Las falsas promesas laborales

Un grupo de graduados de derecho en Estados Unidos emprendió una acción legal conjunta contra 20 universidades por haberles creado falsas expectativas laborales con datos engañosos.

La pregunta de muchos egresados es cómo van a lograr devolver los préstamos con sueldos de hasta menos de 10 dólares a la hora. Foto Corbis. La pregunta de muchos egresados es cómo van a lograr devolver los préstamos con sueldos de hasta menos de 10 dólares a la hora. Foto Corbis.
Las falsas promesas para incentivar la compra de un producto las puede encontrar en cualquier parte del mundo.

El País publicó en su portal web la historia de un grupo de graduados de derecho en Estados Unidos que emprendió una acción legal conjunta contra 20 universidades por haberles creado falsas expectativas laborales con datos engañosos.

En la nota se describe la historia de Cory Bennett, licenciada en derecho por la University of San Francisco School of Law, a quien nunca se le pasó por la cabeza que, tras muchas horas de prepararse para ejercer como futura abogada y los más de 150.000 dólares invertidos en la carrera, acabaría aterrizando en Macy’s, con un sueldo de menos de diez dólares la hora.

Pero su historia no es la única, miles de licenciados de derecho en las universidades de Estados Unidos se enfrentan a la misma situación.

De acuerdo con El País, el problema radica en que las universidades atraen a sus clientes barajando datos muy atractivos de empleabilidad, con cifras de hasta por encima del noventa por ciento en cuanto al número de graduados que han conseguido integrarse en el mercado de trabajo.

“Doblar camisas en Macy’s es el destino para muchos”, asegura el abogado J.R Parker, representante de varios afectados en California.

Ahora la pregunta de muchos egresados es cómo van a lograr devolver los préstamos con sueldos de hasta menos de 10 dólares a la hora.

Las demandas

En California, donde las leyes de consumo son más estrictas que en otros estados, se han admitido las cinco demandas presentadas contra las universidades de San Francisco’s Golden Gate University, Southwestern, San Diego’s Thomas Jefferson, University of San Francisco y California Western School of Low.

Estudiar en cada una de estas universidades cuesta una media de 40.000 dólares al año.

Si prosperan las demandas se podría crear un precedente, no sólo para California, sino para casos similares que se presentan en otras partes del mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.