Lo que no se debe decir nunca en una reunión empresarial

Las opiniones en el ambiente laboral son algo de nunca acabar. El asunto radica en saber qué se puede decir o qué no se puede. Conozca el listado de lo que nunca debe decir en una reunión de trabajo.

La libertad de expresión debe existir en todas las empresas, pero tenga cuidado con decir lo que no debe. La libertad de expresión debe existir en todas las empresas, pero tenga cuidado con decir lo que no debe.
La libertad de expresión debe existir en todas las empresas, pero existen ciertas opiniones que es mejor guardarse para uno. La revista Inc realizó un listado con las frases que se escuchan en las reuniones de trabajo, pero que no deberían decirse:

1. “Permíteme darte mi opinión sobre…”
Al pronunciar esta frase, quien hablo previamente sabe que su idea va a ser criticada. Aunque el intercambio está bien visto, las críticas que no son constructivas no. Tampoco es muy bueno el escenario, pues no solo le rebate la idea a su compañero, sino a el jefe, y demás colegas. Si de primera mano sabe que su exposición no va a tener frutos, evite realizar comentarios.

2. “Te lo mandé por mail”
Aunque puede llegar a molestarle que sus compañeros no lean los mails que les envió, no tiene sentido perder tiempo en recriminárselo. Y en el caso de que sea algo importante, no pierde nada volviéndole a plantear sus ideas.

3. “Este asunto no tiene importancia”
Por demás está decir que algunos asuntos son más importantes que otros, pero tenga siempre presente que algo que puede no resultar importante para usted, puede ser una prioridad para otros. Asimismo, algo que no sea tan importante también merece ser tratado en una reunión.

4. “Nadie te apoya en tu propuesta”
Probablemente, no esté de acuerdo con la mayoría de las ideas planteadas en las reuniones laborales, pero eso no significa que deba desechar todas las que no le agraden. Justamente es con el fin de escuchar distintas opiniones que se llevan a cabo los encuentros entre empleados. Tome nota: las mejores ideas son aquellas que al principio parecen extravagantes para la mayoría de los empleados.

5. “Todas las ideas son buenas”
Por más que tenga miedo de que sus palabras no sean bien recibidas por sus compañeros de trabajo, no puede dar todas como válidas. Las malas ideas existen y son fácilmente identificables, de modo que no se debe perder tiempo en discutir acerca de ellas.

6. “Yo soy el jefe”
Seguramente hayas escuchado esta frase o similares dicha por algún jefe o persona en un cargo alto. Es real que ese es su rol, pero nunca debe dirigirse al resto de esta manera, si lo hace es porque se ha visto desbordado.

7. “Hablemos con alguien que sepa de verdad sobre la temática”
En una reunión abundan las opiniones diversas, por lo que lo menos que debes hacer es demostrarles al resto que sus opiniones no tienen ningún valor. Probablemente, algunos temas precisen ser investigados en conjunto con una persona especializa, pero en ese caso, la mejor manera de actuar es comunicarte con esa persona una vez finalizado el encuentro.

8. “¿Cuándo es la próxima reunión?”
El exceso de reuniones no es bueno para ninguna empresa y también es importante saber que en una reunión posiblemente no se llegue a una conclusión. En caso de que quieras saber si lo acordado se cumple, propone el nombramiento de un encargado para realizar el seguimiento: no convoque otra reunión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.