Los errores más comunes de las presentaciones

Si normalmente le cuesta trabajo hablar en público, las ayudas audiovisuales pueden serle de gran alivio, aunque debe saber cómo sacarles provecho, pues si no, también le pueden jugar en contra.

Los errores más comunes de las presentaciones Los errores más comunes de las presentaciones
Entre los síntomas más comunes al momento de dar presentaciones se encuentran la ansiedad y la falta de confianza, que se profundizan por errores en el PowerPoint. FP le muestra las equivocaciones más comunes y le da consejos sobre cómo arreglarlas.

Escribir ‘presentación’ en la primera diapositiva
Es sencillo. Cuando usted compra un libro, ¿ve la palabra libro en la portada? No. Sobra poner que es una presentación, la gente ya lo sabe. Simplemente ingrese el nombre de una presentación y ponga su nombre, cargo u otra información de contacto pertinente.

Decir lo que va a presentar
Nuevamente, la gente está presente porque sabe que se les va a presentar algo. No diga “bueno, preparé este PowerPoint para ustedes”. Utilice más bien una entrada distinta como una metáfora, o una cita que deje a la audiencia cautivada y pensativa.

Hacerse el sabelotodo
No vale la pena tener una actitud arrogante y asumir que la audiencia también sabe lo que usted sabe. No tenga una mente cerrada, sea humilde y deje espacios para preguntas e inquietudes de los demás.

Decir que usted sabe que la audiencia quisiera estar en otro lugar
Si empieza una frase con “Yo sé que ustedes prefieren estar en la playa con sus amigos” o algo por esas líneas, de entrada les está diciendo que su presentación es aburrida. Más bien crea en lo que les quiere decir y dígalo de forma interesante. Cuente historias personales que puedan mantener a la audiencia conectada.

Poner todo el contenido en una diapositiva
A veces es común ingresar una diapositiva en forma de índice y resumir todo en una. No lo haga porque no dejará lugar para el misterio y puede perder la audiencia. No anticipe todo el contenido.

Escribir misiones, visiones y valores
A menos que sea una presentación para entrenar empleados nuevos sobre la empresa a la que han llegado, esto va a sobrar y aburrir. Entienda la audiencia a la que va dirigida la presentación y si considera necesario incluir esta información, intente que su audiencia participe y sean ellos los que lleguen a las conclusiones de las misiones, visiones y valores de la empresa.

Poner demasiado texto en una diapositiva
Cuando existe demasiado texto en una diapositiva, la atención se divide entre el presentador y el texto disponible. Muchos se quedan leyendo y no escuchan lo que dice el presentador. Ponga solo palabras claves que le ayuden a recordar el tema del que está hablando y que sean más fáciles para conectarse con el público.

Leer las diapositivas

No subestime a su audiencia. Seguramente todos pueden leer. No los aburra dictando algo. Practique la presentación antes de hacerla, para que domine y conduzca mejor cada slide. Tómese el tiempo con un cronometro.

Poner figuras o dibujos animados

No llene sus diapositivas con animaciones que van a distraer el público y que además pueden dejarlo mal visto. Solo use animaciones y dibujos cuando sean pertinentes y le agreguen contenido valioso a la presentación.

Poner demasiadas cifras en las graficas
Las gráficas son un gran complemento en sus diapositivas, pero solo si se usan de la manera adecuada. No incluya demasiados datos porque van a distraer al público y no será claro que desea expresar. Revise el objetivo de la gráfica y deje solo las cifras necesarias. No incluya demás texto en esa diapositiva.

Usar diferentes colores de fondo y tipo de letra
Si en cada diapositiva el color cambia y el tamaño o tipo de letra cambia, tanto usted como el público se va a volver loco. No lo complique y desarrolle una línea lógica de colores y tamaños. Si quiere que los títulos se vean más grandes, hágalo pero use siempre el mismo tamaño para el título de todas las diapositivas.

Agregar sonidos
Cuando la audiencia menos lo espera, aparece un sonido al cambiar de diapositiva o al resurgir un gráfico. No lo haga, va a distraer al público. Mantenga la atención en usted.

Brindar un sumario al final
Luego de una hora de presentar, usted decide finalizar con un sumario de todo en 15 minutos. El público se puede sentir irrespetado además de repetitivo. Se supone que le han puesto atención todo el tiempo, no es bueno hacer un sumario. Simplemente recuerde los puntos más claves de la presentación y deles fuerza.

Finalizar con una diapositiva que dice ‘Gracias’
No hay necesidad de escribir eso, dígalo en persona y si quiere una diapositiva de cierre, haga una con su información de contacto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.