Las 5 lecciones financieras que puede aprender de un periodista

Aprovechando la celebración de este día, en Finanzas Personales hacemos un homenaje a los comunicadores, recordando cuáles son esos trucos que, desde su profesión, le puede ayudar a ahorrar y a invertir.

Las 5 lecciones financieras que puede aprender de un periodista Las 5 lecciones financieras que puede aprender de un periodista

En Colombia, el día del periodista se celebra el 9 de febrero, en conmemoración a la fundación del primer periódico “Papel Periódico de la Ciudad de Santafé de Bogotá”, que se realizó en el año 1791. Así, es una fecha que se estableció para homenajear la función de los comunicadores.

Y aunque se trata de una profesión que ha sido criticada y puede no ser muy comprendida por muchos, es gracias a los periodistas que las personas pueden ejercer su derecho a la información, ya que son ellos quienes se convierten en el puente al comunicar lo que está sucediendo en determinado contexto, a personas que no se encuentran en el “sitio de la noticia”. Eso sí, hay que tener en cuenta que la responsabilidad no sólo es de parte de quien comunica, sino también de quien elige cómo informarse.

Con esto, un día en la vida de un periodista puede estar lleno de muchos altibajos: es una persona que puede no tener horarios fijos (sabe la hora a la que ingresa pero nunca a la que sale), muchas veces su retribución económica no es muy buena y debe trabajar para varios medios con el fin de lograr un buen salario, así como también existe el caso en el que debe sacrificar su vida personal cuando sale información de última hora. Muy rara vez se desconecta de la realidad y, si es especializado, se convierte en una fuente de información a la hora de tomar decisiones.

FP le recomienda "Las 4 razones por las que toda empresa debería contratar un comunicador".

Es por esto que ellos también se pueden convertir en buenos ejemplos de cómo llevar unas finanzas sanas, no sólo por los horarios y jornadas que manejan, sino también por las habilidades creativas que tienen que desarrollar en muchas ocasiones con el fin de ejercer su profesión.

  1. Haga preguntas, aun cuando parezcan tontas

Los periodistas pueden convertirse en un mar de conocimientos, ya que deben estar al tanto de todo para poder informar a las personas de forma adecuada. Eso los lleva a que sean muy curiosos sobre todo lo que sucede y hagan todo tipo de preguntas aun cuando éstas parezcan obvias o tontas, pero es, en ellas, donde pueden llegar a encontrar una “chiva”.

Esto les permite que tengan una herramienta a su favor: el conocimiento, con el cual se valen para hacer denuncias o para hacer valer sus derechos. Así, no se “dejan meter los dedos a la boca” y es allí cuando usted aprende que, al momento de hacer una inversión o un negocio, tiene que preguntarlo todo, para que tenga la total certeza sobre el destino que va a tener su dinero.

  1. Sea recursivo

Ya sea porque se quedó sin dinero mientras estaba haciendo un trabajo de campo en una población lejana o porque la batería de la cámara se acabó, el periodista es muy creativo y siempre debe encontrar la forma de realizar sus tareas y tener un plan B, C, D o Z en el caso en que lleguen a suceder situaciones que no puede controlar.

Esto es algo que también puede aplicar para su vida diaria, sabiendo que si se queda sin dinero, deberá buscar otras alternativas para obtenerlo, sin “quedarse quieto” y esperando que le llegue por arte de magia. Busque siempre la forma de darle solución a sus problemas financieros, aun cuando pueda ser una idea que parezca tonta, nunca sabe si puede llegar a funcionar.

Lea también "Tres pilares para lograr construir una imagen exitosa".

  1. La salud siempre va primero

Dados los horarios y las jornadas, un periodista puede pasar un día entero sin comer, realizando sus labores. Pero sabe que tiene que cuidarse, porque es muy difícil seguir trabajando cuando está enfermo y, aunque pueda estarlo, su pasión lo llevará a estar siempre al frente del micrófono, la pantalla o las cámaras. Entonces, sabe que la inversión en salud es algo que vale la pena: los controles médicos, llevar onces y cuidarse del clima, son algunos de sus trucos para estar bien.

Una enfermedad no sólo disminuye su productividad en el trabajo, sino que, de no tenerla controlada, puede tener grandes impactos a futuro: por ejemplo, no hacer pausas activas pueden desencadenarle una enfermedad de túnel del carpo o el estrés, llevarlos a dolores de cabeza crónicos que les impida trabajar por completo.

  1. Sea paciente

Y persistente. Las cosas no se dan de la noche a la mañana y eso lo tiene muy claro un periodista. No sólo en oportunidades de crecimiento laboral, sino también cuando están interesados en una entrevista o en conocer una situación particular para elaborar un artículo o reportaje. No hay profesión más paciente y persistente que la de un periodista cuando quiere lograr algo que sabe que puede ser muy útil publicar e informar.

La enseñanza es básica: puede que ahorrar o invertir no sea algo que dé frutos inmediatos, pero cuando usted simplemente lo hace día a día, como parte de un hábito, luego comprenderá que ser persistente y paciente siempre tiene sus ventajas.

  1. Usted no obtiene lo que merece, sino lo que negocia

Aunque esto puede ser relativo, el periodismo se ha convertido en una de las profesiones que más defiende el valor del conocimiento. Esto, dado que no existe una tarjeta profesional, aquellos que dedicaron cinco años saben que tienen en su poder unas herramientas y una experiencia que deben ser valoradas: saber comunicar, dar un mensaje efectivo, contar con las fuentes adecuadas para una nota así como el esfuerzo que se hace durante la reportería (y demás habilidades que se desarrollan en la universidad y en el ejercicio de la profesión).

Es así como es un gremio que se ha esforzado por demostrar que todo esto tiene un valor y que, entre más experiencias y formación académica, más deberían ganar. Pero la situación está complicada y ha sido difícil convencer a las nuevas generaciones de esto, quienes se ofrecen a trabajar por salarios muy bajos.

En negociación salarial, los periodistas saben cuál es su valor, qué pueden aportarle a un medio o a una empresa y, con ello, estiman el costo de oportunidad entre su tiempo libre y el de su pasión.

Quizás le interese también "De empleados a fans de las empresas".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.