Las 9 formas en las que está dañando su carrera (sin siquiera darse cuenta)

A diario, la tecnología, la presión en las relaciones personales y las grandes cantidades de trabajo desarrollan hábitos y actitudes en usted que, sin darse cuenta, lo que hacen es “estancarlo” en su carrera profesional. ¿Cómo identificarlo?

Las 9 formas en las que está dañando su carrera (sin siquiera darse cuenta) Las 9 formas en las que está dañando su carrera (sin siquiera darse cuenta)
Actualmente aunque el panorama laboral esté tan complicado, existen factores que también dependen de cada uno de los profesionales para avanzar o simplemente quedarse quieto. Y es que hoy en día cualquier tipo de error, por acción u omisión, puede significar perder el trabajo o arruinar su reputación en su campo.

Si quizás usted es de los que siente que no puede encontrar una mejor oferta de trabajo que la que tiene actualmente o simplemente cree ha perdido la motivación por seguir creciendo y explorando su campo, algo puede estar sucediendo.

Quizás le interese también “Las peligrosas desventajas de ser muy bueno en el trabajo”.

Así, Finanzas Personales le muestra cuáles son esos 9 hábitos y actitudes con los que usted está saboteando su propia carrera, según información de Business Insider y de Money, de US News.

1. Usted tiene una excusa para todo

Sea porque lo hizo de una forma o de otra, o porque no lo hizo. No tener la responsabilidad de asumir sus propios errores es algo que “deja mucho que desear” de una persona ya que si está contratada para un cargo es para que realice las tareas que le son asignadas, en los tiempos que corresponden.

Con esta actitud, lo único que hace una persona es decir “soy incapaz y no me interesa”, por lo que puede convertirse en el inicio del fin de su reputación en esa empresa.

2. No aprende nuevas tecnologías

Esto no depende de generaciones, sino de formas que existen para ser más productivo. Money, de US News, señala que en esto también influye qué tan flexible es usted en su trabajo y cómo desarrolla nuevas habilidades de adaptación porque, si se resiste al cambio, probablemente muchos de sus colegas le ganarán las oportunidades.

FP le sugiere leer “Las 5 palabras que nunca debe usar para describirse a sí mismo”.

3. Ignora correos

Definitivamente el teléfono ya no es el medio permanente de comunicación, dado que los correos electrónicos tomaron ese lugar para hacer que los mensajes lleguen mucho más rápidos y no interfieran con las actividades cotidianas. Es por esas mismas facilidades que se espera que la persona esté disponible para que, dado el momento, ofrezca una respuesta a algún comentario o requerimiento que le hayan hecho.

Según Business Insider, lo que usted está queriendo decir es “usted no es digno de mi tiempo” y, con ello, puede estar perdiendo oportunidades importantes no sólo en su trabajo, sino también de relacionamiento.

4. Pesimismo

Esta es la peor actitud que puede tener una persona en cualquier ámbito de trabajo. Se trata de un caso de un “compañero tóxico” que cualquiera busca evitar porque en vez de ofrecer soluciones a los problemas, los aumenta.

Recuerde que actualmente lo que buscan las empresas es proactividad, es decir, ser propositivo y buscar soluciones sin que tengan que decirle que lo tiene que hacer. Además, esto también tiene que ver con el nivel de satisfacción y de valoración que usted hace y tiene de su trabajo. Nadie va a recomendar a alguien que se queja a toda hora.

5. Estar siempre a la defensiva

Si ante una sugerencia o algún comentario sobre su trabajo la primera respuesta que le surge es “pues a mí no me parece” o “no sé, no estoy de acuerdo, ¿el jefe ha dicho eso?” o siempre tiene una excusa al respecto, he ahí otro error. Esto lo único que genera es que usted sea concebido como una persona egocéntrica y elimina las posibilidades de que los demás quieran hacer retroalimentaciones a su trabajo.

Además, recuerde, actualmente hay más personas que logran conseguir y avanzar en su carrera profesional gracias a los contactos profesionales.

6. Solo da el mínimo o lo que le piden

“Porque para eso es lo que me pagan”. Es la frase más común de una persona que realmente no está comprometida con su futuro profesional, más que con la empresa para la que trabaja; ya que esto implica un reto personal para desarrollarse dentro de su campo.

Cuando no hay otras personas que vean su esfuerzo, sea su jefe o sus amigos colegas, es complicado que lleguen a su vida nuevas oportunidades laborales. Estas tampoco “caen del cielo”.

7. Deja todo para después

O lo que se conoce también como la “procrastinación”. Si usted es de los que empiezan algo y no lo termina o, peor aún, de los que se escuda en que “trabaja mejor bajo presión”, está cometiendo un fatal error que lo llevará directo a estancarse en el puesto que está.

Esto lo único que demuestra es su pereza, una baja capacidad de concentración y su propia incapacidad de ponerse retos personales ya que, a sí mismo, usted mismo está frenando su carrera.

8. Siempre llega tarde

Lo único que usted dice con este mal hábito es que no valora su propio tiempo ni el de los demás. A una persona que tiene este defecto se le considera irrespetuoso e indiferente, por lo tanto, es alguien en quien poco se va a confiar.

Lea también “Cinco secretos para una entrevista de trabajo que nunca le han dicho”.

9. Miente

Lo que destruye por completo su credibilidad. Así sea pequeña, o de esas que consideramos una “mentira blanca”, cuando usted cae en su propia trampa, está demostrando que necesita de otras actitudes (ya sea demostrar lo que no es o aparentar situaciones) para poder desempeñarse en su vida laboral y personal.

Y, como bien sabe, una vez que se pierde la confianza resulta bastante complicado recuperarla.

Puede desarrollar estas habilidades gerenciales, de manera online a través de Dinero Mentor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.