Las 7 cosas que su jefe quiere que sepa pero no le dice

Aunque las relaciones laborales pueden variar dependiendo de las empresas y los temperamentos de cada persona, hay algo que ellos siempre esperarán que usted haga o diga.

Las 7 cosas que su jefe quiere que sepa pero no le dice Las 7 cosas que su jefe quiere que sepa pero no le dice
Una vez usted inicia su vida laboral se da cuenta que muchas de las enseñanzas que obtuvo en la universidad realmente no sirven de mucho tanto si lo que trata es de buscar la forma de destacarse o de conseguir un ascenso. Parte del éxito de ello puede venir arraigado a su personalidad, a su compromiso o a sus estrategias de negociación.

En ocasiones puede ocurrir que usted vea cómo colegas suyos o ciertos compañeros pueden tener “mejor suerte” en su lugar de trabajo o simplemente manejar unas buenas relaciones laborales, especialmente con el jefe, sin que eso implique “ser lambón”. Y es que todo ello puede depender de una simple razón: la forma en la que perciben el sitio laboral.

Muchos de los “mejores empleados” tienen una pequeña estrategia para lograr destacarse entre sus compañeros: ponerse en los zapatos de su jefe y actuar como si esperaran de ellos mismos algo en particular. Pero esto es algo que sólo pueden poner en práctica pocas personas y que puede tomar un tiempo para aplicarlo a la vida laboral.

FP le recomienda leer “¿Cómo lograr que su jefe lo quiera?”.

Número uno

Aunque sus habilidades y conocimientos cuentan, la actitud también importa. Esto incluye tanto las relaciones interpersonales como la forma en la que usted asuma las distintas situaciones que se le pueden presentar en su día a día. Usted puede ser una persona muy productiva e inteligente, pero si no tiene la capacidad de trabajar con tolerancia, amabilidad y una actitud proactiva, podría estar echando por la borda su ascenso.

Según The Muse, esto aplica especialmente para las personas problemáticas, que se quejan con frecuencia o actúan con actitud irreverente y ‘crecida’ con los colegas de trabajo. Quienes menos oportunidades de crecimiento tienen por este tipo de actitudes, no se dan cuenta que son, por ellos mismos, que no pueden crecer profesionalmente.

Número dos

Aunque un poco ‘escuelera’, su jefe quiere saber que usted trabaja aun cuando él no está en la oficina. Teóricamente, usted no debería necesitar de una persona que esté detrás suyo verificando que realmente está haciendo lo que corresponde y no distrayéndose en internet o en sus redes sociales. Según Americanbar, aunque pueda parecer insignificante, realmente es algo que los jefes tienen muy en cuenta y existen varios mecanismos con los que se puede dar cuenta de ello: desde compañeros suyos hasta el registro que queda en su computador.

Número tres

Usted puede estar en desacuerdo con algo, pero todo dependerá de la forma como lo diga y cómo se manifieste. Lo peor que puede suceder es que escuchen comentarios suyos sobre su inconformidad o sobre las quejas que tiene, puede devolverse en contra suya. En tanto, si habla calmadamente y expone su posición, ofreciendo también alternativas, puede ver que su jefe tiene una actitud receptiva hacia sus demandas.

También le sugerimos “Las 10 señales de que usted tiene un buen jefe”.

Número cuatro

Nadie está exento de cometer errores, así que si usted sabe que cometió alguno, no tema en mencionarlo y, a la vez, ofrecer alternativas de solución. Este puede llegar a ser uno de los secretos más importantes que nunca le dirá un jefe, sino que espera que usted asuma una actitud profesional respecto a su trabajo. Incluso, esto también puede llegar a ser importante por el hecho de que es mejor que su jefe se entere de las situaciones inconvenientes “por su boca” y no por los comentarios de los demás.

Número cinco

No tienen que estarle recordando todo lo que debe hacer. Desde que usted asume un cargo, su jefe está pendiente en hacerle una correspondiente inducción mencionándole todas sus labores pero, si usted no tomó nota completa de ellas o simplemente las olvidó, esto podría ponerse en su contra, cuando su jefe se dé cuenta que no están siendo ejecutadas.

Número seis

Puede haber un trato desigual entre los empleados y esto no necesariamente tiene que ver con preferencias. Cada persona puede llegar a manejar su vida personal de forma privada y exclusiva con su directivo, así que si considera que es raro que a una persona le den algunos beneficios como ausencias constantes o eliminación de responsabilidades, pueden esconderse distintas razones que no siempre le serán compartidas.

Número siete

Finalmente no hay nada que le agrade más a un jefe que ver el compromiso y, sobre todo, el sentido de pertenencia de un empleado con la empresa o la marca para la que trabaja. Esto puede verse reflejado en prácticas básicas como el mismo consumo del producto o servicio o cuando usted invita a otros a usarlos, así como cuando en conversaciones usted defiende la conveniencia de la marca y por qué la gente debería elegirla por encima de otras.

Quizás le interese también “Lo que puede intentar hacer si su jefe le hace bullying”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.