Los tres deberes de la cortesía profesional

Existen aspectos que son imprescindibles a la hora de trabajar, pues en el buen manejo de estos radica la empatía o no de sus colegas o superiores. Además, de ayudarle a fortalecer su imagen profesional. Conozca cuáles son.

Los tres deberes de la cortesía profesional Los tres deberes de la cortesía profesional
Existe un código, que aunque no está escrito en las reglas de su empresa, es casi sabido y aceptado por todos los trabajadores. Así que preste atención si usted es de lo que hace parte de los que no lo conocen o necesitan que se lo recuerden.

1. Vístase adecuadamente:

‘Business casual’ parece ser la tendencia que se impone en las oficinas y reuniones. Sin embargo, muchas personas aún no están claros con lo que este estilo significa. Así que asegúrese de aclarar lo que es y no es apropiado. Para algunos, esto significa pantalones drill y polos, pantalones casuales, vestidos casuales, y así sucesivamente. Algunas compañías tienen una política informal de negocios que excluye jeans o zapatos abiertos. Infórmese de lo que espera su compañía de su vestuario.

Algunas compañías tienen un código de vestimenta cuando se está trabajando en la oficina y otro cuando se está reuniendo con los clientes. La regla generalmente aceptada es que vestir como el cliente o un paso por encima, pero consulte con su supervisor.

Recuerde que existe un dicho que asegura que cada quien debe "vestirse para el trabajo que desea." Este es un buen consejo.

2. "Por favor" y "gracias" siguen siendo palabras mágicas:

Cuando usted era niño, "por favor" y "gracias" eran "palabras mágicas" que utilizaba cuando estaba pidiendo algo. Aunque todos hemos superado los recordatorios de nuestros padres, estas palabras no han perdido su encanto. Por favor y gracias le otorgan un lugar prominente en el mundo de los negocios y se las debe usar en cada oportunidad.

Mediante el uso de estas cortesías comunes, usted demuestra que respeta a las personas con las que está tratando. Incluso si usted no trabaja en un empleo de servicio al cliente, mantener una actitud de servicio al cliente, le llevará a que sus colegas y más importante aún, sus superiores se den cuenta de que es una persona positiva y cordialmente apta para los negocios.

3. Sea jugador de su equipo:

En los lugares de trabajo y campos de la carrera muchos, existe la expectativa de que va a trabajar con otras personas en proyectos durante el curso de su empleo. A veces es difícil llevarse bien con diferentes personalidades y eso es precisamente por lo que la comunicación clara es tan importante. Parte de la etiqueta de oficina se basa en trabajar bien con los demás y comunicarse de manera efectiva. Tómese el tiempo para escuchar los puntos de vista de otras personas. No siempre se puede estar de acuerdo, pero lo más probable es que se puede aprender algo nuevo por estar abierto a otras perspectivas y ser respetuoso de las opiniones de otras personas.

Aquí hay algunos consejos de etiqueta de oficinas adicionales para alentar a las relaciones de trabajo positivas:


  • Sea amable y aliente a los compañeros de trabajo.
  • Sea responsable: si dices que va a hacer algo, hágalo. Si usted es incapaz de completar una tarea por alguna razón, asegúrese de informarles a todos los miembros del equipo que se verían afectados.
  • Si comparte una oficina, sea considerado. Descubra cómo funciona su compañero de oficina y sea respetuoso. Por ejemplo, algunas personas tienen que trabajar en completo silencio, mientras que otros disfrutan de la música de fondo. Asegúrese de que usted no está haciendo que su compañero de oficina se vuelva loco con sus hábitos personales.
  • Entender que las personas son únicas y se deben ser calificadas de acuerdo a sus cualidades positivas, no sus cualidades negativas. Es aceptable no ser amigo de todos, pero trate de, al menos, ser profesional y cordial en sus interacciones.
  • Elévese por encima de los chismes de oficina. Nadie quiere ganarse la reputación de ser el entrometido oficina.
  • ¡Comunicar, comunicar, comunicar! Sus compañeros de trabajo no leen la mente, así que asegúrese de que se estás comunicando con ellos y su gerente sobre una base regular.

La etiqueta apropiada para la oficina no es difícil de aprender, pero es una habilidad que debe practicarse constantemente y mejorar a lo largo de toda su carrera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.