Por esto es que tiene que cuidar su puesto en 2016

Si usted ha escuchado noticias o leído prensa, sabrá que la situación económica de Colombia no está nada fácil.

Ingimage Ingimage

Sólo basta leer un par de titulares para saber que ya no se tiene el mismo boom económico que se vivió hace un par de años gracias al buen comportamiento del precio del petróleo, la inversión extranjera directa y las políticas del Gobierno. Actualmente la economía colombiana está enfrentando una serie de inconvenientes porque las personas se han endeudado más de lo que debían, los ingresos por petróleo han caído ostensiblemente y la industria también está cayendo.

Y, por supuesto, todo esto tiene consecuencias aunque usted no las vea tan evidentes: en el ciclo económico las empresas producen productos que las personas compran. Pero si las personas dejan de comprar, las empresas no venden, pero aun así tienen que asumir unos gastos y buscar sobrevivir, por lo que no sólo tendrán que bajar el precio de sus productos, sino que posiblemente deban prescindir de algunos empleados quienes, al quedar sin ingresos mensuales, tampoco podrán comprar otros productos que otras empresas produzcan y así, el ciclo se repite. El panorama no es alentador para el 2016.

FP le recomienda “Las 8 razones por las que su hoja de vida es ignorada”.

Ante esto, tiene que saber que, de acuerdo con una encuesta de ManpowerGroup, empresa especialista en selección y trabajo, los empleadores en Colombia reportan planes de contratación bastante modestos para el primer trimestre de 2016.

“Con 20% de los empleadores esperando un incremento de los niveles de personal, 10% anticipando una disminución de la contratación y el 67% sin pronosticar cambios, la Expectativa Neta de Empleo queda en +10%. Una vez se hace el ajuste por estacionalidad, es decir, limpiando los datos de factores coyunturales propios de la época del año, la perspectiva es de +11%, reflejando la previsión de contratación más baja desde el cuarto trimestre de 2009 y completando cinco trimestres consecutivos de disminución”, señala el informe.

Mientras se ve una relativa estabilidad en las intenciones de contratación trimestre a trimestre, hay disminución en 5 puntos porcentuales año a año, mostrando una escala de constante descenso durante 2015 e inicio de 2016.

De acuerdo con Rosalba Montoya Pereira, Directora de ManpowerGroup en la Región Andina de Suramérica, “La situación con la tasa de cambio, el aumento de tasas de interés, el fenómeno del Niño, los precios del petróleo, la frontera con Venezuela, la inflación y su impacto en las negociaciones del salario mínimo y la expectativa de nuevas reformas impositivas significan incertidumbre al momento de finalizar este año e iniciar 2016 y, en consecuencia, más cautela en general. Lamentablemente en el caso de la Minería y de las pequeñas empresas hay expectativas negativas de generación de empleo, pero hay también esperanzas de acomodación al dólar caro para los exportadores y de modificar la actual carga impositiva de forma tal que ayude a las empresas a absorber los recientes golpes que han recibido, entre otras posibilidades optimistas a más largo plazo”.

Lea también “Las empresas que contratan a personas con malas calificaciones”.

En peores panoramas

Al respecto, otra encuesta realizada por Adecco Colombia, indica que un 84% de los colombianos consideran que entre mayor edad, menos oportunidades laborales: el (41%) de los colombianos le tiene mayor temor a no encontrar trabajo en el campo profesional, frente al (30%) que considera tenerle mayor miedo a que la intensidad laboral y horaria interrumpa su vida personal, (16%) a ser despedido de la empresa y el (13%) a que el trabajo le impida continuar o culminar sus estudios.

Por lo anterior, donde el (43%) teme a no encontrar trabajo en el campo profesional u oficio, el (75%) afirma que ha tenido dificultades para encontrar trabajo, mientras que un (25%) manifiesta que encontrar trabajo en su profesión no implica ninguna dificultad.

Consideración final

Con esto, es importante que usted sea consciente que por más cansado o mal pago que esté en su trabajo, no puede ponerse a jugar con su futuro laboral. Considere que no puede “quedarse sin el pan y sin el queso”, por lo que renunciar parece que ahorita no es una opción si no cuenta con una posibilidad u oferta fija, que se le asegure estabilidad.

Quizás la otra opción sería realmente emprender, pero para ello también tiene que ser consciende de preparar sus finanzas, porque, como ve, la situación no está fácil para nadie.

También lea “Los más educados, pero los peor pagos”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.