Las frases que no debe decir cuando está negociando su salario

Le fue bien en la entrevista, recibió los llamados y consiguió el trabajo. Ahora viene la parte difícil: la negociación de su salario.

Las frases que no debe decir cuando está negociando su salario Las frases que no debe decir cuando está negociando su salario
Cuando discuta la negociación de su salario, parta de la iniciativa que es como cualquier otra negociación aunque lo que usted diga pueda ser clave para que termine en algo que usted quiera y esté conforme. Estas son algunas de las frases que pueden lastimar ese resultado que usted desea.

“Acepto (la primera oferta)”
Es una negociación así que no se precipite a terminarla sin que si quiera haya empezado. Esté dispuesto a escuchar varias cifras.

“Estoy esperando…. cifra”
Nunca diga la primera cifra. Usted quiere dejar espacio para discutir números y tener esa posibilidad de pedir de algún modo más de lo que le ofrecen al principio.

“¿Eso es todo lo que me ofrece?”

No diga ningún tipo de respuesta fuerte que pueda ofender al empleador, aunque usted piense que el salario que le ofrecen es para sentarse a llorar.

“No”
En las negociaciones, usted tiene que estar dispuesto a a ser flexible y presentar contraofertas cuando la cifra que le den no sea de su gusto. Si se niega rotundamente, estará cerrando la puerta a si quiera una negociación o hasta al propio trabajo que aseguró.

“Tengo otras ofertas en donde pagan mejor”
Aunque sea cierto, es mejor evitar decirlo porque además de sonar irrespetuoso puede hacer que rápidamente pierdan interés en contar con usted. Si no tiene otras ofertas, puede hacer que se quede sin nada, solo por querer sonar prepotente.

“Es mi última oferta”
No sólo suena como amenaza sino que usted no determina si lo contratan o no. Si usted dice algo por estas líneas y su pedido no es tomado, probablemente la negociación y su contrato llegue a su fin.

“Puede que esto suene demasiado pero…”

Jamás empiece con una frase como esta. No está bien asumir que lo que pide es demasiado porque directamente se lo pueden negar.

“Necesito…”
Nunca debería decir exactamente cuánto dinero necesita por motivos de gastos o deudas que tenga. No lleve a la mesa asuntos personales, esto es sobre su trabajo y las condiciones dentro del mismo.

“Yo pienso que…”
Trate de evadir frases que son inseguras y lo hacen parecer incierto de la cifra que quiere. Siempre hable con confianza.

“Yo valgo mucho más que eso”
No suene arrogante porque de entrada puede apartar el salario que desea. Por supuesto desea que se den cuenta del valor que usted puede tener en la empresa pero no lo haga de una forma tan odiosa.

"Lo mínimo que estaría dispuesto a aceptar es..."
Si les bota una cifra mínima, esto es exactamente lo que podría recibir.

“Usted puede que piense que yo no valgo eso pero…”
No lo haga. No le dé razones al empleador para que desconfíe en sus capacidades que puedan ser reflejadas con un valor.

Intente siempre estar abierto al debate pero respetando sus parámetros y cifras a la que está dispuesto a llegar para un acuerdo satisfactorio y un rendimiento óptimo en la empresa que le va a pagar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.