Los rasgos que hacen de Batman el jefe perfecto

Batman, en sus 75 años de creación, entrega lecciones a sus fanáticos en muchos campos. Y el laboral parecer ser uno de ellos, pues la consultora Sage realizó un listado sobre los detalles de este personaje que lo convierten en el jefe ideal.

Los rasgos que hacen de Batman el jefe perfecto Los rasgos que hacen de Batman el jefe perfecto

Cabe resaltar que la historieta trae consigo una gran filosofía. Pues, cuando el multimillonario Bruce Wayne pierde a sus padres, se propone convertirse en agente de justicia, por lo que comienza su entrenamiento, para lograr la lección de su mentor, Ra’s Al Ghul, “Si te conviertes a ti mismo en algo más que un simple hombre, si te consagras a un ideal, te convertirás en algo totalmente diferente.”

Es así como si usted es de aquellos que quiere convertirse en un superhéroe al direccionar sus empleados, aplique los principios que Batman utiliza para combatir a los malos.

Sin miedo:
Batman, como es lógico en un superhéroe, es una persona que se enfrenta a lo que la mayoría de personas temen. No le atemoriza confrontar a villanos grandes o pequeños, y con esta seguridad no da pie a que los villanos le venzan. Esta característica, aplicada a su empresa, le brinda seguridad a su entorno. Lo cual no quiere decir que el personaje no tenga miedo, pero no lo transmite ni a su equipo ni a sus competidores. Lo que, sin duda le lleva a sacar adelante los objetivos propuestos, gestionando los riesgos.
Trabaja en equipo:
Si bien a Batman le gusta trabajar solo, también es perfectamente capaz de hacerlo en equipo. No en vano está Robin y Bati-chica. Sin embargo el secreto no está en compartir la responsabilidad con los demás, sino en liderar pero dejar que los menos preparados se luzcan también. Y es que el buen jefe debe saber cuándo llevar la batuta solo y cuándo desarrollar los proyectos en compañía, bien sea para lograr mejores resultados, o para enseñar a los demás a asumir responsabilidades de primer cargo.
Estratega:
Batman es un superhéroe que desarrolla sus propias herramientas (batimóvil, armas, traje, etc.), y no deja que los villanos marquen el devenir de la ciudad en la que vive.Un buen jefe confía en sus capacidades, por eso las utiliza ampliamente y fija el rumbo, sin dejar que otros lo hagan por él. Sabe cuándo hay que retirarse a pensar y buscar otra estrategia mejor, sabe cuándo hay que parar. También sabe perder y ganar.

Paciencia:
Batman es un tipo paciente. El hecho de actuar solo, la mayoría de las veces, lo obliga a elegir bien sus opciones de ataque y defensa y a no poder arriesgar más de la cuenta. Por lo que sabe que las cosas no resultan de un momento a otro, sino que todo requiere de un proceso y un plan. Y esto, toma tiempo.
Deja huella:
Si hay algo que Batman tiene es marca personal. Puede que no todos lo vean como una persona agradable y alguno piense que es un tipo raro, hay que comprender que no siempre se agrada a todo el mundo, pero sus actos le han elevado a la categoría de salvador. Hasta tiene un logo que le identifica.

Un buen jefe desarrolla una buena imagen de marca personal gracias a su buen trabajo, aunque es posible que en alguna ocasión tenga que lidiar con algún daño colateral y no le agrade a alguien alguna de sus decisiones.
Batman piensa en su relevo:
A diferencia de otros superhéroes, Batman sabe que no es inmortal, por lo que sabe que algún día otra persona ocupará su lugar para ser garante de la estabilidad social de Gótica. Un buen jefe, al igual que Batman, no busca perpetuarse en el cargo, sino que sabe que todo tiene su momento y que llegado el momento, será esencial dejar a otra persona capacitada para que continúe con su trabajo.

No opondrá resistencia, sino todo lo contrario, facilitará la transición al máximo para que su objetivo siga estando vigente y apuntando hacia el éxito.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.