Las 5 maneras de dar una buena impresión durante la entrevista laboral

Muchas veces recibir la llamada de un reclutador es un motivo de satisfacción cuando se está en la búsqueda de trabajo, ya sea porque tiene empleo y está probando si le sale una mejor oportunidad, o si se encuentra desempleado y le toca ponerse a hacer ‘lo que salga’.

123RF 123RF

No es para menos la alegría, ya que uno corre con la suerte de haber sido seleccionado entre montones de hojas de vida. Y decimos que ‘suerte’, porque hay estudios que confirman que un reclutador tarda solo 7 u 8 segundos en mirar un currículo y elegirlo entre un montón de candidatos que ponen las mismas palabras en sus perfiles. Es un lugar muy común cuando alguien se describe como un ‘apasionado, comprometido, ‘buena gente’, serio…’ y muchos adjetivos que son de ‘relleno’.

Póngase a pensar en el trabajo del reclutador ¿usted llamaría a alguien si creyera que no es ‘serio, apasionado, comprometido’? Entonces para qué poner esos atributos. Si va a encontrar trabajo, es mejor decir que sabe desempeñarse en situaciones de crisis o que entiende la comunicación en los diferentes niveles jerárquicos de la organización.

Pero nos fuimos un poco por las ramas, así que volvamos a lo importante y es la cita que tiene para la entrevista laboral. Los reclutadores tienen ‘ojo de halcón’ para detectar cualquier descuido de un candidato y así los van descartando.

Usted, sin tener idea, puede caer en actos involuntarios, costumbres inconscientes que pueden hacer la diferencia entre ser tenido en cuenta o de inmediato, engrosar la lista de ‘descartados’. Y si lo último pasa, mejor ‘échele tierrita’, porque ‘esa platica se perdió’ o mejor dicho, para que lo vuelvan a llamar puede pasar un buen tiempo, quizá no lo vuelvan a contactar.

Siga leyendo: 7 preguntas para hacer en su próxima entrevista laboral

Tres consejos para ir a la entrevista

El portal Terecomiendo.com, especializado en ofrecer empleo en Internet, destaca tres aspectos claves para llegar a la entrevista de trabajo. Digamos que si lo llaman para esta cita, usted ha avanzado entre un 50% y 60% en el proceso de selección, pero sigue la parte de las respuestas y otros aspectos que los reclutadores evalúan.

#1. Prepárese: no llegue sin tener idea de la empresa que lo citó, ahora por Internet es posible investigar un poco y al menos enterarse del sector de la compañía que está interesado en su experiencia y en pagarle por sus servicios.

#2. Sea puntual: no haga perder el tiempo de los demás, el de ellos es un tiempo igual o más importante como el suyo. Si está a la hora exacta, ya va tarde, lo mejor es que se presente entre 15 y 10 minutos antes. Y acá no hay excusa como que ‘la lluvia de demoró’ o ‘es que había un trancón tenaz’.

#3. Vaya bien presentado: los hombres pueden ir en traje formal y las mujeres de sastre. Aunque hay excepciones en sectores como el desarrollo web, diseño, programación que se permiten atuendos un poco más informales. Pero eso sí, no vaya sin bañarse, sin afeitar o con las uñas mordidas. Dará una terrible impresión.

Le tenemos: ¿Cómo ir vestido a su primera entrevista laboral?

Las acciones inconscientes

Según Stephanie Vozza, experta en selección de personal y colaboradora del portal FastCompany.com, algunos de los momentos más cruciales y de más impacto en la entrevista de trabajo no tiene que ver con lo que usted llena en su hoja de vida. Hay otras señales que usted comunica durante esta cita y que usted no se da cuenta que las está enviando.

#1. La atención que pone en la pre-entrevista

Cuando un reclutador lo saluda y comienza a preguntarle por cómo está el clima, qué tal estuvo el trabajo o ‘¿cómo se encuentra usted hoy?’, por más banales que parezcan son en realidad una manera de medir su atención por el detalle. Estas preguntas que se hacen antes de la entrevista conllevan a averiguar un poco por el comportamiento, dice Brad Harris, profesor asistente de gerencia en Neely School of Business en la Universidad Cristiana de Texas.

Esta conversación introductoria, gira en torno a temas que no se relacionan con el trabajo, y puede servir para establecer una buena relación, pero tenga cuidado con esta pequeña charla. En un estudio publicado por el Diario de la Sicología Aplicada, Harris y sus investigadores asociados encontraron que lo que usted dice en esta conversación temprana puede ser usado en su contra. “Los más pequeños detalles de esa mini interacción proporcionan a los entrevistadores significativos detalles de los prospectos para llenar una vacante”, explicó.

#2. Estrechar manos ayuda

Un firme apretón de manos mientras se mira directamente a los ojos del reclutador, especialmente si es una mujer, conlleva a aumentar las posibilidades de obtener el puesto, de acuerdo a la investigación del Journal of Applied Psychology. Si usted está inseguro de su técnica, practique con un amigo o con un coach antes de ir a la entrevista.

“Existen nociones preconcebidas de los apretones de mano y lo que estos significan”, dice Jill Strange, vicepresidente de ciencias aplicadas para la compañía de software Infor.

#3. El traje aún funciona

Con la moda de ir a los trabajos con ropa más casual, quizá usted sienta la tentación de evitar el traje de corbata o de llevar sastre, pero en investigaciones publicadas en el Journal of Fashion Marketing and Management, se encontró que el vestuario tiene una gran incidencia en las primeras impresiones.

Un traje puede dar la impresión de mayor confianza en un hombre, lo hará ver exitoso o ambicioso, que alguien que se presenta a esta cita con un vestuario informal o casual. Las aspirantes femeninas que usan vestuario un poco varonil aparentan ser más agresivas y fuertes y tienen mayores oportunidades de ser contratadas, señala el informe.

#4. Preste atención a los zapatos

Si quiere tener una primera impresión de la personalidad de alguien, desvíe su mirada hacia abajo y fíjese en los zapatos. De acuerdo con un estudio de Journal of Research in Personality, la gente se fija y asume muchas cosas de las personas a partir de los zapatos que lleva.

Por ejemplo, el calzado costoso da la sensación de riqueza en quien los usa, mientras que los zapatos coloridos mandan la señal de que la persona es más extrovertida, los zapatos limpios indican que la persona es organizada o las botas, llevan a creer que quien los usa es una persona agresiva.

#5. Póngase reloj

El uso de los teléfonos celulares ha convertido el uso del reloj en un accesorio más. Pero los estudios realizados por la Universidad de Lancaster y de York, en Reino Unido encontraron que la personas que llevan puesto un reloj a sus citas dan la apariencia de ser más conscientes y responsables. En una entrevista, el reloj da la señal que usted es una persona que le gusta llegar a tiempo, o en caso de demorar un poco en llegar, este reloj puede servir para justificar un poco la tardanza, aunque por ninguna razón es recomendable presentarse tarde.

Si usted es llamado para una entrevista laboral, preste atención a los detalles y preséntese para que todo el conjunto de sus acciones sea tenido en cuenta y obtener mejores resultados.

Le puede interesar: Tips para conseguir trabajo mientras está empleado

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.