No más trabajo después de la seis de la tarde

Le ha llegado un mail de su jefe a las ocho de la noche. ¿Qué hace? Responde o lo ignora. La respuesta más frecuente es responder. Frente a estas prácticas hay países que están haciendo algo al respecto para acabarlas.

"Terminar la jornada de trabajo y poder disfrutar del tiempo libre es un derecho inalienable del trabajador". "Terminar la jornada de trabajo y poder disfrutar del tiempo libre es un derecho inalienable del trabajador".
Francia ha lanzado un acuerdo en el que se prohíbe que los empleados reciban correos o llamadas después del horario laboral. ¿Una tendencia que toma fuerza en el mundo? Aparentemente, puesto que los niveles de estrés laboral han aumentado en la última década más que en los últimos cincuenta años, por lo que se cree que las grandes compañías y los gobiernos deberán tomar políticas para cuidar de la salud de los trabajadores.

Si bien hoy en día la tendencia es producir lo más que se pueda, y que los smartphones han contribuido a que la gestión empresarial se facilite, también es cierto que esto está traspasando los límites del tiempo privado del trabajador y la salud del mismo.

Es por esto que en Francia se firmó un acuerdo, tras seis meses de negociaciones, por los dos principales patronales de sociedades de ingeniera, informática, consultoría y estudios de mercado (Syntec y Cinov) con los sindicatos CFDT y CFE-CGC. El acuerdo, jurídicamente vinculante, también incluye a las multinacionales como Google y Facebook, quienes tienen un inconveniente con la diferencia horaria.

Los trabajadores tendrán ahora el derecho de ignorar, si eso quieren, los correos electrónicos de trabajo que reciban tras salir de la oficina. Con el mismo objetivo, las compañías deberán asegurarse de que se cumpla esta medida.

"Terminar la jornada de trabajo y poder disfrutar del tiempo libre es un derecho inalienable del trabajador", opina Detlef Wetzel, presidente del poderoso sindicato alemán IG Metall.

No sólo es Francia:

La tendencia empieza a moverse. El ayuntamiento de Gotenburgo (Suecia) anunció esta semana que va a probar a reducir el horario laboral a sólo 6 horas diarias, (al igual que lo hizo Francia), sin recortar por ello el sueldo de sus empleados.

Según el alcalde de la ciudad, Mats Pilhem, está demostrado que tras seis horas de actividad, los trabajadores se cansan y su productividad baja. Con esta medida, que ya está dando buenos resultados en una fábrica local, el primer edil espera obtener mayor eficacia e incluso crear empleo.

Haga su parte:
Aunque en Colombia aún no se ha establecido un acuerdo parecido, usted puede empezar desde sus actividades diarias a separar su tiempo personal del laboral.

Siga las siguientes pautas que le pueden ayudar a lograrlo:
• Establezca un límite de tiempo para asuntos del trabajo en casa. (si debe hacerlo) Si tiene que consultar el correo electrónico y mensajes de trabajo en el hogar, designe un momento específico para esto. Pídale a sus compañeros de trabajo que no lo llamen para asuntos relacionados con la empresa en su tiempo libre, a no ser que sea una emergencia.

• Deje los pensamientos sobre el trabajo en el trabajo. Cuando esté en su casa, céntrese en los asuntos familiares, pasatiempos e intereses personales.

• Limite las discusiones sobre asuntos del trabajo en casa y al hablar con los amigos.

• No dé prioridad a las interacciones en chat con su jefe o compañeros. Recuérdeles que está en su horario personal.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.