¿Música para estudiar? Esa es la cuestión

Por muchos años se ha debatido si es preciso o no estudiar con música. ¿Realmente ayuda? FP le cuenta las ventajas y desventajas de repasar las lecciones con ritmo y letras.

¿Música para estudiar? Esa es la cuestión ¿Música para estudiar? Esa es la cuestión
Para algunos la mejor metodología es estudiar en completo silencio y a solas, para otras, las tácticas en grupo e incluso con música de fondo ayudan más. ¿Quién tiene la razón?

Al parecer cada persona puede adoptar una u otra metodología de acuerdo a su capacidad de concentración. Es así como FP le muestra una serie de ventajas y desventajas de cada método, según los especialistas de ExamTime.

Con Música:
En el caso de que sea de las personas que ama estudiar con música y que logra concentrarse, estos consejos pueden serle muy útiles:

1) Cada materia con su ritmo:
Así como cada asignatura tiene sus particularidades, los géneros utilizados para estudiarlas también deben ser distintos. En el caso de que el contenido a estudiar sea mecánico, lo mejor es que escuche melodías rápidas, que le ayuden a motivarse. De lo contrario, lo más conveniente es que se incline por canciones de meditación o sonidos de la naturaleza.

2) ¿Alto o bajo?
La música es utilizada como una compañía cuando se estudia solo. No obstante, es fundamental que el volumen no sea demasiado alto, ya que terminará desconcentrándose y supondrá una pérdida de su valioso tiempo.

3) Canciones mudas

Es probable que conozca las letras de sus canciones favoritas, por lo que debería elegir reproducir bandas sonoras de películas o música clásica.

4) Lista de reproducción

Si quiere alcanzar una verdadera concentración, debería crear una lista de reproducción como máximo de dos horas antes de sentarse a estudiar. De lo contrario, deberá detenerse para buscar canciones nuevas. Tampoco es bueno que escuche la radio, ya que los anuncios podrían llegar a distraerlo.

¿Por qué no es bueno estudiar con Música?

- No existe el multitasking
Respecto a la capacidad de realizar dos o más tareas en simultáneo hay muchas posturas distintas. Lo que importa aquí es que quienes están en contra de escuchar música mientras se estudia sostienen que los niveles de concentración disminuyen, ya que el cerebro entra en conflicto por tener que hacer dos tareas a la misma vez: estudiar y escuchar música. Además, plantean que no solo no produce efectos positivos, sino que aumenta los niveles de estrés y lleva a una disminución de la atención.

- Perjudica la memoria
Algunos expertos sostienen que al escuchar música el cerebro se vuelve más superficial y fragmentado, y que lo aprendido solo será recordado a corto plazo.

- Atenta contra la productividad

Quienes no están de acuerdo con escuchar música al estudiar parten de la base de que el ruido provoca una alteración en el cerebro, y que esto perjudica los tiempos de aprendizaje.

- Desconecta
Escuchar música con dispositivos electrónicos implica ingresar dentro de una burbuja y mantenerse al margen del entorno. Por eso, quienes son partidarios de sustituir la música por el silencio plantean que de esa manera nada puede afectar la concentración y que además permite a los estudiantes percibir señales del entorno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.