¿Por qué el jueves se puede convertir en su día favorito?

Más conocido como el “juernes”, puede ser un día que genere tanto expectativa como desesperación, porque está muy cerca del fin de semana, pero no lo suficiente.

¿Por qué el jueves se puede convertir en su día favorito? ¿Por qué el jueves se puede convertir en su día favorito?
De todos los días de la semana, la mayoría de personas odian los lunes porque implican retomar las tareas laborales pero, no es lo mismo, si se tratara de un festivo. Otros, por ejemplo, valoran mucho el miércoles por ser “el ombligo” de la semana pero, sin duda, la gran mayoría valora mucho más un viernes que cualquier otro día.

Pero también hay razones para que empiece a disfrutar de los jueves: además de ser considerado como el mejor día para tener relaciones sexuales, según indican distintas investigaciones científicas; también puede ayudarlo a empezar a comprometerse con su trabajo y con nuevas metas personales.

FP le sugiere leer “Cómo salir a las 5 pm y dejar todo hecho en el trabajo”.

1. Por ejemplo, si busca establecer un nuevo hábito, Fast Company aconseja que se inicie un jueves. Según explica su publicación, estos días hacen que sea más fácil empezar a hacerles seguimiento, a diferencia de lo que la gente pensaría que sería el lunes, ¿por qué? Porque el lunes es el inicio de otras cosas más a las que tiene que responder y estar pendiente; mientras que el jueves será un día con pocas responsabilidades y en el que se podrá concentrar mejor.

Entonces, si busca empezar una nueva dieta, una nueva costumbre o un nuevo hábito de ejercicio, lo más conveniente es hacerlo un jueves para que no se sienta presionado y pueda dedicarle más tiempo del que le daría si fuera un lunes.

2. Otra razón para amar los jueves se basa en las promociones que muchos almacenes de cadena pueden ofrecer este día. Dado que se trata de un día intermedio en la semana en la que pocas personas tendrán disponibilidad de tiempo para hacer compras, los comercios incentivan a la gente ofreciendo descuentos en ciertos productos.

También, con el fin de incentivar ciertas actividades, lugares como teatros o cinemas ofrecen promociones que, incluso, pueden estar relacionadas con alguno de los productos financieros que usted tenga, como las tarjetas de crédito.

3. Además, el jueves es la excusa perfecta para poder entablar conversaciones con personas y fortalecer las relaciones laborales bajo la pregunta “¿qué harás el fin de semana?”. Aunque suene un poco absurdo, en ocasiones, las conversaciones en las oficinas pueden tornarse tediosas o tensas, por lo que esta pregunta siempre será la excusa perfecta para romper el hielo y conocer un poco más sobre la vida personal y los gustos de ese compañero al que poco trata y que quizá puede convertirse en una parte importante de su red.

4. También puede considerarse como el mejor día para dejar las tareas más pesadas realizadas en el trabajo. Dado que el viernes tiene un entusiasmo particular y genera una mayor motivación, pero a la vez también una sensación de “no quiero hacer nada sólo esperar a salir de la oficina”, el jueves le permitirá organizarse para darse ese lujo; eso sí, si su labor lo permite.

La mayoría de personas se sienten más entusiasmadas con la proximidad del fin de semana, por lo que esa motivación se puede traducir en un aumento de productividad.

Lea también “El dinero sí compra la felicidad”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.