesión, son mucho más saludables y longevos en tanto que pueden encontrar en los demás pequeñas satisfacciones (al ayudarlos) así como también un soporte y apoyo personal.

No se pierda “Vida y trabajo, ¿cómo encontrar un equilibrio?”.

El propósito

Ahora, para que esto tenga un mayor impacto positivo, los investigadores también determinaron que entre más pasión se tenga por lo que se haga, mayor será el beneficio en longevidad. Al respecto, NPR también publicó los resultados de una investigación que concluye que cuando una persona tiene un propósito y un sentido de vida (que lo logra generalmente a través del ejercicio de su profesión) pueden llegar a tener una posibilidad del 15% de vivir muchos más que aquellos que no lo tienen.

Incluso, no importa a qué edad se encuentre o se logre desarrollar esa motivación, pues en los análisis que se realizaron a más de seis mil personas estudiadas, están más desarrolladas con la sensación de bienestar emocional y la forma en la que se asuma la vida, en general. En el artículo, la investigadora señala que esto es como proporcionar algo así como una "brújula o faro que provee un objetivo general y la dirección en la vida del día a día."

Eso sí, si bien para cada persona tener un “propósito” puede diferir en cuanto a definición; lo importante es que se trate algo que lo mantenga concentrado, que le permita desarrollar la creatividad y contribuya a un cambio social (sea a nivel familiar o con un impacto mayor en su comunidad).

Ahora, en sí, que se tenga un sentido o propósito en la vida no es lo que contribuye, como tal, a una mejor salud. La clave está en que mantener esa actitud respecto a la vida permite que la persona disminuya sus niveles de estrés y sea más tolerante al fracaso y a los daños que se le puedan presentar a lo largo de su vida.

Lea también “Excusas para salir temprano del trabajo que ya no le funcionan”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.