En Colombia falta formación directiva

Germán Mejía, director del Programa de Alta Dirección Empresarial y director del Latin American Management Seminar - LAMS, aseguró que al país aún le falta mayor inversión en formación gerencial.

Germán Mejía, director del LAMS. Germán Mejía, director del LAMS.
Más de 120 empresarios de reconocidas organizaciones colombianas y latinoamericanas, entre ellos los presidentes de Colpatria, Bancolombia y Quala, se reunieron la semana pasada en Cartagena en el marco del Latin American Management Seminar - LAMS para hablar sobre los retos de la innovación, la cultura corporativa enfocada al consumidor y la dirección de las organizaciones en momentos de cambio e incertidumbre.

Germán Mejía, director del Programa de Alta Dirección Empresarial - PADE y director del LAMS habló con finanzaspersonales.co y aseguró que aunque Colombia se encuentra dando grandes pasos en la creación de líderes, aún nos falta invertir en formación directiva. Además reveló, según considera, los nombres de tres grandes líderes del país, a  nivel empresarial.


¿Cuáles son los principales retos de los líderes de hoy en día?
Generar culturas organizacionales “sanas”, que se encuentren orientadas a la competitividad e innovación, además de entender la evolución del entorno político, económico, social y ambiental, y asumir un papel más activo en ellos, para propiciar escenarios que permitan alcanzar mayor productividad de empresas, de sectores y del país en general.

Otros retos importantes también se encuentran en desarrollar capacidades gerenciales para asimilar mejor la evolución tecnológica e incorporarla a las organizaciones desde los procesos y la administración en general; sin olvidar que se debería promover la generación de mayor capital social en el país. Para que en este sentido se logre propiciar redes relacionamiento y conocimiento, que faciliten oportunidades para actuar más en equipo.

¿Cuál sería el modelo ideal de cultura corporativa para una empresa?
Un modelo que articule los intereses y expectativas de los miembros de la organización con los de su misión y el mercado. La unidad es la clave en los propósitos y la acción.

Es por esto que dicho modelo debe estar soportado en la confianza generada desde lo emocional y la confianza consolidada en lo racional, que son en últimas producto del respeto y admiración mutua, por las capacidades y talento de cada uno de los integrantes. Es importante destacar que el modelo debe integrar, además, la acción y el producto de tres dimensiones organizacionales: que es la visión estratégica, la gestión por procesos y la continua transformación cultural.

¿En materia de liderazgo cómo se encuentra el país?
Estamos mejorando cada día más. Ya que la exigencia que se tiene en incrementar la competitividad de las empresas, demanda una alta dirección consolidada en las mejores prácticas y capaz de interpretar hechos y oportunidades internas y externas.

Parte de este reto nace en la necesidad de apropiarse de temas de interés general, en los que se abordan la misma generación de las políticas públicas que a su vez impactan el negocio y mercado en general. Por ejemplo, la situación social, es un tema de los empresarios también y el liderazgo debe incluir un genuino compromiso hacia esta.


¿Qué empresarios colombianos cree usted que cumplen las características de líder?
A mi forma de ver, los dirigentes que considero hoy en dñia son líderes interesantes e integrales son Esteban Giraldo, director de Bimbo, Rubén Darío Lizarralde, quien fuera presidente de Indupalma y recientemente nombrado ministro de Agricultura y Alfredo Hoyos, presidente y fundador de Frisby.

¿Cómo se encuentra el país en tema de inversión en investigación e innovación y formación de líderes?
Falta fortalecer la cultura de formación directiva. Es determinante ampliar la atención e impacto de la categoría Executive Education.

Esto, por que los procesos de formación a personas de la alta dirección impactan la competitividad de las empresas, ya que se capitaliza la experiencia directiva y perfecciona sus actitudes y habilidades para dirigir sus organizaciones e impactar más a otros.

Cada empresa debe estar dispuesta a orientar recursos para fortalecer la capacidad de dirección de quienes orientan las organizaciones. En alta dirección resulta relevante invertir y al país aún le falta.

Por lo que la reflexión que se genera es que los procesos de perfeccionamiento de las habilidades directivas, deben ser un continuo, permanente y autocrítico ejercicio.

¿En materia de inversión en dicho campo, cuál es la posición de Colombia frente a los otros países de la región?
Aunque no existe ranking que determine exactamente la posición del país en inversión en investigación y formación de líderes, sí está el The World Economic Forum The Global Competitiveness Report, que dentro de sus puntos para medir la competitividad mucho esto. Y para lo que fue el 2011 y 2012, Colombia logró establecerse en el lugar 84 entre 142 países del mundo, y de 11 entre los países de la región.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.