Y si llega a quedar discapacitado… ¿ya lo pensó?

Muchas personas no han considerado que quedar en una situación de ésta siempre puede llegar a ser una posibilidad en la vida y, por lo tanto, no se han preparado para ello.

Flickr Creative Commons Flickr Creative Commons

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, en Latinoamérica el 12,5% de la población sufre de algún tipo de discapacidad, es decir, son cerca de 70 millones de personas. Estos problemas de discapacidad son generados, en su mayoría por enfermedades adquiridas, accidentes de tránsito, accidentes labores y violencia doméstica.

El 3 de diciembre, precisamente, es el día internacional de las personas con discapacidad y, de acuerdo con datos de Trabajando.com, El 55% de las empresas en Colombia no contratan personas en condición de discapacidad, sea cual sea la causa.

“Es indiscutible el gran potencial, competencias, responsabilidad y compromiso que tienen este tipo de trabajadores independientemente de su condición. En algunas ocasiones, incluso llega a superar el de empleados sin ninguna condición de discapacidad. Por lo anterior, el gobierno y el sector empresarial deben continuar trabajando en programas que incentiven cada vez más la contratación de personas en condición de discapacidad, por parte de las empresas”, señaló Ricardo Garcés, country Manager de Trabajando.com.

Otros datos importantes al respecto es que el 80% de las empresas que sí contratan discapacitados, han reclutado menos de 10 personas en condición de discapacidad durante el último año y se destacan las áreas administrativa, de Producción-Calidad y Operativa, y de Servicio al Cliente.

Así, el panorama laboral para las personas con estas condiciones puede resultar un poco complicado. El tema es que nadie está exento de sufrir condiciones que generan padecimientos en personas de diferentes edades: Entre las más comunes en América Latina se encuentran las enfermedades articulares degenerativas y alteraciones visuales o auditivas; así como la diabetes, el cáncer y la insuficiencia renal.

Y esto puede traer altos costos consigo: “En América Latina, el costo de atención diaria por discapacidad es de US$30 a US$150 dependiendo de la ciudad o país, especialmente a los matrimonios, donde el factor edad tiende a afectar gravemente al hombre, en un primer momento. Este tipo de problema desestabiliza la economía del hogar, originándose un serio empobrecimiento económico luego del primer año de cuidados” comenta Anthony Sierra, CEO de BMI Seguros.

FP le recomienda “Cómo afiliarse a ARL como independiente”.

La importancia de protegerse

Quizá por eso mismo es muy importante que aquellas personas que consideren que su trabajo o su forma de vida puede llegar a ponerlos en situaciones riesgos que les pueda aumentar la probabilidad de sufrir algún tipo de accidente, pueden considerar protegerse.

“Sumado a esto, está el hecho de que los planes de gobierno en los diferentes países de la región, carecen de respaldo para estos casos”, agregó Sierra.

  • Por un lado, es de gran importancia contar con un seguro Administradora de Riesgos Laborales, ARL, que es “es un seguro obligatorio de la Seguridad Social que protege, atiende y asegura a la población trabajadora y productiva del país”. Es muy importante que, sin importar su trabajo y el tipo de contrato, usted cuente con una afiliación, que le permitirá estar protegido.

De hecho, si cuenta con un contrato de trabajo laboral o indefinido; la empresa deberá asumir el costo. Mientras que para los trabajadores independientes representa un pago que va entre 0.522%, para el riesgo 1 y 6.96%, para el riesgo tipo 5, del valor del salario.

  • Por otro lado, existe en el mercado una gran variedad de seguros, cuyo valor puede variar dependiendo de la situación y de las condiciones de cada una de las personas. Lo importante es que usted desarrolle esa conciencia necesaria con el fin de comprender que esto puede afectar notablemente su futuro y sus ingresos.

Así, usted puede encontrar productos de “seguros de vida y accidentes personales en los que existen coberturas complementarias dirigidas a proteger a sus asegurados en caso de sufrir una incapacidad total y permanente. Por ejemplo, en los productos de vida individual, la cobertura de Incapacidad total o permanente duplica el monto asegurado de la cobertura básica de muerte por cualquier causa, de tal forma que si el asegurado queda incapacitado se le paga una indemnización que le permite disponer de recursos adicionales para afrontar sus necesidades”, señaló Juliana Tobón, presidente de MetLife en Colombia.

También tenga en cuenta que muchas empresas cuentan con programas para para empleados, que puede llegar a cubrir eventos de incapacidad. “En estos casos, la cobertura también va acompañada de un amparo principal de Vida o de Accidentes Personales, y generalmente el valor asegurado es igual al de esta cobertura” añadió Tobón.

No se pierda “¡Ojo! Ninguna ARL puede negar afiliación a ningún trabajador”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.