El nuevo reto de los empleadores ‘ad portas’ del Mundial Rusia 2018

por Ángela Castillo Durán

Cuando se habla de productividad laboral se relaciona de manera errada con horario laboral y realmente tiene que ver con el rendimiento que un empleado tenga dentro de la compañía.

Istock Photo Istock Photo

¿Es usted de los que vio la final de la Champions League, o el triunfo de Del Potro en el Torneo Roland Garros, o mejor aún, está contando los días para llegar a ver los partidos del Mundial…? Pero, y sus empleados, ¿estarán contando los días también? ¿Y el trabajo? ¿Qué va a pasar con los niveles de productividad durante esos eventos deportivos?

Es hora de comenzar a planear estrategias para lograr enfrentar de la manera más amigable estos eventos sin afectar la productividad en la empresa. Debemos entender por productividad laboral como la relación entre el logro de un objetivo y los medios invertidos para conseguirlo. Entendiendo que los objetivos y las metas laborales trazadas se van logrando a medida que transcurre el tiempo, hay que analizar lo que se invierte (tiempo, recursos, etc.) para lograrlos.

Es en este punto que los líderes enfrentan un reto, el de desarrollar muy bien las competencias en las personas, ser un líder inspirador y lograr tener equipos comprometidos. Para ello se debe ser una persona muy cercana, colaborador y poco autoritario, es aprender a reinventarse cada día para también aprender a gestionar a las personas.

Siga leyendo: Tips para perderle miedo al emprendimiento

Los momentos de diversión y esparcimiento hay que tenerlos dentro de la empresa, lograr tener un buen equilibrio de la vida laboral frente a la vida personal es la tarea que todo empresario debería tener en cuenta, para lograr un ambiente laboral agradable.

Nidian Rocío Fonseca Ruiz, administradora de RED, señala que “pensar en el bienestar personal y laboral de los colaboradores es pensar en el futuro de la compañía, genera orgullo y crea identidad con las metas compartidas, buscar ir más allá de la labor diaria es parte del crecimiento del ser. El líder otorga confianza, da alas para volar y brinda herramientas para su desarrollo integral”

Según afirma Jairo Pinilla, Director de Performia Colombia, el trabajo hay que volverlo un juego. Un juego donde deben existir unos propósitos que se quieren lograr y para ello nos trazamos metas y objetivos. Donde siempre van a encontrarse barreras, las cuales debemos aprender a superar y a solucionar. Y un juego el cual si ganamos, obtenemos un premio.

De acuerdo a lo anterior, y si lo aplicamos con los empleados de una empresa, hay que trazar unos propósitos laborales que deben llegar a cumplir, que podrían ser la meta de ventas para los meses de junio y julio; superando las barreras que se puedan presentar, como bajas ventas, o incremento de días festivos en ese tiempo; y el premio puede ser poder ver los partidos de la selección Colombia en la compañía, ya que ésta ha comprado un televisor para los empleados.

Le puede interesar: Consejos para lograr que su empresa familiar trascienda en el tiempo

Como vemos esta es una relación donde así como se entrega se recibe, ya que debe ser un “gana-gana”. Y esta figura de juego es demasiado importante, ya que el dar beneficios sin nada a cambio, SÍ está generando improductividad, pues igual que en el modelo económico socialista, el hecho de darle todo a la persona genera poco compromiso

“Muchos gerentes piensan que la flexibilidad en horarios va a disminuir su productividad laboral, y es una afirmación errada, como lo comentó Juan David Tous Ramírez, Director de Comunicaciones de ManpowerGroup Colombia, ya que la productividad no tiene nada que ver con horarios”. Si el empleado está realmente comprometido con la compañía, cuando los beneficios se otorgan, la retribución del empleado se verá reflejada en su rendimiento laboral.

El mantener motivados a los empleados es una manera de lograr que los resultados o objetivos planeados se logren de manera más fácil y de manera más eficiente. Incluir dentro de la compañía actividades que estén relacionadas con los eventos externos lo que lograrán será más compromiso y pertenencia.

Para todo esto es necesario que el empleado esté tan y más comprometido como lo está la compañía, y hay que sopesar la responsabilidad vs. la afición, pues hay profesiones que requieren cien por ciento de atención, a diferencia de otras, como lo afirma Tous, de ManpowerGroup Colombia.

La consultora Gallup, asegura que “los equipos con compromiso de los empleados son un 21% más productivos.” Además, los análisis y la experiencia de esta firma midiendo los niveles de compromiso demuestran que los empleados que están comprometidos tienen un 27% más de posibilidades de realizar un trabajo excelente. Lo cual indica que un empleado comprometido hace las cosas con pasión y es capaz de lograr hasta lo imposible porque cree profundamente en lo que hace.

Definitivamente lo que no deben hacer los empleadores es negarse a las opciones para diversión de los empleados, al hacerlo, como lo dice Pinilla, de Performia Colombia, lo que estarán consiguiendo es dañar el ambiente laboral y ahí sí las ventas y las metas se verán afectadas de manera notoria.

Los empleadores deben desde ya planear unas estrategias para lograr que sus empleados puedan tener tiempos de esparcimiento y diversión atados a los compromisos laborales que han adquirido y logrando cumplir con los objetivos planeados con anterioridad.

Hay que lograr un balance perfecto entre relación vida laboral y vida personal, para que no sólo el salario sea una retribución sino los demás componentes recompensen esa labor que se realiza.

FP recomienda: Por qué reírnos en el trabajo puede ayudarnos a ser más productivos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.